lunes, 5 de octubre de 2009

El telescopio Herschel revela fábricas de estrellas en la Vía Láctea

Formación de gas frío en la constelación Cruz del Sur. ESAEl telescopio Herschel de la Agencia Espacia Europea (ESA) ha descubierto espectaculares imágenes de nubes de gas frío que muestran una inesperada actividad de formación estelar. La región, úbicada en la constelación de la Cruz del Sur, es oscura y gélida, y está salpicada de fábricas de estrellas.

Herschel está preparado para observar longitudes de onda infrarroja más lejanas, lo que permite a los astrónomos realizar importantes observaciones dentro de los procesos fundamentales para la exploración del cosmos.

"La mayor ventaja del telescopio Herschel es que su sensibilidad permite ver cosas que están fuera del alcance de visión de otros telescopios, como el Hubble", revela la institución. La intención del telescopio es estudiar amplias regiones de la Vía Láctea en combinación con el modo de escáner 'Spire-Pacs', uno de los tres instrumentos del Herschel que pueda trabajar independientemente. La misión está destinada a realizar operaciones rutinarias durante las próximas semanas.

Matt Griffin, catedrático de la Universidad de Cardiff y responsable de la investigación asegura que "la cobertura de la longitud de onda que han logrado nos permite recibir información detallada sobre los cambios físicos en su objeto de estudio".

El satélite Herschel, de 7.5 metros de altura y cuatro metros de ancho es el telescopio infrarrojo más grande jamás lanzado. Su espejo primario de 3.5 metros de diámetro es seis veces más grande que el de su predecesor ISO, lanzado por la ESA en 1995. Está diseñado para estudiar alguno de los objetos más fríos del espacio, en una región del espacio electromagnético prácticamente inexplorada.

Herschel fue lanzado al espacio el pasado 14 de mayo y está diseñado para captar señales del infrarrojo lejano y estudiar algunos de los objetos más fríos del Universo. Para que esa captación sea posible, además del espejo ligero de carburo de silicio (en total pesa sólo 320 kilos) lleva a bordo unos detectores enfriados hasta temperaturas de 271º C bajo cero (con 2.000 litros de helio).

Sé el primero en comentar

Seguidores

Noticias Recientes


CC 2.5Noticias de Ciencia. Template por Dicas Blogger.

Inicio