viernes, 25 de julio de 2008

El yacimiento de ambar más importante de España

Detalle de unos de los insectos encontrados en ámbar. (Foto: EFE)Un equipo de investigadores del Instituto Geológico y Minero de España ha descubierto un yacimiento de ámbar con insectos del Cretácico desconocidos hasta ahora y con un estado de conservación "excelente" en el entorno de la cueva de El Soplao, cerca de la localidad cántabra de Rábago.

Los insectos quedaron atrapados en el ámbar hace 110 millones de años, cuando Cantabria estaba inundada por el mar y por amplios estuarios y lagunas costeras bordeadas por bosques de coníferas, que exudaron la resina que generó este yacimiento, probablemente uno de los más importantes de Europa o incluso del mundo, según han destacado los investigadores que lo han descubierto.

Los autores del hallazgo son María Najarro, Enrique Peñalver e Idoia Rosales, quienes han explicado que presenta una acumulación de masas de ámbar "excepcional", lo que se une a que son muy escasos los yacimientos de este periodo que existen en el mundo.

Además de pequeñas avispas, moscas, chinches, arañas, cucarachas y mosquitos chupadores de sangre que se alimentaban picando a los dinosaurios, el ámbar de El Soplao encierra una tela de araña distinta de la que ya se había descrito en un yacimiento de Teruel y que despertó un gran interés entre los científicos. También contiene restos fósiles de coníferas y el fragmento de ámbar azul más antiguo que se ha datado.

El yacimiento, que permitirá profundizar en los ecosistemas de la era de los dinosaurios "a varias generaciones de paleontólogos", ha aflorado durante las obras de la carretera de acceso a la cueva de El Soplao, de la que dista tres kilómetros, y es el primer logro de los trabajos que se están haciendo en esta zona tras el convenio que firmaron en diciembre de 2007 el Instituto Geológico y la Consejería de Cultura, Turismo y Deporte del Gobierno de Cantabria.

También aportará información sobre el cambio climático porque hace 110 millones de años -45 millones de años antes de que un meteorito acabase con los dinosaurios-, esta región del planeta tenía un clima subtropical muy caluroso, la atmósfera era mucho más rica en CO2 que la actual y por lo tanto, el efecto invernadero era muy acusado.

El yacimiento de El Soplao está además muy bien datado, algo que no ocurre con otros de la misma era, como los del Líbano, que son diez millones de años más antiguos que éste.

En España existen más yacimientos de este tipo, pero son pocos los que contienen ámbar en grandes cantidades y en sólo dos esta sustancia encierra insectos y otros artrópodos con "cierta abundancia", los situados en Álava y en San Just, en Teruel.

Según Enrique Peñalver, quien está especializado en el estudio de insectos fósiles del Mioceno y del Cretácico, en sólo un trozo de pequeño tamaño del ámbar de El Soplao está representada la comunidad de insectos que existía hace 110 millones de años.

Entre los distintos tipos de mosquitos hallados están los del grupo de los jejenes, que se alimentaban principalmente chupando la sangre de los dinosaurios, lo que podría llevar a algunos a preguntarse si podría recuperarse de esos insectos el ADN de los grandes reptiles extinguidos. Pero Peñalver se ha apresurado a aclarar que, aunque es una pena, eso es imposible, porque el ADN se conserva muy poco tiempo.

Tras estos primeros resultados, al equipo del Instituto Geológico y Minero le espera ahora una excavación intensiva de la que está seguro que saldrán "nuevas sorpresas" porque los restos fósiles que guarda son tan abundantes que permitirán seguir investigando durante décadas e incluso durante generaciones.

El director general de este instituto, Juan de Miguel, ha subrayado que este hallazgo es fruto de un trabajo riguroso que ha permitido "poner sobre la mesa un material excelente y de una importantísima calidad" dentro de un proyecto que "acaba de arrancar, con un resultado extraordinario".

domingo, 20 de julio de 2008

La Tierra vista a 50 millones de kilometros

Una de las imágenes de la tierra obtenidas a 50 millones de kilómetros de distancia. (Foto: NASA)

La nave espacial automática Deep Impact ha aprovechado su trayectoria para tomar imágenes del sistema Tierra/Luna que, una vez montadas en una secuencia, componen un vídeo inusual. Nuestro planeta y su satélite natural, que se cruza por delante, se ven en ese vídeo como podría verse desde una nave extraterrestre que pasase por las cercanías.

