sábado, 24 de abril de 2010

La NASA celebra 20 años de proezas astronómicas del telescopio Hubble

La NASA celebra 20 años de proezas astronómicas del telescopio HubbleLa NASA concluirá este fin de semana la celebración del 20 aniversario del Hubble, el telescopio espacial que abrió los horizontes de la astronomía y que en unos años será un trozo más de la chatarra que gira en torno a la Tierra.

Los actos de celebración han tenido lugar en todas las oficinas nacionales de la NASA, que inició la conmemoración con la difusión este mes en su sitio de internet de las fotos más espectaculares del universo captadas por el telescopio.

Esas imágenes también forman parte del libro "Hubble A Journey Through Space and Time" que incluye 20 de las mejores fotografías y comentarios de las personalidades de la astronomía de todo el mundo.

Las imágenes seleccionadas por astronautas y científicos de la agencia espacial muestran el nacimiento y muerte de estrellas, la colisión de galaxias y al universo en las primeras etapas de su formación.

"Este libro representa una muestra de los 20 años de descubrimientos del Hubble, que han cambiado para siempre nuestra visión del universo", señaló Ed Weiler, administrador adjunto del directorio científico de la NASA.

"El Hubble seguirá teniendo un impacto positivo en el mundo durante muchas décadas y serán muchos más los descubrimientos del futuro", pronosticó Weiler, autor del libro.

La publicación cuenta con un prólogo de Charles Bolden, administrador de la NASA, y uno de los astronautas que participó en las misiones para reparar y mejorar los instrumentos del telescopio.

El Hubble comenzó su histórica proeza científica el 24 de abril de 1990 cuando partió hacia una órbita de 600 kilómetros sobre la Tierra instalado en el transbordador espacial Discovery.

Pero la NASA no sólo ha hecho gala de las fotografías del cosmos tomadas por el observatorio, que es un proyecto conjunto de la NASA y la Agencia Espacial Europea (ESA) sino que también ha difundido los descubrimientos conseguidos por otros instrumentos, como su espectrógrafo y sus cámaras de alta resolución.

Entre ellos se incluye el de la primera molécula orgánica en un planeta que orbita otra estrella, el descubrimiento de agujeros negros, la comprobación de que la materia negra existe, la formación de los planetas y observaciones que han permitido establecer que el universo está en expansión y que su edad es de unos 13.700 millones de años.

La molécula, de metano, fue descubierta por el Hubble en un exoplaneta que se encuentra a 63 años luz de la Tierra en la constelación Vulpecula. Se trata de un cuerpo mucho más grande que nuestro planeta y tan candente que los científicos consideran imposible que exista algún tipo de actividad biológica.

"Desde los puntos más cercanos a los más lejanos, aquellos que nunca se habían visto antes, hemos llevado al ciudadano de a pie en un viaje por todo el Universo", señaló Dave Leckrone, uno de los científicos encargados de sus operaciones.

Pero al observatorio que ha revolucionado el conocimiento del hombre sobre el universo le queda corta vida.

Tras la quinta y última misión del año pasado para reparar y mejorar sus sistemas que estuvieron inactivos durante casi tres años, la NASA anunció que no se espera que siga funcionando más allá de 2014 y que poco a poco se apagarán sus sistemas para siempre.

Irremediablemente el complejo científico espacial que mide 13,2 metros de largo y 4,7 metros de ancho con un peso de casi 12 toneladas comenzará a ser atraído por la fuerza gravitatoria de la Tierra hasta desintegrarse en su choque con la atmósfera.

A partir de entonces el Hubble se sumará a los miles y miles de elementos que componen la chatarra espacial que gira en órbitas eternas en torno al planeta.

Pero no pasará mucho tiempo antes de que la NASA lance al espacio otra nave que ponga en la órbita terrestre y lejos de la distorsión atmosférica otro observatorio espacial tal vez más poderoso que el Hubble.

