jueves, 30 de agosto de 2007

Spitzer descubre agua en un sistema planetario en formacion

Ilustración (NASA)

El telescopio espacial 'Spitzer' ha descubierto un sistema planetario en formación que guarda suficiente agua como para llenar cinco veces los océanos de la Tierra, según informa el Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL), organismo dependiente de la NASA.

Dan Watson, astrónomo de la Universidad de Rochester e investigador de dicho organismo, señaló que la importancia del hallazgo estriba en que "por primera vez estamos viendo como el agua se vierte en una región donde probablemente se formen los planetas".

El agua no es un elemento extraño en el universo. En forma de hielo existe, por ejemplo, en asteroides, anillos planetarios o cometas. Pero ésta es la primera vez en la que se observa cómo el agua empieza a formar parte de los planetas. "Ahora hemos visto que el agua, que cae en forma de hielo desde un sistema estelar joven, se evapora para después congelarse nuevamente y convertirse en asteroides y cometas", señaló Watson.

Según Michael Wenero, científico de la misión del 'Spitzer', "Hemos detectado la fase muy especial en la evolución de una joven estrella en la que el material de la vida avanza dinámicamente hacia un ambiente en el que se podrían formar los planetas".

miércoles, 29 de agosto de 2007

Los infatigables Spirit y Opportunity

Ilustración del vehículo Spirit sobre la superficie de Marte (NASA)

"Ya ni siquiera nos sorprende. Pero seguimos maravillados ante la supervivencia de estos vehículos". Éste es el estado de ánimo de Guy Webster, uno de los portavoces de la NASA, y de muchos de sus colegas, ante la nueva 'demostración de fuerza' de los dos pequeños titanes.

El último incidente tuvo lugar en junio. Los vehículos quedaron atrapados por una tormenta de polvo que cubrió los paneles solares que les proporcionan la energía necesaria para moverse y comunicarse con la Tierra. Los técnicos que los controlaban desde la Tierra señalaron que habría una reducción en el alcance de sus brazos robóticos, con una caída paralela de la "memoria" en sus sistemas informáticos. En su opinión, había llegado el final de la misión.

Pero una vez más se equivocaron, y como aves-fénix que renacen de las cenizas los dos vehículos han vuelto a recuperar su movilidad. 'Opportunity' avanzó 13 metros hacía el borde del cráter Victoria. 'Spirit' se acercó más de medio metro a una roca para conseguir un ángulo propicio para enviar imágenes de ella a la Tierra. Son pequeños recorridos; pero que parecían imposibles hace dos meses.

La situación es esperanzadora. "Poco a poco se están recuperando y creemos que en las próximas semanas estarán acercándose a su funcionamiento casi normal", señaló Webster. Por su parte, John Callas, director del proyecto, observó que "la situación climática y la de energía continúan mejorando, aunque muy lentamente para ambos vehículos".

En efecto, el suministro de electricidad recibido por 'Opportunity' de sus paneles solares aumentó a 300 vatios/hora el 23 de agosto; es decir, el doble de hace cinco semanas, aunque menos de la mitad de hace dos meses. Por su parte, los paneles de 'Spirit' también están suministrando alrededor de 300 vatios/hora.

No obstante, los dos vehículos presentan numerosos 'achaques', propios de su edad. Los ingenieros que los diseñaron no esperaban que su vida útil superase los tres meses; y ya llevan dos años 'correteando' por la superficie del planeta. El motor de la rueda derecha de 'Spirit' ha dejado de funcionar, y una de las lentes de su cámara espectrográfica continúa afectando la claridad de las imágenes que transmite a la Tierra. En 'Opportunity' se ha interrumpido el circuito del calefactor, y su brazo robótico funciona sin defensa contra los ciclos diarios de temperatura del planeta, lo que intensifica el desgaste.