Las imágenes, afirman los expertos, pueden servir para calibrar observaciones de planetas extrapolares en el futuro, cuando haya telescopios capaces de ver la superficie de esos mundos lejanos. Los océanos y los continentes terrestres reflejan la luz solar de manera distinta, y en otro planeta pudiera suceder algo parecido.

"Hacer un vídeo de la Tierra de tan lejos ayuda en la búsqueda de otros planetas que pudieran albergar vida en el Universo haciéndonos comprender como sería nuestros ojos y a esa distancia un planeta alienígena como la tierra" asegura el astrónomo de la Universidad de Maryland, Michael A'Hearn, principal investigador de la nueva misión de la Deep Impact.

La Deep Impact es una pequeña nave no tripulada que fue lanzada en enero de 2005 y cumplió su misión el 4 de julio de ese mismo año: presenció el impacto en el cometa Tempel 1 de un proyectil que ella misma había lanzado con anterioridad. Una vez cumplido ese objetivo y dado que la nave mantiene sus instrumentos en funcionamiento, los responsables de la NASA decidieron enviarla al encuentro de otro cuerpo, el Hartley 2, al que llegará el 4 de noviembre de 2010.

Mientras tanto, desde una distancia de 50 millones de kilómetros ha hecho las fotos de la Tierra cada 15 minutos que luego han sido combinadas para componer el vídeo a color. Se trata de la primera vez que se toma una imagen a tal distancia, de manera que se ven en el mismo encuadre la luna y sus cráteres, pero también el planeta Tierra y sus continentes y océanos. "El vídeo nos ayudará a conectar varios puntos de la luz planetaria para localizar continentes, océanos y nubes", asegura Sara Seager, teórica planetaria en el Massachusetts Institute of Technology (MIT) y coinvestigadora de la Epoxi, extensión de la misión, que recuerda que "encontrar océanos en un planeta extrapolar significa que son mundos potencialemente habitables".

Para ver vídeo de la NASA puedes pinchar aquí

miércoles, 16 de julio de 2008

Una de las estrellas más brillantes de la Vía Láctea

Objeto celeste descubierto. (Foto: NASA)Un grupo internacional de astrónomos que usó el telescopio espacial Spitzer y el Observatorio Europeo del Sur, en Chile, descubrió una de las estrellas más fulgurantes de la Vía Láctea, según informó el Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA.

'Estrella Nébula Peony' brilla en el centro de la galaxia con una intensidad calculada en 3,2 millones de soles, dijo el organismo de la agencia espacial estadounidense en un comunicado. Hasta ahora la estrella más fulgurante detectada por los astrónomos es 'Eta Carina', cuya intensidad equivale a la de 4,7 millones de soles. Sin embargo, los astrónomos señalan que es difícil establecer con precisión su luminosidad y es posible que ambos astros tengan un brillo similar.

Peony "es una criatura fascinante. Parece ser el segundo astro más brillante que conozcamos en nuestra galaxia y está ubicado en las profundidades del centro de la galaxia", señaló Lidia Oskinova, astrónoma de la Universidad de Potsdam, Alemania, según el comunicado.

La científica, autora de un informe sobre el descubrimiento que publicará en las próximas semanas la revista Astronomy and Astrophysics, admitió que es probable que haya otras estrellas que sean tan brillantes como 'Peony' y 'Eta Carina' y que se mantienen ocultas en la Vía Láctea.

Los astrónomos indicaron que el descubrimiento fue posible con los telescopios infrarrojos del Spitzer, así como con los del observatorio en Chile, que pudieron penetrar en sectores a los cuales es imposible llegar mediante la luz visible: "La astronomía infrarroja abre panoramas extraordinarios del ambiente reinante en la región central de nuestra galaxia". Los astrónomos calculan que "Peony" cuenta con una masa que sería entre 150 y 200 veces la del sol.

jueves, 10 de julio de 2008

El glaciar Perito Moreno se rompe en invierno

Comparación del túnel del Perito Moreno antes y después de su caída. (Foto: REUTERS)

El arco de hielo que se había formado en la punta del famoso glaciar argentino Perito Moreno, ubicado en el oeste de la austral provincia argentina de Santa Cruz, se ha desmoronado en uno de los espectáculos más impresionantes de la naturaleza.

El túnel había comenzado a desmoronarse el viernes pasado por efecto de la presión que ejercía la diferencia de altura de las aguas entre los dos brazos del lago argentino, divididos por el dique natural de hielo.

