lunes, 26 de noviembre de 2007

Descubren un tipo desconocido de enana blanca en la Via Lactea

Recreación artística del nuevo tipo de enana blanca. (Foto: Reuters)Astrónomos de EEUU han detectado en la Vía Láctea ocho ejemplos de una nueva categoría de estrella que pertenece a la familia de las llamadas enanas blancas, pero nunca se había identificado hasta ahora.

Las enanas blancas constituyen la fase terminal en la que se convierten la mayor parte de las estrellas. De hecho, el 97% de los cuerpos estelares(incluyendo nuestro Sol) acaban transformándose en enanas blancas cuando se aproximan al final de su existencia.

Estas estrellas tienen una masa aproximadamente equivalente a la del Sol, pero sólo son un poco más grandes que la Tierra ya que pierden su capas externas, dejando sólo un núcleo pequeño, denso y con muy poca luminosidad. Son, en definitiva, estrellas moribundas que surgen tras el colapso de la fusión nuclear en su interior.

Lo que diferencia a la nueva categoría de enana blanca, cuyo descubrimiento se acaba de publicar en la revista 'Nature', es que posee una atmosfera de carbono. El astrofísico Patrick Dufour, de la Universidad de Arizona, y sus colaboradores han detectado ocho objetos con esta característica insólita, ya que hasta ahora todas las enanas blancas conocidas tenían atmósferas de hidrógeno o de helio.

La hipótesis con la que trabajan los autores del hallazgo es que esta nueva categoría de enana blanca surge tras el colapso de estrellas mucho más masivas que el Sol, aunque no lo suficientemente grandes como para explotar como las supernovas.

"Ha sido un descubrimiento totalmente inesperado porque todas las enanas blancas que habíamos detectado hasta ahora tenían atmósferas ricas en hidrógeno o helio, así que nos encontramos ante una estrella completamente nueva", explica Dufour.

Las ocho nuevas enanas blancas se encuentran en nuestra propia galaxia a una distancia de la Tierra de entre 1.000 y 2.000 años luz.

Además, los astrónomos han identificado al menos otras dos enanas blancas que podrían clasificarse tambíén en esta nueva categoría. Todas ellas se encuentran dentro de un grupo de 10.000 enanas blancas que se han identificado en un rastreo masivo que se ha realizado recientemente.

"Nuestro próximo gran desafío será explicar cómo se forman estas nuevas estrellas y descubrir lo que esto nos puede enseñar sobre la evolución estelar", concluye Dufour.

jueves, 22 de noviembre de 2007

Escorpion marino gigante con casi 400 m.a.

Comparación entre el tamaño del escorpión marino y un ser humano. (Foto: Biology Letters)Un grupo de científicos de la Universidad de Bristol (Gran Bretaña) han hallado la extremidad fosilizada de lo que han identificado como un escorpión marino de proporciones gigantescas, que, según sus cálculos, llegó a medir hasta dos metros y medio.

El descubrimiento, detectado en Alemania en una rocas con una antigüedad de unos 390 millones de años, confirma la teoría de que insectos, arañas y especies similares eran criaturas mucho más grandes de lo que lo son actualmente.

El doctor Simon Braddy, del departamento de Geología de la citada facultad, es coautor de un artículo que aparece publicado en la publicación digital Biology letters y en el que especifica la importancia de este hallazgo.

"Es un descubrimiento sorprendente. Sabíamos que en la antigüedad algunas especies alcanzaron dimensiones superiores a las que tienen actualmente, pero hasta ahora no habíamos podido concretar que tamaño llegaron a alcanzar", afirma Braddy

Los restos fosilizados pertenecen a un escorpión marino o euriptérido, cuya denominación científica es Jaekeloptrerus rhenaniae, y que vivió entre 255 y 460 millones de años atrás. Fue localizado en una mina próxima a la localidad alemana de Prüm.

La extremidad es de 46 centímetros de longitud, lo que ha permitido establecer la proporción para establecer que la criatura alcanzó los 2,5 metros, casi 50 centímetros más que las estimaciones previas sobre estos artrópodos.