EFE


martes, 20 de abril de 2010

Planetas como la Tierra en la Vía Láctea

Imagen del centro de la Vía Láctea captada por el telescopio espacial Hubble. AP, NASAUn equipo de astrónomos de la Universidad de Leicester, en el Reino Unido, ha descubierto pruebas concluyentes de que los planetas rocosos y acuosos como la Tierra son comunes en la Vía Láctea.

El doctor Jay Farihi, director de la investigación, ha estudiado las enanas blancas, los restos compactos de estrellas que alguna vez fueron como el Sol. Sus atmósferas puras de hidrógeno o helio muestran restos de metales contaminantes externos, como calcio, magnesio y hierro. Durante décadas, se ha pensado que el medio interestelar, el tenue gas entre las estrellas, era la fuente de esta contaminación.

Al examinar las posiciones, los movimientos y los espectros de las enanas blancas, Farihi y su equipo han demostrado que es casi seguro que en la mayoría de los casos, los metales son restos planetarios rocosos, incluso de agua. Si el agua interior está presente en una fracción sustancial de asteroides alrededor de otras estrellas, como los que contaminan las enanas blancas, es concebible que al menos la vida simple pueda ser común en toda la galaxia.

Al menos el tres por ciento y quizas hasta en un 20 por ciento de todas las enanas blancas están contaminados de esta manera, con los restos de planetas rocosos menores, con una masa total de alrededor de un diámetro de un asteroide de 140 kilómetros.

Los científicos han concluido que una proporción similar de estrellas como nuestro Sol, así como las estrellas que son un poco más masivas, como Vega y Fomalhaut, construyen sistemas planetarios terrestres.

Las enanas blancas son el punto final de la evolución estelar para más del 90 por ciento de todas las estrellas de la Vía Láctea, incluyendo el Sol.

EUROPA PRESS

sábado, 17 de abril de 2010

Un meteorito revela los misterios de la evolución geológica de Marte

Un meteorito revela los misterios de la evolución geológica de MarteUn nuevo análisis de un meteorito que cayó en los hielos antárticos procedente de Marte ha revelado que data de un periodo en que ese planeta tuvo un campo magnético y agua, unas condiciones favorables para la vida, según un estudio divulgado por la revista Science.

La roca marciana identificada como ALH84001 fue descubierta en 1984 y su antigüedad es de 4.091 millones de años, 400 millones menos de lo que inicialmente se pensaba, por lo que probablemente no es una pieza de la corteza primigenia de Marte, según los análisis realizados por un grupo científico de la Universidad de Houston encabezado por el profesor de geociencias Thomas Lapen.

La edad del meteorito sugiere que la formación de corteza a partir de magma se llevó a cabo en Marte durante gran parte de la historia del planeta.

Los científicos concluyeron que la roca se formó en un momento en que Marte era un lugar muy húmedo y el planeta tenía un campo magnético y condiciones favorables para el desarrollo de una forma de vida, según el estudio.

Anteriormente se creía que el meteorito, cuya edad había sido estimada en alrededor de 4.510 millones de años, era un remanente de la corteza marciana primordial que se formó durante la solidificación de un antiguo océano de magma.

ALH84001 es 2.500 millones de años más antiguo que cualquier otro meteorito caído sobre la superficie de la Tierra procedente de Marte, y es el único con el que cuentan los científicos de los primeros tiempos de la evolución del planeta.

Los datos que se obtengan del meteorito ayudarán a comprender por analogía los procesos iniciales de la evolución de la Tierra, agrega el estudio.

"Esta investigación nos ayuda a refinar la historia de Marte y tiene enormes ramificaciones para el conocimiento sobre los procesos volcánicos de Marte y las fuentes del magma que creó los más grandes volcanes del sistema solar", señaló Lapen.

Según el científico, los datos también ayudarán a definir los modelos sobre la formación planetaria y la evolución de todo el sistema solar.