Los ingenieros reconocen que es poco lo que pueden hacer para que los vehículos trabajen igual que hace dos años. Pero tampoco cabe pedirles más. Durante estos dos años cada vehículo ha recorrido más de siete kilómetros, once veces más de lo previsto. En conjunto, han transmitido más de 150.000 fotografías de la superficie del planeta. Entre sus descubrimientos quizás el más relevante sea el de que una vez hubo agua en el planeta rojo.

domingo, 26 de agosto de 2007

Descubren un enorme agujero en el universo

Imagen del agujero descubierto con los radiotelescopios del NRAO (Foto: Rudnick et al., NRAO/AUI/NSF, NASA)Tres astrónomos de la Universidad de Minnesota han descubierto un enorme agujero en el universo que carece tanto de materia normal como estrellas, galaxias o gas, como de la misteriosa 'materia negra'. El hallazgo será explicado con detalle en un artículo que se publica en 'Astrophysical Journal'.

Lawrence Rudnick, investigador de la Universidad de Minnesota, afirma que "no sólo nadie había encontrado nunca un agujero tan grande, sino que no esperábamos encontrarlo". Liliya R. Williams, otra de los astrónomos, indicó que "lo que hemos encontrado no es normal, ya sea basándonos en estudios de observación o en simulaciones informáticas de la evolución a larga escala del universo".

Desde hace años se sabe que el universo tiene agujeros en los que prácticamente no hay materia; pero la mayoría son mucho más pequeños que el que han descubierto los astrónomos norteamericanos. De hecho, el número de agujeros crece conforme su tamaño es menor. De ahí lo inusual de este hallazgo.

El descubrimiento ha sido posible gracias a las observaciones realizadas con radiotelescopios de largo alcance del Observatorio Nacional de Radioastronomía (NRAO). La región vacía tendría casi mil millones de años luz de extensión, y se encontraría entre 6.000 y 10.000 millones de años de la Tierra, en la constelación (desde la perspectiva terrestre) de Eridano, al suroeste de Orión.

Precisamente hace una semana el satélite de la NASA Chandra descubrió la presencia de 'materia oscura' en extensas regiones del universo, pero no especialmente cerca de las galaxias, lo que complicaba las interpretaciones cosmológicas habituales.

sábado, 25 de agosto de 2007

Una megainundacion separo a Gran Bretaña de Francia

Una megainundación separó a Gran Bretaña de Francia. Foto ICLUna megainundación separó a Gran Bretaña de Francia hace cientos de miles de años, cambiando el curso de la historia británica, según una nueva investigación.

El estudio, desarrollado por Sanjeev Gupta y Jenny Collier del Imperial College de Londres, ha revelado espectaculares imágenes de un enorme valle de decenas de kilómetros de ancho y hasta 50 metros de profundidad, tallado por la naturaleza en el lecho de roca caliza del fondo del Canal de la Mancha.

Utilizando las ondas de un sonar de alta resolución, el equipo capturó imágenes de un mundo sumergido que se ha conservado notablemente bien en la cuenca del canal. Los mapas resaltan las profundas marcas de la erosión y los relieves creados por los torrentes de agua que se precipitaron sobre la cuenca del canal.

Al norte de ese lugar, había un lago que se formó en el área que hoy ocupa la zona sur del Mar del Norte. Era alimentado por el Rin y el Támesis, estaba cerrado al norte por glaciares, y al sur por la colina de caliza de Weald-Artois, que abarcaba el Estrecho de Dover (Paso de Calais).

Se cree que una elevación del nivel del lago condujo a que se produjera finalmente una brecha en la colina de Weald-Artois, excavando un masivo valle a lo largo del Canal de la Mancha, que estuvo expuesto durante un período glacial.

Se estima que en su punto máximo, la cataclísmica inundación pudo durar varios meses, descargando una cantidad de agua estimada en alrededor de un millón de metros cúbicos por segundo. Este flujo fue una de las mayores megainundaciones de las que queda constancia en la historia, y pudo haber ocurrido hace entre 450.000 y 200.000 años.

Los investigadores creen que la brecha en la colina de Weald-Artois y las inundaciones subsiguientes reorganizaron las desembocaduras de los ríos en el noroeste de Europa, reencauzando el río combinado Rin-Támesis a través del Canal de la Mancha, para formar el Río del Canal.

La brecha y la permanente separación de Gran Bretaña también afectaron a las pautas de su ocupación humana temprana. Los investigadores especulan con que los cambios inducidos por la inundación de la topografía crearon barreras a la migración que llevaron a una completa ausencia de seres humanos en Gran Bretaña hace unos cien mil años.