Los científicos consideran que los euriptéridos son la extinguida especie acuática que dio origen a los escorpiones y, probablemente, a todos los arácnidos.

domingo, 18 de noviembre de 2007

Los velociraptor tenian un sistema respiratorio como el de las aves marinas

Los velociraptor tenian un sistema respiratorio como el de las aves marinas

Un estudio publicado en “Proceedings of the Royal Society Biological Sciences” ofrece, por primera vez, una explicación de cómo los dinosaurios velociraptor y otros terópodos –dinosaurios carnívoros de dos patas– podrían haber respirado, empleando sistemas respiratorios como el de las aves marinas actuales.

De acuerdo con investigadores de la Universidad de Manchester, en el Reino Unido, al igual que la mayoría de los pájaros, estos dinosaurios tenían –además de pulmones– sacos de aire adheridos a su espina dorsal. Este sofisticado sistema de respiración les habría ayudado a perseguir a sus presas con gran velocidad.

“Numerosos estudios han mostrado que los dinosaurios eran ancestros directos de los pájaros y nosotros hemos identificado una serie de características de aves en los terópodos”, dijo Jonathan Codd, biólogo de la universidad mencionada que lideró la investigación.

El descubrimiento apoyaría esta conjetura y mostraría que las similitudes también se extenderían a las estructuras respiratorias, y que estos dinosaurios tenían todo lo necesario para respirar por medio de un sistema respiratorio de sacos de aire como en las aves. El hallazgo se basa en la identificación de pequeños huesos como los que, en el caso de los pájaros, actúan como impulsores y mueven las costillas hacia arriba y hacia abajo insuflando aire a los sacos.

Los investigadores estudiaron fósiles en colecciones y museos de todo el mundo, y encontraron que algunos dinosaurios tenían huesos móviles y pequeños, denominados unciformes.

El paleontólogo Phil Manning de la Escuela Ambiental y de la Tierra de la Universidad de Manchester, que también participó del trabajo, estudió restos fósiles de dinosaurios “maniraptoran” y peces extinguidos tales como el Archaeopteryx, y encontró que las estructuras de respiración también estaban presentes en los dinosaurios. “Nosotros los mamíferos tenemos un diafragma que nos permite cambiar el volumen de los pulmones cuando respiramos”, dijo Manning.

Los pájaros, descendientes de los dinosaurios como se cree, no tienen diafragma y usan su esternón en combinación con sus músculos, anexados al sistema unciforme que impulsa su eficiente respiración.

Según Codd, el trabajo realizado muestra que la forma en que los pájaros respiran es más compleja de lo que originalmente se pensaba. El sistema unciforme consiste en pequeños huesos que actúan como palancas para mover las costillas y el esternón durante la respiración.

“Creemos que los dinosaurios tuvieron un efectivo sistema respiratorio, dado que sabemos que el de los pájaros es eficientemente alto y tiene muchas adaptaciones que les permiten volar, una tarea que les demanda mucha energía”, explicó Codd.

De acuerdo con las conclusiones de los científicos, el proceso unciforme, presente en casi todas las especies vivientes de pájaros y también en los restos fósiles de algunos dinosaurios terópodos, fue una adaptación clave en el proceso de cambio de volumen en el pecho para poder respirar. Esto apoyaría la teoría de que el eficiente sistema respiratorio de los dinosaurios terópodos los convertía en veloces depredadores cuando perseguían a sus presas.

miércoles, 7 de noviembre de 2007

Descubren nuevo planeta en la estrella Cancri 55

Recreación artística del nuevo sistema- REUTERS

Un grupo de astrónomos de la Universidad de Berkeley, en California, ha descubierto un quinto planeta en órbita cerca de la estrella Cancri 55. La importancia de este hallazgo reside en que dicho sistema es el único, además del nuestro, que se conoce con tantos planetas.

