domingo, 25 de enero de 2009

Un estudio indica la fecha en que se formo la Luna

Un pequeño gramo de circón encontrado en la Luna puede arrojar una información decisiva sobre el único satélite natural de la Tierra. Así lo cree un grupo investigadores que ha analizado esa pequeña porción de circón, un mineral compuesto por circonio y cilicio que se forma con el enfriamiento de rocas fundidas.

Una importante conclusión a la que han llegado los científicos es que el mineral hallado tiene una antigüedad de 4.417 millones de años. Esto significa que es la muestra de circón más antigua procedente de un cuerpo planetario del Sistema Solar.

Pero también tiene otra importante significación: "La existencia de circones indica que la solidificación de un pequeño porcentaje de material fundido continuó durante entre 200 y 400 millones de años más", indican los autores del estudio que recoge la revista Nature en su edición digital.

Un límite "preciso"

En otras palabras, por primera vez se dispone de una fecha límite "precisa" para situar el momento concreto en que el océano de magma lunar se convirtió en material sólido.

Pese a que existen discrepancias entre la comunidad científica, la teoría más extendida sobre la creación de la Luna defiende que el satélite nació tras una colisión ocurrida hace más de 4.500 millones de años entre la Tierra y un asteroide del tamaño de Marte. Del choque habría surgido una luna cubierta por una balsa de magma que posteriormente se enfrió y solidificó.

Para determinar la antigüedad del circón, se ha medido el plomo y los isótopos de uranio que contenía la pequeña muestra recogida. En opinión de los investigadores -pertenecientes al Departamento de Geología Aplicada de la Universidad Tecnológica de Curtin (Australia),al Instituto de Mineralogía de la Universidad de Münster (Alemania) y al Centro Espacial Johnson de la NASA en Texas (EE UU)- el descubrimiento significa un importante hito en la historia de la superficie lunar.

Icnitas de dinosaurio mas grandes conocidas hasta ahora

«Estos acantilados son una fuente inagotable», decía el director del equipo de investigación del Museo del Jurásico de Asturias (MUJA), José Carlos García-Ramos, refiriéndose a la costa oriental asturiana. Según él, «podrán venir generaciones y generaciones futuras y podrán seguir extrayendo miles de piezas más» que confirmen el paso de los dinosaurios por esta comarca.

García-Ramos habla por experiencia propia porque desde que se hiciera cargo de las investigaciones del museo más visitado de Asturias, hace ya cuatro años, no ha hecho más que recopilar icnitas, fósiles, huesos... Decenas de improntas que dejó la época jurásica en esta parte del Principado. Y como no se agotará nunca, los últimos hallazgos sitúan al equipamiento cultural todavía más alto en cuanto a la referencia científica internacional que ya posee.

El equipo de investigadores ha hallado en la costa de Tazones (Villaviciosa) y al este del cabo de Lastres dos ejemplares «únicos en el mundo», al menos hasta la fecha. Cuenta García-Ramos que la de Tazones «es una icnita inmensa que pertenece a la huella de la mano de un saurópodo». La de Lastres, por su parte, «es la icnita de la huella de un pie de un estegosaurio». Ambas, dice, «nunca vistas hasta la fecha en ningún sitio». Con lo que, una vez más, el Muja y su equipo aportarán a la historia de este interminable mundo animal importantes descubrimientos.

Las dos improntas siguen aún en los lugares donde fueron halladas, pero uno de los objetivos del equipo de científicos es «extraerlas en cuanto podamos» para poder seguir sumando más información real a las más de dos mil piezas que ya alberga el museo colungés.

Gigantismo peculiar

El director de investigaciones del museo confía en poder recuperar las dos. Sin embargo, es realista al pensar que «la huella de la mano, que mide como un metro, será difícil extraerla de manera manual», con lo que la operación se complicaría y «tendríamos que pedir los permisos oportunos al Principado para poder hacer esa extracción con un helicóptero». Para la otra huella, «no habrá grandes problemas porque se trata de una icnita de unos 55 centímetros que confiamos en poder sacar en camilla con unas cuatro personas». Respecto a esta última, dice García-Ramos, «la mayor hallada hasta el momento mide poco más de cuarenta centímetros».