Este evento prehistórico reescribe la historia de cómo Gran Bretaña se convirtió en una isla y puede explicar por qué su temprana ocupación por seres humanos se detuvo abruptamente durante casi 120 mil años.

jueves, 23 de agosto de 2007

Compsognathus, el dinosaurio mas veloz

Reconstrucción del 'Compsonathus' (AGE)

Un grupo de científicos de la Universidad de Manchester ha empleado simulaciones por ordenador para estimar la velocidad que podrían alcanzar los dinosaurios. El ganador de esta peculiar carrera ha sido un dinosaurio muy pequeño, del tamaño de un gato, que correría a 64 kilómetros/hora. Los resultados de esta investigación han sido publicados en 'Proceedings of the Royal Society B'.

El animal es conocido como 'compsognathus'. Vivió hace 150 millones de años. Tenía el aspecto de un lagarto; pesaba tres kilos y podía cubrir cien metros en poco más de seis segundos; lo que resulta notable teniendo en cuenta su pequeña dimensión. Aún más: podría ser el animal de dos patas más rápido que se conoce, vivo o extinguido.

El dinosaurio podía alcanzar una velocidad próxima a los 64 kilómetros/hora, lo que le permitiría adelantar a un avestruz, el ave viva más rápida -sobre tierra-. También superaría al 'velociraptor', un dinosaurio al que se le atribuye, en el mismo nombre, una gran velocidad.

Para llegar a estos resultados los investigadores se valieron de un ordenador de gran capacidad, en el que introdujeron los detalles de la anatomía de varios tipos de dinosaurios, como el 'velociraptor', el 'tiranosaurio rex' o el 'alosaurio'. Se trata de animales muy diferentes, aunque sólo sea por el tamaño. El 'tiranosaurio' pesaba hasta seis toneladas, mientras que el pequeño 'compsognathus' sólo llegaba a los tres kilos.

jueves, 16 de agosto de 2007

La estrella Mira arrastra una enorme estela

Detalle de la estrella 'Mira' (NASA)El satélite Galaxy Evolution Explorer (Galex) de la NASA ha descubierto una estela extraordinariamente larga, parecida a la de un cometa, procedente de la estrella Mira. Los responsables de la investigación coincidieron en que "nunca se ha visto algo similar alrededor de una estrella".

La estela que arrastra Mira mide 13 años luz; es decir, tres veces la distancia que separa el sol de su estrella más cercana, alfa-centauro. Sin embargo, la estela nunca había sido observada porque sólo brilla en la luz ultravioleta. Precisamente el satélite Galex, puesto en órbita en abril de 2003, posee un telescopio de 50 centímetros de diámetro que observa galaxias en busca de fuentes de luz ultravioleta. Fue así como se topó como la estela de Mira.

La estrella no es ninguna desconocida en el firmamento. Fue descubierta en 1596 por el astrónomo alemán David Fabricius. Su nombre deriva del latín, y significa 'maravilloso'. Esto hace que el descubrimiento sea aún más sorprendente. A decir de Mark Seibert, uno de los descubridores de la estela, "es simplemente increíble descubrir una característica tan importante de un objeto que se conoce, y ha sido estudiado, desde hace 400 años". El investigador principal de Galex, Christopher Martin afirmó que "me quedé impactado cuando vi una estela tan inesperada como enorme, detrás de una estrella tan conocida".

Por ahora no existe una explicación. "Éste es un fenómeno completamente nuevo para nosotros y todavía tratamos de entender la física que implica", dijo Seibert, quien adelantó que la NASA va a estudiar con detenimiento la estela. En su trayecto desprende carbono, oxígeno y otros elementos de los que, hipotéticamente, incluso podría surgir la vida, según uno de los expertos de la agencia espacial estadounidense.