Lapen indicó que durante el análisis se estudiaron las composiciones isotópicas de los minerales del meteorito con un método relativamente nuevo para determinar la edad y las fuentes del magma que produjo las rocas. "Descubrimos pruebas de que los sistemas volcánicos de Marte estuvieron en actividad durante más de 4.000 millones de años", manifestó.

EFE

viernes, 16 de abril de 2010

El comportamiento del núcleo de las estrellas de neutrones

El comportamiento del núcleo de las estrellas de neutronesLos astrónomos Wynn Ho y Craig Heinke, de la Universidad de Southampton (Reino Unido) y de la Universidad de Alberta (Canadá), respectivamente, han descubierto el comportamiento y las propiedades del interior de las estrellas de neutrones a través de los cambios de temperatura.

Los científicos -que presentarán sus conclusiones en la Reunión Nacional de Astronomía RAS, que se celebra este jueves en la ciudad inglesa de Glasgow- analizaron los resultados del Observatorio de Rayos X Chandra, dependiente de la NASA, que estudió la temperatura de la supernova Cassiopeia A entre 2000 y 2009.

De este modo, fueron capaces de realizar un seguimiento constante en el tiempo por primera vez. "Chandra nos ha dado una instantánea de la temperatura de estas estrellas cada dos años durante la última década, y hemos observado un descenso en este periodo de alrededor de un tres por ciento", explicó el doctor Ho.

Las estrellas de neutrones están compuestas principalmente por neutrones aplastados por la gravedad, que se comprimen a más de un millón de millones de veces. La explosión de la supernova Cassiopeia A, que probablemente se produjo alrededor de 1680, provocó el calentamiento de la estrella a temperaturas de billones de grados, aunque progresivamente se fue enfriando y descendió a una temperatura de dos millones de grados centígrados.

"Las estrellas jóvenes emiten neutrinos de alta energía (partículas similares a los fotones), pero que son difíciles de detectar ya que no interactúan con la materia. Dado que la mayoría de los neutrinos se producen en el interior de la estrella, podemos utilizar los cambios de temperatura observados para investigar lo que está pasando en el núcleo de la estrella", indicó Ho.

"La estructura de las estrellas de neutrones determina cómo se enfrían, por lo que este descubrimiento nos permitirá entender mejor las propiedades de las estrellas de neutrones. Las observaciones de las variaciones de temperatura permiten descartar algunos modelos y ofrecen ideas sobre la materia de estas estrellas", añadió.

Inicialmente, el núcleo de las estrellas de neutrones se enfría más rápidamente que las capas externas. Sin embargo, después de cientos de años, se alcanza el equilibrio y toda la estrella se enfría a una velocidad uniforme. "Esperamos que con más observaciones seamos capaces de explicar lo que está sucediendo en el interior de las estrellas con mucho más detalle", vaticinó el doctor Ho.

EUROPA PRESS

jueves, 15 de abril de 2010

Ancestro de la cucaracha en 3D

Ejemplar de Archimylacris eggintoni. Imperial College London and the Natural History MuseumVivió hace 300 millones de años y es pariente de las actuales cucarachas. Científicos británicos han reconstruido con enorme detalle las características de este insecto por medio de una maqueta virtual tridimensional. El estudio se publica esta semana en 'Biology Letters'.

El ejemplar pertenece a la especie 'Archimylacris eggintoni', que es una antecesora de las actuales cucarachas y termitas. Los científicos creen que vivió durante el llamado periodo Carbonífero (359-299 millones de años). Los paleontólogos han hallado en todo el mundo multitud de fósiles de esta especie y de otros parientes de esta época.

Los fósiles de estas criaturas medían entre 2 y 9 centímetros de largo y aproximadamente 4 centímetros de ancho.

"Gracias al proceso de recreación en 3D podemos ver cómo la 'Archimylacris eggintoni' adaptaba sus miembros a todas las superficies y era muy ágil tanto en el aire como en la tierra", explica Russell Garwood, principal autor del estudio.

