domingo, 13 de enero de 2008

Los glaciares no desaparecieron durante el Cretacico

Fósil de fonaminíferos marinos (Foto: 'Science')Los glaciares no llegaron a desaparecer durante uno de los periodos de mayor calentamiento que ha habido en el planeta, que tuvo lugar durante el Cretácico superior, hace entre 93,5 y 89,3 millones de años.

La existencia de placas de hielo, que aparecían y desaparecían en cortos periodos de tiempo, en un momento en el que la temperatura era entre 6º y 12º centígrados mayor que ahora, contradice la hipótesis general de que los polos no tuvieron hielo en esos momentos de calor extremo, algo que se sospechaba que podría volver a ocurrir en el futuro si no se frena el actual calentamiento global.

De hecho, según la investigación que se publica en 'Science', se estima que hace 200.000 años había glaciares de en torno al 60% del tamaño del actual manto de hielo antártico. Para llegar a esta conclusión, un equipo internacional de científicos ha conseguido datos de los sedimentos depositados en la zona ecuatorial del Océano Atlántico.

El fondo del mar de Surinam es donde se han encontrado fósiles de unas minúsculas criaturas marinas, los foraminíferos, que vivieron en el periodo Turoniano, como se denomina ese periodo del Cretácico.

Gracias al análisis de su composición química, científicos de la Institución de Oceanografía Scripps de Estados Unidos han sido capaces de reconstruir la temperatura que en el Turoniano había en la superficie y las profundidades oceánicas.

Paralelamente, investigadores británicos, alemanes y de Países Bajos han estudiado la composición molecular de estos sedimentos, que también da pistas sobre el clima marino en aquella lejana Prehistoria.

Con ambos datos combinados, y sabiendo que los cambios químicos son constantes en el océano cuando hay glaciares, "se ha podido confirmar que hubo grandes trozos de hielo durante cortos periodos del Cretácico, en los que el mundo era mucho más caliente que lo es hoy, o lo será en un futuro cercano, algo que de lo que no se tenía evidencia hasta ahora", señala el británico Tomas Gagner, uno de los autores de este trabajo.

Japps S. Damste, uno de sus colegas, recuerda que estos resultados están en la misma línea con otras investigaciones realizadas en Rusia y Estados Unidos, según las cuales el nivel del agua cayó por entonces entre 25 y 40 metros, algo que ocurre cuando aparece el hielo.

De hecho, en la actualidad el hielo de la Antártida se estima que contiene agua suficiente como para elevar el nivel del mar unos 60 metros si se deshiela totalmente.

"El estudio demuestra que incluso en momentos muy cálidos del Cretácico no se pudo evitar el aumento de hielo, aunque evidentemente había menos cantidad que en otros periodos de glaciación, y eso hizo posible que hubiera plantas tropicales y hasta cocodrilos en el Ártico", añade Andre Bornmann, responsable del equipo que ha llevado a cabo el trabajo.

Sé el primero en comentar

Seguidores

Noticias Recientes


CC 2.5Noticias de Ciencia. Template por Dicas Blogger.

Inicio