El caso es que «el gigantismo que presenta la huella de la mano», narraba el investigador, «es algo insólito, algo que sólo se ha encontrado en esta parte de Asturias». Por eso, «estudiaremos por qué existen esos gigantismos tan desproporcinados», anunció.

Desde la rasa de San Telmo, en el concejo de Colunga, el director de investigaciones del museo y la consejera de Cultura, Mercedes Álvarez, acompañados por el director general de Patrimonio, José Luis Vega Álvarez, resumieron la importancia que se ha ido generando alrededor del museo desde que éste abriera sus puertas aquel 1 de abril de 2004. Tomando como referencia estos últimos hallazgos Álvarez recalcó el espíritu de «museo vivo» del Muja.

EVA SANROMÁN | RASA DE SAN TELMO
elcomerciodigital.com

jueves, 22 de enero de 2009

Beipiaosaurus el animal con las plumas mas primitivas

El beipiaosaurus se considera el animal con las plumas más primitivas del planeta. Sus 125 millones de años lo atestiguan, así como la fosilización de unas protoplumas que se pueden ver como el eslabón perdido entre los primeros inicios de algo similar a una pluma y las actuales.

Los restos de este reptil chino fueron localizados en el yacimiento de Yixian, en Jianchang (China) y ya se publicaron en Nature en 1999. Ya entonces sorprendió la extraordinaria conservación de los fósiles, que abarcaban la parte superior del cuerpo casi completa, la pelvis, un brazo y una pata, incluidas las protoplumas ahora estudiadas, pero ha sido una década después cuando unos científicos chinos han reinterpretado las evidencias dotándolas de una nueva visión sobre la evolución de las aves.

Los científicos, del Instituto de Paleontología y Paleoantropología de Vertebrados de Beijing, han descubierto que el dinosaurio, tenía en su cabeza, en el cuello, en la cola y en parte de su tronco unos filamentos, como largos alfileres, que representan la forma más primitiva de plumas. «Hasta ahora, todas las plumas conocidas en terópodos no voladores eran estructuras formadas por múltiples filamentos, que se acercan a las más evolucionadas según los modelos de desarrollo, pero aquí analizamos un tipo de pluma que es de un único filamento grande, lo que apoya la hipótesis de que las plumas evolucionaron y se diversificaron en los terópodos no voladores antes del origen de las aves y la evolución del vuelo», argumentan los investigadores en la revista Proceedings of National Academy of Science (PNAS). Las plumas descubiertas han sido bautizadas “plumas de filamentos alargados y amplios” (EBFF, por sus siglas en inglés).

Esto podría ser una prueba más de la teoría de que las aves evolucionaron a partir de antiguos reptiles y de que las plumas se iniciaron en los dinosaurios antes de aparecer en los pájaros y evolucionar para el vuelo. Y es que este fósil estaba cubierto con dos tipos de plumas similares a las que poseían también las aves más primitivas. Algunas de estas plumas eran usadas para atraer a sus potenciales parejas y otras para protegerse de las inclemencias meteorológicas. "Este dinosaurio tenía una longitud total de dos o tres metros. Es probable que comiera pequeñas plantas y que viviera cerca de un lago en un gran bosque", explica Xing Xu, de la Chinese Academy of Sciences de Beijing, sobre este animal que podría demostrar el origen de los pájaros.

El descubrimiento de dos tipos de plumas en los restos de este animal asombró a los paleontólogos, que creían en la existencia de estas plumas pero que nunca las habían visto. El primer tipo de plumas, que son las más primitivas que se han observado en un dinosaurio, podrían haber sido utilizadas para indicar a sus potenciales semejantes sus intenciones y como un medio de alerta frente a sus rivales. El segundo tipo de plumas, que han crecido hasta los tres metros de largo, era más avanzado y se cree que eran utilizadas para el aislamiento.

Julia Clarke, paleontóloga de la Universidad de Texas en Austin especializada en evolución de las aves, considera estos descubrimientos interesantes y sorprendentes, y afirma también que esto demuestra que los filamentos encontrados preceden a las plumas modernas y que aleja la duda sobre el modelo evolutivo propuesto. Thomas Holtz, del Departamento de Geología de la Universidad de Maryland, especuló que las plumas se podrían haber utilizado para hacerse ver en la danza del apareamiento, para mantener caliente el cuerpo del dinosaurio o para ayudar a mantener los huevos calientes mientras la madre los empolla. Como se observa, los científicos coinciden prácticamente en la totalidad de los puntos analizados.