Mira forma parte de un sistema binario formado por dos estrellas: 'Mira A' -que es la que arrastra la estela- y 'Mira B'. La primera es una gigante roja que se mueve a gran velocidad, a 130 kilómetros por segundo; "inusualmente más rápido" que otras gigantes rojas, explicó Martín. 'Mira B' es una enana blanca, una estrella más densa y pequeña. Desde la perspectiva terrestre el sistema se sitúa en la Constelación de la Ballena; a unos 350 años luz de la Tierra.

miércoles, 15 de agosto de 2007

Una nueva especie de dinosaurio en China

El Hylaeosaurio es uno de los dinosaurios que pertenece a la familia de los nodosaurios. (Paleored)

Una nueva especie de dinosaurio, que vivió hace 100 millones de años y estaba dotado de una fuerte coraza corporal, ha sido identificada por científicos chinos y japoneses en el sureste de China, según un artículo publicado por estos expertos en el último número de Acta Geológica Sínica. Los científicos han bautizado al animal Zhejiangosaurus Lishuiensis, en homenaje al lugar donde fue descubierto por accidente (la localidad de Lishui, en la provincia de Zhejiang), durante las obras de una carretera.

Según los resultados de la investigación, que ha durado más de siete años, el animal, de sólo un metro de alto y seis de largo, pertenecía la familia de los nodosaurios, con restos muy abundantes en Norteamérica pero muy escasos en China, donde hasta ahora sólo se había encontrado un fósil.

El artículo, publicado por la Sociedad Geológica de China, describe la nueva especie como un herbívoro de "temperamento moderado" y una impresionante armadura natural, que incluía placas óseas a modo de escamas sobre el lomo del dinosaurio y, sobre ellas, dos filas de agudas espinas en forma de punta de lanza.

Tras el descubrimiento de los restos de este animal, en 2000, un equipo de cinco expertos chinos dirigido por un colega japonés, Yoichi Azuma, condujo las investigaciones.

Angkor era tres veces mas grande de lo que se suponia

Imagen aérea del lugar antiguamente ocupado por un templo urbano (PNAS)Gracias a los satélites de la NASA, un equipo internacional de investigadores ha descubierto en las ruinas de Angkor, Camboya, al menos 74 nuevos templos, más de 1.000 charcas artificiales, y varios sistemas de irrigación complejos que alcanzaban los 25 kilómetros. Así pues, el lugar, que desde 1983 forma parte del Patrimonio de la Humanidad, era unas tres veces más grande de lo que se pensaba. El trabajo ha sido publicado en la revista 'Proceedings of National Academy of Science'.

Para llevar a cabo esta tarea el equipo de investigadores se sirvió de fotografías aéreas y de imágenes de radar proporcionadas por un satélite de la NASA. Como explica Damian Evans, de la Universidad de Sydney, y uno de los autores del trabajo, "el radar puede apreciar las diferencias en el tamaño de las plantas y en la humedad que se derivan de variaciones en el suelo de menos de un metro".

El nuevo mapa triplica la extensión anteriormente atribuida al complejo. El área urbana y periurbana de Angkor alcanzaría los 3.000 kilómetros cuadrados de superficie; es decir, más de de dos veces la de la ciudad de Los Ángeles, en Estados Unidos; que es la más extensa del mundo.

El tamaño también puede explicar uno de los misterios de este sorprendente reino: su rápida desaparición. A luz de este trabajo se refuerza la hipótesis de que Angkor murió como consecuencia de su propio éxito. El mismo crecimiento urbano llevó a un desequilibrio entre recursos y población. La ciudad creció sobre los bosques que la rodeaban, lo que provocó problemas de agotamiento del suelo y erosión. Las inundaciones, causadas por esos mismos procesos, habrían puesto fin a la que, sin duda, fue una brillante civilización.

viernes, 10 de agosto de 2007

Un nuevo modelo climatico preve mas calor a partir de 2009

La próxima década llegará cargada de un calor sofocante que hará subir los termómetros hasta temperaturas superiores a las registradas en 1998, conocido por ser el más caluroso que se recuerda a nivel global. Así lo vaticina un nuevo modelo de predicción climática que asegura que las altas temperaturas serán una constante al menos durante la mitad de la próxima década - a partir de 2009- , y que el ritmo actual de calentamiento frenará durante los próximos años para volver a dispararse de nuevo años más tarde.

Estos son algunos de los pronósticos que hace el Centro Hadley de Predicción e Investigación Climática de Exeter (Reino Unido), a través de su nuevo modelo de predicción del clima global, que arroja algunos interrogantes sobre los métodos utilizados hasta el momento por los expertos de la meteorología e introduce en escena nuevos factores a tener en cuenta para predecir el tiempo a corto y a largo plazo.