Los investigadores crearon las imágenes utilizando un escáner del Museo de Historia Natural de Londres, que les permitió tomar imágenes en rayos x del fósil y transferir las imágenes a un modelo en tres dimensiones, creando un 'fósil virtual' de la criatura por medio de un software específico.

miércoles, 14 de abril de 2010

Herschel observa jóvenes estrellas en la Nube de Roseta

La nube molecular de Roseta, observada por Herschel. ESALa última imagen enviada por Herschel desvela por primera vez grandes estrellas en formación, cada una con una masa de hasta diez veces la de nuestro Sol. Estas son las estrellas que determinarán dónde y cómo se formará la próxima generación de estrellas dentro de la nebulosa. Esta imagen es la última publicación de ‘OSHI’, el portal de la ESA que recopila las imágenes tomadas por Herschel.

La Nube de Roseta se encuentra a unos 5,000 años luz de la Tierra y está asociada a una nebulosa mayor que contiene suficiente polvo y gas como para generar 10,000 estrellas similares a nuestro Sol. Esta imagen de Herschel muestra la mitad de la nebulosa y prácticamente toda la nube de Roseta. Las estrellas masivas que alimentan a la nebulosa se encuentran a la derecha de la imagen, pero son invisibles en estas longitudes de onda. Los colores representan la temperatura a la que se encuentra el polvo de la nebulosa, que varía entre los -263° C (tan sólo 10° por encima del cero absoluto), en color rojo, y los 233°C, marcados con tonos azules.

Las manchas brillantes son los cúmulos de polvo en los que se ocultan las masivas protoestrellas. Estos cúmulos terminarán convirtiéndose en estrellas con una masa unas diez veces mayor que la de nuestro Sol. Los pequeños puntos cerca del centro de la imagen y en las regiones más rojas son las protoestrellas de menor masa, con un tamaño parecido al de nuestro Sol.

El observatorio espacial Herschel de la ESA recoge la luz infrarroja emitida por el polvo de la nebulosa. Esta imagen es la combinación de tres longitudes de onda de la banda del infrarrojo, codificadas en color azul, verde y rojo, ya que en realidad estas longitudes de onda son invisibles para el ojo humano. La imagen ha sido generada combinando las observaciones de los instrumentos PACS (Photoconductor Array Camera and Spectrometer) y SPIRE (Spectral and Photometric Imaging Receiver).

Herschel ha estudiado por primera vez estas jóvenes y masivas protoestrellas dentro del programa ‘Herschel imaging survey of OB Young Stellar objects’. Conocido como HOBYS, este estudio tiene como objetivo observar las jóvenes estrellas de clase OB, que darán lugar a las estrellas más brillantes y de mayor temperatura.

“Las regiones de formación de estrellas de gran masa son poco frecuentes y más lejanas que las de las estrellas de poca masa”, explica Frédérique Motte, del Laboratorio AIM París-Saclay, Francia. Los astrónomos han esperado un telescopio espacial como Herschel para poder estudiarlas por primera vez.

Es importante comprender el mecanismo de formación de estrellas de gran masa en nuestra Galaxia, ya que aportan tanta luz y otras formas de energía a la nube que las rodea que pueden desencadenar la formación de estrellas de nueva generación.

Cuando los astrónomos observan galaxias lejanas, pueden ver las regiones de formación de estrellas más grandes y brillantes. Sin embargo, para poder comparar nuestra Galaxia con las más lejanas, es preciso comprender primero cómo se forman las estrellas de gran masa en la Vía Láctea.

ESA

viernes, 9 de abril de 2010

Intensa actividad volcánica en Venus

Intensa actividad volcánica en VenusLa sonda Venus Express de la Agencia Espacial Europea (ESA) ha revelado una intensa actividad volcánica en ese planeta, según un estudio de un grupo internacional de científicos divulgado hoy por la revista Science.

La actividad de esos volcanes puede revelar las claves sobre la forma en que se ha estructurado la superficie de Venus durante los últimos miles de millones de año.

También, según el informe, ayudará a comprender la evolución del clima y de la masa del más cercano vecino de la Tierra.