Las primitivas plumas encontradas sobre el dinosaurio "beipiaosaurus" son similares a las primeras formas que se apreciaron en las aves más antiguas. Aunque las plumas del dinosaurio datan de 20 millones de años después de que se descubriera el "archaeopteryx", la primera ave, los científicos creen que las plumas han evolucionado de los dinosaurios.

Pero no todo eran semejanzas con los pájaros. El profesor Xing Xu explica que el "beipiaosaurus" habría sido incapaz de volar. Sin embargo otros dinosaurios de la región, como el "microraptor", sí que habrían podido mantenerse en el aire. Con todos estos análisis, los científicos del Shandong Tianyu Museum of Nature y de la Chinese Academy of Geological Sciences llegaron a la conclusión de que el descubrimiento de las plumas primitivas "apoya firmemente la hipótesis de que las plumas evolucionaron e inicialmente se diversificaron en los dinosaurios terópodos antes de originarse en las aves y evolucionar para el vuelo". Y termina Xing Xu "con este hallazgo hemos completado la evidencia fósil de todas las etapas morfológicas que predicen los modelos de desarrollo de las plumas".

sábado, 17 de enero de 2009

El metano en Marte indica que es un planeta activo

Científicos estadounidenses han indicado que la existencia de metano en la atmósfera de Marte es una prueba de que ese planeta se mantiene activo, biológica o geológicamente.

La existencia del gas, que constituye una clave de la vida como se conoce en la Tierra, fue divulgada por un informe que publicó la revista Science en un número dedicado al año mundial de la astronomía.

Los espectrómetros de los telescopios de la NASA en Hawai detectaron al menos tres estelas de metano sobre la superficie del planeta.

"La atmósfera de Marte destruye rápidamente el metano de diversas formas. Por lo tanto, nuestro descubrimiento de metano en el hemisferio norte en 2003 indica que existe un proceso de emisión del gas", dijo Michael Mumma, del Centro de Vuelos Espaciales de la NASA, en Maryland.

"A mediados del verano en el hemisferio norte el metano es liberado a un ritmo comparable al de su filtración en un yacimiento de California", indicó Mumma, uno de los autores del informe publicado por Science.

El metano, cuya molécula consiste en un átomo de carbono unido a cuatro de hidrógeno (CH4), es el principal componente del gas natural en la Tierra. También interviene en otros procesos geológicos como el de la oxidación del hierro. Por otra parte, muchos organismos vivos en el planeta emiten el gas el gas durante el proceso de digestión de nutrientes.

"En estos momentos no tenemos suficiente información como para asegurar que el metano en Marte sea producto de procesos biológicos o geológicos", señaló el científico. Sin embargo, la sola existencia del metano "nos dice que el planeta todavía está vivo, al menos en el sentido geológico", agregó.

"Observamos estelas múltiples en Marte, una de las cuales liberó alrededor de 19.000 toneladas métricas de metano", indicó Gerónimo Villanueva, científico de la Universidad Católica de Washington. "Esas estelas fueron emitidas durante las estaciones cálidas, primavera y verano, tal vez a través de las hendiduras que se produjeron en el hielo", agregó.

Los científicos han conjeturado que si existe algún proceso biológico éste estaría ocurriendo bajo la superficie marciana, donde el agua no está congelada y podrían encontrarse muestras de carbono.

"En la Tierra los microorganismos se multiplican a entre 2.000 y 3.500 metros de profundidad, donde la radiactividad separa las moléculas del agua", indicó. Una molécula de agua está compuesta por dos átomos de oxígeno y uno de hidrógeno (H20).

Mumma indicó que esos microorganismos se abastecen de energía a partir del hidrógeno, un proceso que sería utilizado por organismos similares para sobrevivir miles de millones de años bajo la superficie congelada de Marte.

domingo, 11 de enero de 2009

Los primeros restos de un dinosaurio ornitopodo

Por primera vez en España una excavación paleontológica ha permitido sacar a la luz restos de un dinosaurio ornitópodo. Las excavaciones paleontológicas que bajo la autorización de la Junta de Castilla y León se realizaron en el yacimiento denominado ‘Dora’, ubicado en el término municipal de Soria, han proporcionado restos fósiles muy vistosos, en color gris pizarra con tonos azules, que se atribuyen, en principio, a un Iguanodóntido similar al Mantellisaurus o a un Dolodon, según las nuevas clasificaciones europeas.

La Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León, precisó que estos Iguanodóntidos, son escasos y de ahí su gran interés científico.

El yacimiento ‘Dora’ está ubicado en las cercanías del municipio de Golmayo y próximo al cerro de la Virgen. Las excavaciones en el mismo se llevaron a cabo a finales del pasado año, por el equipo formado por el equipo de paleontólogos Fuentes-Mejide y Alvar Rodríguez y permiten tener una visión bastante específica del espectro fósil wealdiense en Soria.

Asimismo, desde la Junta señalaron que el hallazgo es posiblemente el más completo de España en cuanto a la diversidad obtenida, ya que en el conjunto de las excavaciones realizadas hasta la fecha en el yacimiento han aparecido los restos de diez dinosaurios diferentes además de otros vertebrados como tortugas, cocodrilos y peces e invertebrados y vegetales. "De ellos, los que quizás llamen más la atención al público sean los dinosaurios, ya que fueron los reyes durante un período de tiempo tan dilatado como fue la era Secundaria o de los grandes reptiles", indicó.

A este descubrimiento hay que sumar otros en el yacimiento ‘Zorralbo III’, ubicado entre las localidades de Carbonera y Golmayo. En este sentido, la Delegación Territorial de la Junta explicó que se han hallado restos fósiles de vegetales realmente interesantes, no sólo por su abundancia, sino también por su morfología, desconocida, pero que guarda cierta similitud con los rizomas de plantas monocotiledóneas, por lo que se espera que sean una novedad científica. "Los restos fósiles vegetales sorianos no se han estudiado todavía en profundidad, probablemente por falta de especialistas en el tema, o también porque son aún los grandes ignorados y buena muestra de ellos son los grandes troncos fósiles de Muriel y de Tierras Altas, por poner un simple ejemplo".

Además, en este yacimiento también se han encontrado pequeños restos fósiles de cocodrilo y de tortuga muy fracturados. En lo que respecta al material encontrado de los grandes reptiles Mesozoicos, popularmente conocidos como dinosaurios, se ha hallado, igualmente, erosionado y fracturado por lo que, la Comunidad Científica que trabaja en este yacimiento no ha podido completar el gran hueso de Saurópodo, un húmero de grandes proporciones que había aparecido con anterioridad y que fue el que dio origen a esta excavación.

sábado, 10 de enero de 2009

El Año de la Astronomia arranca con una reunion de telescopios

Una "popular" concentración de astrónomos aficionados y ciudadanos, con telescopio en mano, convocada para hoy sábado, en la Plaza Mayor de Madrid, por varias entidades del mundo de la astronomía, marcará el pistoletazo de salida en España del Año Internacional de la Astronomía, como ha sido declarado 2009.

En España, la red de participantes en las celebraciones la integran más de 80 representantes de centros y organizaciones de investigación o divulgación, además de varias entidades colaboradoras, la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT) respaldará una docena de proyectos emblemáticos.

En octubre de 2006, la Unión Astronómica Internacional (UAI) anunció la declaración por la UNESCO de 2009 como Año Internacional de la Astronomía (AIA-IYA2009), una iniciativa convocada bajo el lema "Un Universo para que lo descubras", a la que se han adherido más de un centenar de países, y que coincide con el cuarto centenario desde que, en 1609 Galileo Galilei apuntara, por primera vez, al cielo con un telescopio.

Con la realización de distintas actividades en todo el globo terráqueo se pretenderá estimular el interés por la Astronomía y la Ciencia en general.

En España, a principios de diciembre, en una proposición no de ley para su debate en Pleno, todos los grupos del Congreso instaron al Gobierno a reforzar su apoyo a la investigación en astronomía, con motivo de la celebración en 2009 del Año Internacional de la Astronomía.

La cita en Madrid ha sido convocada por la Agrupación Astronómica de Madrid (AAM), la Asociación Astronómica Astrohenares, la Asociación de Astrónomos Aficionados de la Universidad Complutense de Madrid (ASAAF-UCM) y el Observatorio Astronómico de la Universidad Complutense de Madrid.