La enorme masa de hielo cayó a las 14:20 GMT, 16:20 hora española, ante muy pocos espectadores debido a que comenzaba a haber luz natural y no está permitido pernoctar en el lugar. La ruptura del arco de este glaciar es un espectáculo digno de ver. Ocurre cada cierto tiempo cuando la presión del agua rompe la conexión entre el hielo del glaciar y la tierra.

Este es un fenómeno bastante frecuente; la última ocurrió el 13 de marzo de 2006, sólo dos años después de la anterior que fue en marzo de 2004. Pero la ruptura que acaba de producirse es histórica porque no se había registrado un fenómeno así en pleno invierno austral desde el año 1917.

Pese a lo singular del suceso, los científicos advierten de que no se debe vincular a los efectos del Cambio Climático. De hecho, el glaciar Perito Moreno es el único de toda la Patagonia que no ha decrecido en los últimos años.

Para sorpresa de expertos y lugareños, la lengua de hielo que se erige como un dique natural entre el Canal de los Témpanos y el Brazo Rico del Lago Argentino comenzó a filtrar agua el viernes pasado, y la fuerte presión con que comenzó a circular el agua socavó un túnel, que podría caerse de un momento a otro, lo que genera una amplia expectativa.

El túnel de hielo tiene una extensión de unos 150 metros y varios metros de espesor y por debajo de él circulan a alta velocidad enormes caudales de agua, mientras la caída de grandes bloques de hielo produce estruendosas explosiones.

Pese a las nevadas, la lluvia y las muy bajas temperaturas, unas 1.500 personas recorrieron los 80 kilómetros de caminos de tierra que unen la ciudad de El Calafate con el glaciar, ubicado en el Parque Nacional Los Glaciares.

La ruptura del glaciar, que puede seguirse en vivo desde su sitio web oficial, suele ocurrir debido al particular comportamiento de avance del mismo, que cierra por completo el paso de las aguas en el Canal de Los Témpanos, formando un dique natural de hielo.

El Perito Moreno nace en el Hielo Continental Patagónico, en la frontera con Chile en la Cordillera de los Andes, y avanza lentamente hacia el este como un colosal río de hielo de más de 25 kilómetros de largo hacia el Canal de Los Témpanos del Lago Argentino.

En su desembocadura, su frente de cuatro kilómetros de ancho se eleva más de 60 metros sobre el nivel del agua y a causa de su movimiento de avance y compresión, frecuentemente gigantescos bloques de hielo se desprenden en un estrépito que es comparable con el sonido de un trueno.

viernes, 4 de julio de 2008

Messenger identifica rasgos volcánicos en Mercurio

La superficie de Mercurio, captada por la Messenger. (Foto: NASA)Mercurio es, en apariencia, muy parecido a la Luna, pero en realidad los procesos que han modelado el paisaje de los dos cuerpos planetarios han sido muy distintos. En nuestro satélite, los cráteres se deben a impactos con cometas y meteoros. En el planeta más cercano al Sol, los volcanes han sido los protagonistas.

Los datos recopilados por la nave espacial 'Messenger' durante su paso por el planeta en febrero han sorprendido a los científicos, tras años de sequía informativa sobre este desconocido planeta, y se publican ahora en en una sección especial de 'Science'.

La misión 'Messenger', nombre derivado del inglés 'Mercury Surface, Space Environment, GEochemistry, and Ranging', algo así como 'Superficie, ambiente espacial, geoquímica y alineamiento de Mercurio', supone la segunda visita a Mercurio y la primera desde la misión 'Mariner 10', hacia mediados de los años 70 del pasado siglo.

Este acercamiento de 'Messenger' es el primero de los tres que se realizarán antes de que la nave espacial entre en órbita alrededor de Mercurio en el año 2011. Además de tomar imágenes más cercanas de las áreas observadas por 'Mariner 10', la nave 'Messenger' ha proporcionado imágenes de un 20% más de la superficie de Mercurio.

Los estudios que publica 'Science' analizan la superficie, la atmósfera y el campo magnético de Mercurio. En la mayoría de estos trabajos han participado investigadores de las Universidades de Colorado, Johns Hopkins, el Estado de Arizona, el Instituto Carnegie de Washington y el Centro Goddard de la Nasa en Estados Unidos, entre otras instituciones.

Entre los principales descubrimientos se señala que varias características de la superficie del planeta, cuyo origen era controvertido después de la misión 'Mariner 10', ahora parecen haberse formado por volcanismo en vez de por impactos con meteoritos.