Según el nuevo modelo, dado a conocer por la revista «Science», no basta con fijarse en la radiación solar, los aerosoles atmosféricos o los gases de efecto invernadero -todos ellos afectados por los cambios externos al sistema climático-. Ponen el acento sobre los cambios naturales que se producen dentro del sistema climático, como el estado y las fluctuaciones de los océanos y la atmósfera.

Uno de los muchos ejemplos que citan los científicos es el fenómeno climático conocido como «El Niño», que se reproduce cíclicamente a causa de la fluctuación en la circulación de los océanos y las anomalías en el calor que albergan los océanos. «Ignora las condiciones del océano y arruinarás tus predicciones del calentamiento global para 2020», afirma el científico Richard A. Kerr.

¿Significa esto que habría que desechar los pronósticos sobre el calentamiento global que han sido realizados en base a las emisiones de gases con efecto invernadero? Según Doug Smith y sus colegas científicos, no se trata de excluir estas tesis pero denuncian que «hasta ahora los meteorólogos se preocupaban de los efectos de los gases con efecto invernadero sobre el clima ignorando lo que ocurre de forma natural».

Según el centro de predicción británico, estas variaciones naturales podrían provocar cambios a corto plazo muy diferentes a los que se espera que se produzcan durante el próximo siglo como consecencia de la actividad humana. Muchos han sido los pronósticos, los estudios que en los último dos años han advertidos del calentamiento global como consecuencia de la emisión de gases con efecto invernadero.

En este sentido la UE ha sido líder a nivel mundial en tomar la iniciativa para poner freno a las emisiones de CO2 a través de su sistema de comercio de emisiones (ETS, en sus siglas en inglés), cuya primer fase está a punto de concluir sin que el balance de resultados sea demasiado positivo.

miércoles, 8 de agosto de 2007

Spitzer detecta una gigantesca colision cosmica

El observatorio espacial Spitzer de la NASA captó una de las mayores colisiones cósmicas en la historia de la astronomía. EFE/Nasa

El observatorio espacial "Spitzer" de la NASA ha captado una de las mayores colisiones cósmicas en la historia de la astronomía, informó el Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de Estados Unidos.

Se trata de cuatro galaxias que han chocado entre sí esparciendo en el cosmos miles de millones de estrellas, según el laboratorio de la NASA en un comunicado. En última instancia esas cuatro galaxias quedarán reducidas a una sola que tendrá una masa superior 10 veces a la de la Vía Láctea donde reside el sistema solar de la Tierra.

"La mayoría de las galaxias se fusionan en un choque como si fueran automóviles compactos", manifestó Kenneth Rines, del Centro de Astrofísica Harvard-Smithsonian. Sin embargo, "lo que tenemos aquí es el choque de cuatro camiones cargados con arena que se disemina por todas partes", señaló.

La fusión de cuatro galaxias fue descubierta accidentalmente por el telescopio espacial cuando realizaba una exploración de un conjunto galáctico llamado CL0958+4702 situado a casi 5.000 millones de años luz de la Tierra.

Los datos de Spitzer muestran que en esta fusión hay muy poco gas, a diferencia de otras fusiones galácticas, señaló Rines. Añadió que la información que ha suministrado el telescopio es "la mejor evidencia de que las galaxias del universo se formaron recientemente a través de grandes fusiones".

lunes, 6 de agosto de 2007

Hallan un femur y una tibia de un gran dinosaurio en Burgos

Vista de un fémur y una tibia en Burgos. (Foto: EFE)

Un fémur y una tibia de más de un metro de longitud pertenecientes a un gran dinosaurio han sido hallados en el yacimiento de La Tejera, en el término municipal de Barbadillo del Mercado (Burgos), en el que se excava desde el pasado 31 de julio.

El director de las excavaciones, Fidel Torcida, explicó que se trata de piezas cuya existencia era conocida, puesto que una parte había quedado al descubierto como consecuencia de la erosión provocada por el agua.

Explicó que esta fue la razón principal de que se decidiera este año actuar de forma urgente en este yacimiento, ya que de no hacerlo se podía poner en riesgo el patrimonio arqueológico que contiene.

Estas piezas recuperadas pueden pertenecer a un dinosaurio ornitópodo, probablemente un iguanadóntido. Los restos pertenecen a un dinosaurio herbívoro, de un gran tamaño, ya que el fémur mide 1,20 metros de longitud y la tibia 1,10; lo que hace pensar que podía pesar una cinco toneladas.