Esta convocatoria en la madrileña Plaza Mayor, entre las 18,00 y las 19,00 horas, se trata de "una concentración de telescopios y no de una observación pública", por lo que podrán evitarse oculares, filtros, mandos electrónicos o cualquier otro accesorio propio de los telescopios, según los organizadores.

Además, dada la iluminación de la zona, resulta bastante improbable que se pueda realizar observación astronómica alguna en el caso de llevar el material para ello, advierten los convocantes.

En esa concentración, se reclamará además una correcta iluminación de los espacios públicos para reducir la contaminación lumínica y permitir la observación de las constelaciones y los astros.

La Luna llena mas grande de 2009

Este sábado 10 de enero por la noche, otra Luna de perigeo se avecina. Será la Luna llena más grande de 2009, casi idéntica a la que impresionó a quienes la observaron en diciembre de 2008.

Johannes Kepler explicó el fenómeno hace 400 años. La órbita de la Luna alrededor de la Tierra no es un círculo, es una elipse y tiene un lado ubicado 50.000 km más cerca de la Tierra que el otro. Los astrónomos llaman "perigeo" al punto de máximo acercamiento y es en ese punto donde la Luna estará este fin de semana.

Las Lunas llenas de perigeo tienen lugar una o dos veces por año. El año 2008 finalizó con una de ellas y ahora 2009 comienza con otra. Es la mejor clase de déjà vu para aquellos que aman la magia de la tierra bajo el fulgor de la Luna.

Enero es un mes de nieve en el hemisferio norte y la combinación de nieve + luz de Luna de perigeo resulta simplemente impresionante. Cuando la Luna se encuentre por encima de nuestras cabezas, a la media noche, los terrenos blanquecinos revivirán con el brillante reflejo que hará desaparecer a la noche, aunque no se hará de día. Se podrá leer el periódico, andar en bicicleta, escribir una carta y al mismo tiempo contar las estrellas ubicadas por encima de la cabeza. Es una experiencia descomunal que realmente merece ser vivida.

Otro momento mágico tiene lugar cuando la Luna de perigeo se encuentra cerca del horizonte. Ese es el momento en el cual la ilusión se mezcla con la realidad para producir una vista realmente espectacular. Por razones que los astrónomos o psicólogos no terminan de comprender, las lunas cercanas al horizonte se ven anormalmente grandes cuando se asoman entre los árboles, edificios y otros objetos sobre la superficie. Este fin de semana, ¿por qué no dejar que la "Ilusión Lunar" amplifique una Luna llena extraordinariamente grande? El orbe "hinchado", que nace al atardecer por el Este, puede parecer tan cercano que usted casi podrá alcanzarlo y tocarlo.

martes, 6 de enero de 2009

La Via Lactea gira mas rapido de lo que se pensaba

La Vía Láctea gira 160.000 kilómetros por hora más deprisa de lo que se pensaba hasta ahora. Ese aumento de velocidad, respecto a la estimación anterior, implica que su masa es un 50% más grande de lo que señalaron investigaciones anteriores y que, por tanto, es más probable que colisionemos con nuestra vecina, la galaxia Andrómeda.

Eso sí, en un futuro que está aún muy lejano. «Gracias a este trabajo, nuestra galaxia ha dejado de ser la hermana pequeña de su familia», ha señalado Mark Reid, del Centro de Astrofísica de Harvard-Smithsonian.

Estos nuevos datos significan que la Vía Láctea se mueve en su órbita a la vertiginosa velocidad de 965.000 kilómetros por hora, según se ha logrado observar desde una de sus esquinas, que es donde se encuentra el Sistema Solar donde se ubica la Tierra, es decir, a 28.000 años luz de su centro galáctico.

«Se trata de un trabajo muy interesante; no es fácil conocer la estructura y el movimiento de la Vía Láctea porque estamos dentro de ella. Es como querer conocer cómo es un bosque paseando bajo sus árboles», explica Rafael Bachiller, director del Observatorio Astronómico Nacional.

En este caso, los científicos utilizaron el radiotelescopio Very Long Baseline Array (VLBA), de la Fundación Nacional de la Ciencia de EEUU, un conjunto de 10 antenas, distribuidas por todo el país, que conforman una de las mayores instalaciones de observación desde la Tierra.