Los investigadores también han descubierto que un gran número de fallas, surcos y otras formaciones del terreno, que de forma colectiva indican que la cantidad total de compresión por la que Mercurio ha pasado es alrededor de una tercera parte superior a lo pensado.

Incluso aunque Mercurio está constituido por más de un 60% de hierro, el hierro es relativamente escaso entre los minerales de la superficie del planeta, y por ello, probablemente, también su corteza y manto, algo que es inusual en comparación con los otros planetas del interior del Sistema Solar.

'Messenger' ha medido también el campo magnético de Mercurio a un nivel de detalle superior y ha analizado su efecto sobre el ambiente especial del planeta.

jueves, 3 de julio de 2008

El Hubble capta los restos de una supernova vista en la Edad Media

Supernova SN1006 vista por el telescopio Hubble. (Foto: NASA)Es una cinta de gas flotante que cruza el universo de forma misteriosa. Un halo rojo. El telescopio Hubble ha captado los últimos coletazos de lo que queda de la explosión de la supernova más brillante de la historia.

A principios de mayo del año 1006 después de Cristo, la explosión de esta supernova pudo apreciarse desde la Tierra. Desde África a Europa y el Lejano Oriente pudo verse la luz de la explosión de una estrella a más de 7.000 años luz de distancia.

La supernova SN 1006, como se la conoce, está considerada la más brillante captada hasta ahora por los humanos. En plena Edad Media, la luz de esta explosión fue visible, incluso durante el día, durante semanas y permaneció visible a simple vista durante dos años y medio antes de extinguirse.

Era más brillante que Venus, el astro más brillante que se puede ver desde la Tierra, solo superado por la Luna.

La primera vez que se captaron restos de esta explosión fue en 1976. Hoy se sabe que la SN 1006 tiene un diámetro de 60 años luz y que se expande a un ritmo de 6 millones de millas por hora.

'Voyager 2 descubre que el Sistema Solar tiene forma achatada

Imagen mostrando las trayectorias de las Voyager y su llegada a la heliopausa.(Foto: NASA/JPL)El Sistema Solar no es redondo sino asimétrico, con forma achatada, según datos transmitidos por la nave espacial 'Voyager 2', según varios estudios publicados en la revista 'Nature'. Los estudios analizan recientes observaciones de los límites externos del Sistema Solar y ayudan a construir una imagen de cómo el Sol interactúa con el resto de la galaxia.

Lanzada en 1977, la misión espacial 'Voyager' fue enviada originalmente para volar y observar Júpiter y Saturno. Las dos sondas continuaron su misión en los límites externos del Sistema Solar y el 'Voyager 1' se convirtió en el objeto más distante lanzado por el hombre en la década de los 90 del pasado siglo.

Funcionando en condiciones remotas, frías y oscuras y con la energía de baterías nucleares de larga vida en ausencia de energía solar, las sondas siguen transmitiendo datos a la Tierra, más de 30 años después de que fueran lanzadas y mucho después de que terminara su misión original.

La misión actual de ambas naves espaciales es alcanzar y estudiar los límites externos de la heliosfera, una burbuja magnética alrededor del Sistema Solar creada por el viento solar. La zona de transición entre la heliosfera y el resto del espacio interestelar se conoce como "choque de terminación".

El estudio dirigido por Edward Stone, del Instituto de Tecnología de California en Pasadena (EEUU), señala que el 'Voyager 2' cruzó este límite más cerca del Sol de lo esperado. Los científicos deducen que la nave salió del Sistema Solar por una gran abolladura de la heliosfera que podría explicarse por el efecto de un campo magnético de carácter local que la atraería hacia la estrella solar.

Otros estudios presentan más detalles del cruce del 'Voyager 2' de la terminación de choque, analizando el plasma, el campo magnético, la onda plasmática y las partículas de baja energía.

Robert Decker y su equipo, de la Universidad Johns Hopkins en Laurens (Estados Unidos), estudian los cambios en la intensidad de electrones e iones observados por el 'Voyager 2'. Sugieren que la aceleración de los iones extrae una gran fracción de la energía cinética del flujo total del viento solar.

Por último, Linghua Wang, de la Universidad de California en Berkeley (Estados Unidos), informa sobre la detección y análisis de átomos neutrales energéticos producidos por un intercambio de cargas entre iones y átomos neutrales. La mayor parte de la energía asociada con la onda de choque del viento solar contra sus límites es transportada por estos átomos neutrales energéticos.

Seguidores

Noticias Recientes


CC 2.5Noticias de Ciencia. Template por Dicas Blogger.

Inicio