viernes, 12 de octubre de 2007

Relampagos en Jupiter y volcanes en Io

Júpiter y su luna Io. NASA/JHU/APL. (Pulsar sobre la imagen para ampliarla)

Las misiones espaciales son empresas costosas y difíciles que los científicos aprovechan al máximo, desde el primero al último día, si es posible. La nave New Horizons, que se dirige a Plutón, tardará todavía siete años en llegar allí, pero mientras tanto observa lo que encuentra en el camino. Es el caso de Júpiter, el planeta gigante del sistema solar, por cuyas proximidades pasó esa sonda de la NASA el pasado febrero.

Gracias a los datos tomados por esta sonda de la NASA, los científicos han descubierto por primera vez relámpagos en otro mundo diferente de la Tierra, en ambos polos de Júpiter. También han seguido la evolución de las nubes de amoniaco helado, han estudiado las auroras boreales y han recibido datos tomados de cerca que ayudan a comprender la estructura profunda de las nubes que envuelven el planeta. Sobre todo ello versan nueve artículos científicos que recoge la revista Science y cuyas conclusiones se presentaron en una reunión de la sociedad Americana de Astronomía (División de ciencias planetarias) celebrada en Orlando (Florida).

La New Horizons partió de la Tierra el 19 de enero de 2006 y llegará al planeta menor Plutón y su luna Caronte en julio de 2015. A su paso por Júpiter (se acercó hasta algo más de dos millones de kilómetros), los instrumentos científicos de la nave tomaron datos sobre los tenues anillos del planeta gigante, su magnetosfera y sobre sus lunas. Es la octava nave que pasa por las cercanías del sistema joviano, pero la combinación de trayectoria, tiempo y tecnología hace que cada una de ellas haya recogido información diferente. En esta ocasión se han hecho más de 700 observaciones.

"El encuentro con Júpiter fue un éxito mucho más allá de nuestros sueños más atrevidos", afirma Alan Stern, investigador principal de la misión. Su colega Jeff Moore, líder del equipo científico, explica: "El sistema de Júpiter cambia constantemente y la New Horizons estaba en el lugar correcto y en el momento correcto para presenciar algunos desarrollos interesantes". La meteorología allí era una de las prioridades. Además de la detección de relámpagos en los polos, que muestra el desplazamiento de nubes y las variaciones térmicas asociadas, los expertos han obtenido las primeras imágenes de cerca de la formación de una tormenta, una pequeña mancha roja que mide aproximadamente la mitad que la famosa gran mancha roja del planeta o un 70% del diámetro terrestre. De las cuatro grandes lunas jovianas, la sonda se centró especialmente en Io, donde detectó 11 plumas volcánicas de diferente tamaño.

Sé el primero en comentar

Seguidores

Noticias Recientes


CC 2.5Noticias de Ciencia. Template por Dicas Blogger.

Inicio