Venus y la Tierra son similares en tamaño y en producción interna de calor, pero ambos han tenido una evolución geológica totalmente diferente. Mientras que el primero es un planeta candente, el segundo se ha mantenido relativamente frío.

Venus Express entró en la órbita de ese cuerpo celeste en abril de 2006 tras ser lanzada a bordo de un cohete Soyuz-Fregat en noviembre de 2005 con la misión específica de estudiar en gran detalle la atmósfera del astro mediante su Espectrómetro de Imagen Infrarroja y Visible (Virtis, por sus siglas en inglés).

Suzanne Smrekar, científica del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, explicó que la investigación se ha centrado en tres puntos en el hemisferio sur de la superficie venusiana de los cuales surgen columnas de rocas derretidas por las altísimas temperaturas del planeta.

De acuerdo con los científicos, de esos tres puntos surgen ríos de lava que emiten una cantidad anormalmente enorme de calor en comparación con los lugares que les rodean.

Eso significa que se trata de volcanes recientemente activos cuyos ríos de lava tienen una antigüedad de menos 2,5 millones de años.

En el estudio también participaron investigadores italianos, franceses y alemanes.

EFE

martes, 6 de abril de 2010

David Barrado nombrado nuevo director del Centro Astronómico Hispano Alemán

David Barrado nombrado nuevo director del Centro Astronómico Hispano AlemánEl astrónomo español David Barrado fue nombrado Director del Centro Astronómico Hispano Alemán (CAHA, más conocido como Observatorio de Calar Alto) el 20 de marzo de 2010.

David Barrado nació en Madrid en 1968. Obtuvo la licenciatura en física en la Universidad Complutense de Madrid. En esa misma universidad inició la investigación que condujo a su doctorado, aunque la terminó en el Centro Harvard-Smithsonian de Astrofísica en Cambridge (EE UU). Luego dedicó varios años como investigador postdoctoral en diferentes instituciones de Estados Unidos, Alemania y España. Trabajó en el Centro Europeo de Astronomía Espacial (ESAC) como miembro del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA), donde fue el investigador principal y jefe nacional de proyecto, aparte de encabezar durante los dos últimos años, el equipo español que trabaja en MIRI, el instrumento para el infrarrojo medio que volará en el próximo telescopio espacial, el JWST . Recientemente ha trabajado como miembro de plantilla en el Centro de Astrobiología (CAB), un instituto mixto constituido por la agencia espacial española (INTA) y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

Sus intereses como investigador se centran en la búsqueda y caracterización de objetos subestelares, así como en las propiedades de las estrellas de los cúmulos abiertos. En un marco más general se ha especializado en el estudio de la formación estelar y de sistemas planetarios por medio de distintas técnicas observacionales: desde la luz visible al infrarrojo lejano, a través de imágenes y espectroscopia, con telescopios emplazados tanto en el suelo como en el espacio. Todo este esfuerzo observacional ha producido cerca de cien artículos en revistas científicas de prestigio.

David Barrado no es un recién llegado al Observatorio de Calar Alto, donde se lo conoce como uno de los usuarios más entusiastas de las instalaciones observacionales del CAHA. También ha formado parte del Comité de Asignación de Tiempo del CAHA.

David Barrado llega a Calar Alto «contento de compartir con el personal del CAHA una aventura profesional, y con la intención de contribuir a que el Observatorio sea una instalación aún más competitiva en el contexto internacional en años venideros».

Observatorio de Calar Alto


INVESTIGADORES: David Barrado Navascués



David Barrado -Astrofísico- habla sobre el campo de la astronomía y lo que realmente le motiva para seguir avanzando e investigando en esta rama de la ciencia. Destaca los problemas intelectuales que origina la astrofísica e incide que para resolver estas conjeturas, la principal fuente son los recursos que la propia naturaleza le proporciona.

Fuente: mi+d

Seguidores

Noticias Recientes


CC 2.5Noticias de Ciencia. Template por Dicas Blogger.

Inicio