"Este descubrimiento marca un excitante paso adelante en la búsqueda de mundos como el nuestro", ha comentado Michael Briley, astrónomo de la Fundación Nacional de Ciencia (NSF) de Estados Unidos.

Este quinto planeta, que es 45 veces más grande que la Tierra, acaba de salir a la luz después de casi 20 años estudiando la estrella Cancri 55, que está situada a 41 años luz en dirección a la constelación de Cáncer y que orbita una estrella que es similar en masa y edad a nuestro Sol.

Debra Fischer, otra de las investigadoras de la Universidad de San Francisco, ha dicho que en este planeta, que orbita dentro de la zona considerada potencialmente habitable de la estrella, podría haber agua en forma líquida, y aunque es una formación de gas, el agua líquida podría estar en su superficie o en satélites rocosos aún por descubrir.

"No hemos encontrado un sistema gemelo al nuestro, porque los 4 planetas cercanos a la estrella son todos del tamaño de Neptuno, o más grandes", ha dicho Geoffrey Marcy, uno de los científicos que ha trabajado en la investigación, y añadió que es optimista en que las investigaciones puedan progresar hacia el descubrimiento de un planeta rocoso en cuestión de pocos años.

Otra de las cosas que más ha intrigado a los científicos es el enorme agujero que existe entre este planeta y el resto de los de sus sistema, por lo que no se descarta que en este espacio pudieran existir otros muchos planetas del tamaño de la Tierra que todavía no son visibles para los científicos. Así mismo, añaden que Cancri 55 se puede ver fácilmente desde la Tierra con unos buenos prismáticos en el momento justo y durante una noche despejada.

viernes, 2 de noviembre de 2007

Mars Express detecta nuevos indicios de agua helada en Marte

Imagen captada por la sonda Mars Express de agua en el ecuador de Marte. (Foto: ESA)A la larga lista de indicios de presencia de agua en las regiones no polares de Marte, se añaden ahora nuevos datos, esta vez obtenidos con el radar que va instalado en la nave europea Mars Express, en órbita del planeta rojo. Los científicos han escudriñado los registros tomados en una región ecuatorial denominada Formación Medusa Fossae, que parece ser una de las zonas geológicamente más jóvenes de Marte.

Hasta ahora se pensaba que allí habría, sobre todo, cenizas volcánicas y sedimentos arrastrados por el aire. Pero un equipo internacional de científicos propone en la revista Science que tal vez se trate de "masivos depósitos" con un alto contenido de agua helada. "Sin embargo no se puede descartar que se trate de un material de densidad anómalamente baja pobre en hielo", reconocen los investigadores.

Tanto la Mars Express, de la Agencia Europea del Espacio (ESA), como las naves de la NASA en órbita marciana, llevan años buscando la firma del agua en bajas latitudes del planeta vecino a partir de sensores remotos de composición del suelo o de señales de radar capaces de penetrar en el subsuelo. Los dos vehículos que están en el suelo de Marte, Spirit y Opportunity, han encontrado el rastro del agua pero en el pasado, por las características físicas y químicas de las rocas y sedimentos analizados, que podrían haberse formado allí, hace millones de años.

El potente radar de la Mars Express, en cuyos registros de la Formación Medusa Fossae se basa el estudio de Thomas R. Watters (Smithsonian Institution, Washington) y sus colegas, mide las reflexiones de la señal en las capas del subsuelo, bajo los sedimentos de la superficie del planeta. El análisis del retraso del eco del radar al viajar por esos sedimentos es lo que da pistas sobre qué hay enterrado. En este caso los científicos concluyen que los resultados son compatibles con la existencia de agua helada bajo la superficie.

"Si es rica en hielo, la Formación Medusa Fossae debe contener un porcentaje de polvo y arena mayor que los depósitos en capas de las latitudes polares", describen Watters y sus colegas en Science. Y añaden: "El volumen de agua en depósitos ricos en hielo de esa formación serían comparables a los de los depósitos del Polo sur".

Seguidores

Noticias Recientes


CC 2.5Noticias de Ciencia. Template por Dicas Blogger.

Inicio