Debido a su gran capacidad para lograr imágenes de gran detalle -lo que se logra midiendo las ondas con rayos infrarrojos-, los investigadores han desarrollado un programa de medición. Sus resultados han sido presentados en la reunión anual de la Sociedad Americana de Astrofísica, celebrada estos días en Long Beach (California).

Los astrónomos observaron que había regiones de una prolífica formación de estrellas en toda la galaxia. En algunas de estas zonas, encontraron moléculas de agua que emiten radiaciones monocromáticas: son como el haz de un láser, pero en microondas y se denominan másers cósmicos. Estos másers son detectables por el VLBA.

Durante su investigación, observaron estas regiones en diferentes ocasiones -algunas veces cuando la Tierra estaba en la cara opuesta de su órbita alrededor del Sol- y tomaron medidas de las distancias y de los movimientos de las moléculas. «Eso nos ha permitido tener datos directos y utilizar el tradicional método de la triangulación para saber la velocidad, en lugar de tener en cuenta propiedades como el brillo, que se utilizan en otros estudios», explicaba en Long Beach el astrónomo Karl Mente, del Instituto Max Planck de Radioastronomía, en Alemania.

Con esta técnica, descubrieron que las distancias diferían mucho de las anteriores mediciones, en ocasiones hasta las doblaban. Encontraron también que las áreas de estrellas en formación que albergan los másers son las que «definen los brazos en espiral de la Vía Láctea», como añadía su colega Mark Reid.

Coincidiendo con el encuentro californiano, el investigador Martin Pohl, de la Universidad de Iowa, también presentaron un mapa completo de los cuatro brazos en espiral de esta galaxia. Ya se sabía que la Vía Láctea está distribuida en un disco con un núcleo de estrellas y que fuera de ese área las estrellas se sitúan en brazos en espiral. Pohl y su equipo ha podido observar que existe una total simetría en la estructura de estos brazos: han probado que hay dos principales y otros dos más débiles, y no uno solo como se creía.

jueves, 1 de enero de 2009

El craneo fosilizado del ancestro de los guepardos

Los restos fosilizados del guepardo más primitivo hallado hasta la fecha se han desenterrado en China. Un equipo de paleontólogos ha descubierto un cráneo muy bien preservado de un felino que vivió hace aproximadamente 2,5 millones de años, y el lugar donde se ha encontrado cuestiona que los guepardos evolucionaran en territorio americano, tal y como se creía hasta ahora.

Una de las teorías más aceptadas en la actualidad es que los guepardos compartieron un ancestro común con los pumas, pero el registro de fósiles de esta especie en territorio estadounidense sólo alcanza los 400.000 años de antigüedad. El hecho de que el nuevo hallazgo es mucho más antiguo constituye una prueba contundente de que, en realidad, el origen de los guepardos fue asiático.

Los guepardos, capaces de alcanzar 110 kilómetros por hora para atrapar a sus presas, son los animales terrestres más veloces. Hoy sólo sobreviven en África y se encuentran en grave riesgo de extinción. De hecho, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza les ha incluido en su 'lista roja' de especies amenazadas.

No obstante, en Irán sigue existiendo una subespecie del guepardo asiático, aunque ya sólo quedan entre 60 y 100 ejemplares de lo que en el pasado fue una gran población que vivía por todo el territorio asiático, debido a la caza y a la destrucción de su hábitat.

El nuevo descubrimiento del cráneo en la provincia de Gansu (noroeste de China) sugiere claramente que Asia fue la cuna ancestral de los guepardos. El único fósil de esta especie que se ha hallado con una antigüedad similar pertenece a un ejemplar hallado en Casablanca (Marruecos), en 1997, también de hace aproximadamente 2,5 millones de años.

El cráneo es aproximadamente del mismo tamaño que los guepardos actuales, pero a sus descubridores les ha sorprendido que las fosas nasales son más grandes y sus dientes son "sorprendentemente primitivos", según señalan en el estudio que han publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences.

Según sus observaciones, se trata de "una nueva especie de guepardo primitivo", cuyo cráneo muestra "una insólita combinación de características primitivas y más avanzadas". El hallazgo sin duda ayudará a completar el puzzle de la evolución de estos impresionantes felinos.

Seguidores

Noticias Recientes


CC 2.5Noticias de Ciencia. Template por Dicas Blogger.

Inicio