miércoles, 10 de agosto de 2011

El yacimiento de Basturs saca a la luz 900 restos de dinosaurios

El yacimiento de Basturs saca a la luz 900 restos de dinosaurios
Huesos de dinosaurios, cocodrilos y dientes de peces prehistóricos son algunos de los más de 900 restos paleontológicos que se han hallado a lo largo de la última década en uno de los yacimientos más importantes de Europa, el de Basturs Poble, situado en el municipio leridano de Isona y Conca Dellà.

Este yacimiento de gran valor científico, tanto por la cantidad como por el interés de los restos encontrados, está arrojando una información fundamental para entender cómo era la vida en esta región hace 67 millones de años, al final del período del Cretáceo, y qué pudo causar la extinción de los dinosaurios, un enigma sobre el que existen diversas teorías y que divide a los investigadores.

Lo que se sabe a ciencia cierta es que el prepirineo leridano era hace muchos millones de años una tierra totalmente distinta a como la conocemos hoy.

Según explica a Efe el paleontólogo Rodrigo Gaete, director del Museo de Conca Dellà, donde hoy se alzan elevadas montañas era en la prehistoria una llanura costera abierta hacia el océano Atlántico, con un clima tropical, mucho más cálido, y una vegetación abundante en la que se podían encontrar incluso palmeras.

Un rico territorio habitado por dinosaurios, cocodrilos, peces y un largo sinfín de especies, cuyos restos, resguardados durante millones de años bajo la tierra y las rocas, están saliendo a la luz gracias a las campañas de excavación que desde hace diez años se llevan a cabo en Basturs.

Comenta Gaete que hasta ahora se han hallado unos 900 restos óseos de animales y plantas, un 90 por ciento de los cuales pertenecen a unos dinosaurios herbívoros conocidos como hadrosaurios.

Los hadrosaurios, de enorme tamaño, podían caminar tanto con dos como con cuatro patas y disponían de centenares de pequeños dientes que les permitían triturar la materia vegetal de la que se alimentaban.

Estos dinosaurios tenían el morro parecido a los patos y algunos de ellos una especie de cresta en la cabeza que se cree que les permitía emitir fuertes aullidos.

Los hadrosaurios, de los que se han hallado restos en prácticamente todo el mundo, a excepción de África, vivieron en Lleida al final del cretácico, poco antes de que se produjera la extinción de la especie y el fin de la era de los dinosaurios.

Pero en Basturs, más allá de hadrosaurios, los paleontólogos también han recuperado huesos de cocodrilos, dientes de dinosaurios carnívoros y de peces, tortugas y, de forma aislada, restos de cáscaras de huevos de dinosaurio.

La gran diversidad de especies que habitaban este territorio y el gran número de restos de hadrosaurio hallados demuestran, según Gaete, que la extinción de los dinosaurios no fue fruto de un declive progresivo, sino que se produjo de forma "bastante repentina".

"Se puede relacionar con un tipo de extinción bastante catastrófica, lo que daría la razón a la teoría del meteorito", señala el experto.

El yacimiento de Basturs Poble fue localizado de forma fortuita por el geólogo aficionado Marc Boada mientras éste realizaba un mapa geológico entre las poblaciones de Basturs y Sant Romà d'Abella.

EFE

Sé el primero en comentar

Seguidores

Noticias Recientes


CC 2.5Noticias de Ciencia. Template por Dicas Blogger.

Inicio