viernes, 6 de julio de 2007

Imagenes de la luna Hiperion de Saturno

Imagen de Hiperión, la luna de Saturno (Foto: Nature)

En su viaje desde La Tierra, la sonda "Cassini" ha enviado imágenes de gran calidad del satélite saturnino Hiperión que aparecerán en 'Nature'. Las fotografías tomadas a pocos kilómetros de distancia confirman lo que los telescopios venían mostrando con menos detalle: Hiperión es un cuerpo amorfo, cavernoso y de extrañas tonalidades.

Por su distancia a Saturno, y también por su tamaño, Hiperión es la séptima luna del planeta anillado. En la mitología griega su nombre era el de uno de los hijos de Urano y Gea; por tanto, un titán. Pero en las inmediaciones de Saturno –el Viejo Cronos, también hijo de Urano- Hiperión sólo es un “titanito”. El gran satélite de Saturno es Titán, helado satélite en cuyo interior –se especula- puede haberse desarrollado la vida. Las órbitas de Titán e Hiperión tienen una curiosa característica: están en “resonancia”. Cuando Hiperión cubre tres vueltas alrededor de Saturno, Titán recorre casi exactamente cuatro.

Pero lo que hace singular a Hiperión no es esa coincidencia, sino su aspecto. Visto de cerca es como una esponja en medio del espacio. Y, en realidad, esto es algo más que una metáfora. El séptimo satélite de Saturno es el cuerpo del sistema solar con mayor porosidad: un 40% de su interior está vacío. Lo que, por supuesto, también explica su baja densidad. Al igual que las esponjas marinas no tiene un aspecto regular. Mide 360 kilómetros en su parte más larga y sólo 225 en la más estrecha. Con semejante forma no es extraño que su eje y período de rotación sea variable. Vivir en Hiperión, si es que fuera posible, rompería los ciclos circadianos.

La superficie del satélite está cubierta por los cráteres de los objetos que han ido chocando contra él. Se supone que el mismo Hiperión es un fragmento de otro satélite que fue parcialmente destruido por un gran impacto, lo que explicaría su forma irregular. La luna está formada por agua helada y rocas, de modo que refleja una gran parte de la luz que recibe. No obstante, la luminosidad -como todo lo demás- es irregular. El borde de los cráteres, donde se encuentra el hielo más puro, brilla intensamente. En cambio, los cráteres son zonas oscuras.

Sé el primero en comentar

Seguidores

Noticias Recientes


CC 2.5Noticias de Ciencia. Template por Dicas Blogger.

Inicio