martes, 11 de mayo de 2010

Un nuevo primate complica la comprensión de la evolución

Un nuevo primate complica la comprensión de la evolución. Foto: ERIK SEIFFERTLa diferencia está en los dientes. Un mosaico impar de caracteres dentarios recientemente descubierto en el norte de Egipto revela la existencia de un primate hasta ahora indocumentado, altamente especializado, que ha recibido el nombre de 'Nosmips aenigmaticus'. Vivió en África hace 37 millones de años.

Debido a que sólo se conocen sus dientes, los paleontólogos que lo han investigado no saben cómo podía ser su cuerpo, pero opinan que posiblemente representa un linaje antiguo de África cuyo descubrimiento hace que la evolución temprana de primates en ese continente sea más complicada de lo que se pensaba.

"Esto supone una especie de shock en la búsqueda para encontrar un primate que desafía las clasificaciones", dijo el investigador principal y profesor asistente de Ciencias Anatómicas Erik Seiffert de la Universidad Stony Brook de Nueva York.

Tres grandes grupos de primates se establecieron en África hace unos 55 hasta 34 millones años: los monos tempranos, los primates como el lemur, y un grupo extinto llamado adapiformes. Pero los dientes del primate recién descubierto en Nosmips, datan del mismo tiempo. Es más, los dientes sugieren que podría ser una rareza evolutiva que no está estrechamente vinculado a ninguno de estos grupos. Esta investigación se publica en el último número de 'Proceedings'.

"Cuando encuentras los dientes de un primate fósil, por lo general es bastante claro dónde encaja en el árbol de familia", dijo Seiffert. "Sólo hay unas pocas especies y nadie está de acuerdo en la ubicación del nuevo hallazgo, que realmente no se puede colocar en ninguno de los principales grupos de primates. Estos fósiles misterio tienen algo importante que decirnos acerca de la evolución de los primates", dijo.

Ahora mismo Nosmips es uno de esos raros fósiles misterio y hasta ahora sólo se conoce por 12 dientes, la mayoría de los cuales se encuontraron aislados en un lugar de la depresión de Fayum, a unos 40 kilómetros de El Cairo, Egipto. Los descubrimientos han sido resultado del trabajo durante varias temporadas de campo durante nueve años.

Los paleontólogos suelen identificar los fósiles de primates con los dientes porque los dientes son las partes más duraderas del cuerpo y es más probable que fosilicen, y así tienen más probabilidades de ser recuperados.

"Tuvimos suerte de encontrar incluso dos dientes de Nosmips en cada temporada de campo a lo largo de los nueve años", dijo Seiffert.

El análisis muestra que en Nosmips había una rara combinación de premolares ampliada y alargada con molares superiores simples. También tuvo premolares que habían tomado la forma de los molares, en lugar de ser relativamente sencillos, como en la mayoría de los otros primates. "Nosmips parece ser miembro altamente especializado y de un linaje no muy antiguo entre los primates endémicos de África", afirmó.

Los investigadores señalan que Nosmips vivía al lado de otro primate especializado llamado Afradapis, que describió el mismo equipo el año pasado en un artículo en la revista Nature. Seiffert y sus colegas compararon los dientes de estas especies extinguidas con los de los primates vivos, y determinó que en Afradapis había adaptaciones para comer hojas, mientras que Nosmips probablemente comía más frutas e insectos.

"A medida que pasa el tiempo y se hacen más descubrimientos, será fascinante ver cómo los diferentes linajes han contribuido a la diversidad de primates en el Eoceno de África", dijo Seiffert.

EUROPA PRESS

Sé el primero en comentar

Seguidores

Noticias Recientes


CC 2.5Noticias de Ciencia. Template por Dicas Blogger.

Inicio