El director de las excavaciones recordó que en este mismo yacimiento hace varios años se recuperó una escápula de un iguanodón de hace unos 130 millones de años. Además se han encontrado restos de otros animales, como dientes de cocodrilo y restos de tortugas.

Una vez recuperadas todas estas piezas no se continuará con la excavación en este yacimiento, ya que para ello sería necesaria la utilización de una pala excavadora para mover el terreno.

Fidel Torcida señaló que el Colectivo Arqueológico de Salas de los Infantes (Burgos), que promueve la excavación, no dispone de presupuesto suficiente para continuar con la misma. Estos dos grandes huesos serán trasladados al Museo de Dinosaurios de Salas de los Infantes que próximamente será incluido en la red regional de museos.

sábado, 4 de agosto de 2007

Cassini descubre el posible origen del anillo G de Saturno

Sección del anillo G de Saturno - NASA

Los científicos han dado un significativo e importante paso adelante en la comprensión de la dinámica del magnífico y misterioso sistema de anillos de Saturno.
El comportamiento de un anillo en particular -el anillo G -, ha desconcertado a los expertos.


Sus partículas de polvo deben esparcirse porque no hay lunas cercanas que las mantengan en su lugar, o que las alimenten. Pero la misión Cassini a Saturno ha arrojado nuevas luces sobre el tenue y estrecho anillo, mostrando que interactúa con un anillo saturniano mucho más distante.

El trabajo, publicado en la revista Science, también revela la extraña estructura del anillo. El anillo G es uno de los lejanos y extremos anillos de Saturno: está localizado a más de 168.000 kilómetros del centro del planeta, y a mas de 15.000 kilómetros de la luna más cercana.

"Es un anillo de polvo", explicó Matthew Hedman, un investigador asociado a la Universidad de Cornell, y director del estudio. "Igual que los anillos E y F, el anillo G está compuesto principalmente de diminutos granos de hielo".

Para que los anillos permanezcan en su sitio, ellos necesitan algo que les suministre constantemente más polvo y hielo, o un objeto grande, por ejemplo una luna, para confinar las partículas en la banda a través de sus interacciones gravitacionales.

La luna Encelados directamente suministra nuevo material al cercano anillo E, mientras que los satélites Prometeo y Pandora podrían ayudar a sostener las partículas dentro de la estrecha región del anillo F. "Pero el anillo G no está localizado cerca de una luna, y eso es lo que lo hace tan extraño", explicó el doctor Hedman.

La información de la misión Cassini-Huygens a Saturno, una colaboración entre la Agencia Nacional para la Aeronáutica y el Espacio (NASA), la Agencia Espacial Europea (ESA) y la Agencia Espacial Italiana (ASI), ha permitido a los científicos examinar el anillo G más detalladamente que nunca.

Hay partículas de hielo en el arco brillante del borde interior del anillo
Además de minúsculos granos de polvo esparcidos de manera uniforme alrededor del anillo, había también un arco brillante en una sexta parte de la banda que contenía partículas heladas más grandes, que van de pocos centímetros a pocos metros.

El doctor Hedman explicó que "uno esperaría que este material se dispersara, pero se mantenía junto. La pregunta es cómo". El equipo descubrió que la órbita del anillo interactúa con Mimas, la mayor de las lunas de Saturno localizada a 15.000 kilómetros, y que su influencia gravitatoria hace que las partículas se acumulen en el arco brillante del borde interno del anillo.

Es el fenómeno de las resonancias magnéticas, que tienen influencias interesantes, y que pueden confinar el material dentro del anillo. Según los científicos, los micro meteoritos colisionan permanentemente con esas partículas que están dentro del anillo, y generan nuevas partículas más pequeñas que posteriormente se dispersan por todo el anillo.

Son esas partículas más pequeñas las que producen el brillo que caracteriza el arco. "Todo el anillo G podría provenir de un arco de polvo que permanece unido gracias a la interacción con Mimas," afirman los científicos en la Revista Science.

Seguidores

Noticias Recientes


CC 2.5Noticias de Ciencia. Template por Dicas Blogger.

Inicio