sábado, 8 de noviembre de 2008

Los superordenadores arrojan luz sobre la materia oscura

Imagen de la galaxia NGC 7331 obtenida en el observatorio de Calar Alto - VICENT PERIS / GILLES BERGOND / OBSERVATORIO DE CALAR ALTOLa simulación de la evolución de una galaxia realizada por un equipo internacional de astrofísicos ha aportado nuevas pistas sobre las posibles localizaciones en las que los investigadores deberían buscar para encontrar materia oscura.

Se sospecha que la materia oscura supone el 85% de la totalidad de la masa del Universo. Sus efectos gravitacionales delataron su existencia, pero los intentos realizados hasta ahora para observarla con un telescopio han fracasado. Un nuevo artefacto de la NASA, el telescopio Fermi, se ha dedicado a rastrear el cielo durante varios meses. Sus creadores confían en que le será posible detectar la materia oscura y esta última simulación podría aumentar su posibilidad de conseguirlo.

El consorcio Virgo, compuesto por un equipo de científicos de Alemania, Países Bajos, Reino Unido y Canadá, han utilizado algunos de los mayores superordenadores de Europa para crear la simulación. Ésta indicó que el «halo de materia oscura» que rodea la Vía Láctea se expandió tras una serie de violentas colisiones entre grupos más pequeños de materia oscura generados por el Big Bang.

Las partículas que componen la materia oscura son de una sustancia desconocida. No obstante, se intuye que si se dan las condiciones adecuadas podrían emitir rayos gamma y que estos podrían delatarla ante el telescopio Fermi. Los rayos gamma se emiten cuando colisionan partículas en zonas de alta densidad de materia oscura.

Algunos científicos habían afirmado que el Fermi debería programarse para buscar rayos gamma procedentes de los satélites de la Vía Láctea, puesto que cabe esperar que sus núcleos sean muy densos. Los descubrimientos del equipo de Virgo contradicen esta línea de investigación, indicando que será más fácil detectar rayos gamma lejos del centro de la Vía Láctea. Centrarse en el núcleo podría provocar confusión, puesto que los rayos gamma procedentes de otras fuentes como las nubes de gas en donde se forman las estrellas podrían llegar a confundirse con las ráfagas de radiación emitidas por la materia oscura.

«Estos cálculos nos permiten por fin "ver" la distribución hipotética de la materia oscura alrededor del Sol, lugar en el que podríamos tener cierta probabilidad de detectarla», declaró el profesor Simon White, director del Instituto Max Planck, centro de investigación colaborador.

Las simulaciones las llevaron a cabo en el Leibniz-Rechenzentrum de Múnich (Alemania), la Universidad de Durham (Reino Unido) y la Universidad de Groningen (Países Bajos).

«Resolver el enigma que supone la materia oscura supondría uno de los mayores avances científicos de nuestro tiempo. Resulta chocante que incluso los avances teóricos sobre temas científicos de tamaña importancia se realicen por medio de colaboraciones internacionales como la nuestra», declaró el profesor Carlos Frenk, director del Instituto de Cosmología Computacional de la Universidad de Durham.

Los descubrimientos han sido publicados en la revista Nature.

Sé el primero en comentar

Seguidores

Noticias Recientes


CC 2.5Noticias de Ciencia. Template por Dicas Blogger.

Inicio