lunes, 28 de febrero de 2011

Astrónomos de ESO localizan un cuerpo que podría ser un planeta en formación

Un planeta en formación. ESO/L. CALÇADA
Usando el Very Large Telescope (VLT) de ESO, en la Región de Antofagasta, en Chile, un equipo de astrónomos internacionales ha logrado estudiar el efímero disco de material que rodea a una estrella joven, donde se podría estar formando un sistema planetario. Por primera vez se pudo detectar a un compañero más pequeño, el que podría ser la causa del gran hueco que se observa en el disco.

Futuras observaciones permitirán determinar si este compañero es un planeta o una enana marrón. Los planetas se forman a partir de discos de material que rodean a las estrellas, pero la transición desde discos de polvo hasta sistemas planetarios es rápida y muy pocos objetos son identificados durante esta fase. Uno de estos objetos es T Chamaeleontis (T Cha), una estrella tenue ubicada en la pequeña constelación austral de Chamaeleon, la cual es comparable con nuestro Sol, pero mucho más cerca del comienzo de su vida. T Cha se encuentra a unos 330 años-luz de la Tierra y sólo tiene unos siete millones de años de edad. Hasta ahora ningún planeta en formación ha sido encontrado en el interior de estos discos de transición, aunque previamente se han logrado observar planetas en discos más maduros.

“Estudios anteriores habían mostrado que T Cha era un excelente objetivo para estudiar cómo se forman los sistemas planetarios”, dice Johan Olofsson (Max Planck Institute for Astronomy, Heidelberg, Alemania), uno de los autores principales de los dos artículos científicos publicados en la revista Astronomy & Astrophysics, que describen este nuevo trabajo. “Pero esta estrella es bastante lejana, por lo que se necesitó todo el poder del Interferómetro del Very Large Telescope (VLTI) para distinguir los detalles más finos y ver lo que está ocurriendo en el disco de polvo”.

Los astrónomos observaron por primera vez T Cha con el instrumento AMBER, instalado en el Interferómetro del VLT. Así encontraron que parte del material del disco formaba un delgado anillo de polvo a tan sólo unos 20 millones de kilómetros de la estrella. Más allá de este disco interior encontraron una zona sin polvo y un disco externo, comenzando en regiones ubicadas a 1.100 millones de kilómetros de la estrella y extendiéndose hacia el exterior.

Nuria Huélamo, (Centro de Astrobiología, CAB/INTA-CSIC, España), la primera autora del segundo artículo, continúa la historia: “Para nosotros, el hueco en el disco de polvo alrededor de T Cha era una evidencia concluyente, y nos preguntamos: ¿estaremos siendo testigos de un compañero abriendo un hueco dentro del disco protoplanetario?”.

Sin embargo, encontrar un tenue compañero tan cerca de una estrella brillante es un enorme reto, por lo que el equipo tuvo que utilizar el instrumento NACO del VLT de una nueva y poderosa forma, llamada SAM (sparse aperture masking), para lograr el objetivo. Después de un cuidadoso análisis encontraron signos claros de un objeto ubicado dentro del hueco del disco, a unos mil millones de kilómetros de la estrella –un poco más lejos que Júpiter en nuestro Sistema Solar- y cerca del borde exterior del hueco. Esta es la primera vez que se detecta un objeto más pequeño que una estrella en el hueco de un disco de transición que rodea a una estrella joven. La evidencia sugiere que el compañero no puede ser una estrella normal, pero podría ser una enana marrón rodeada de polvo o, aún más interesante, un planeta recién formado.

Huélamo concluye: “Este es un excelente estudio conjunto que combina dos diferentes instrumentos de vanguardia en el Observatorio Paranal de ESO. Observaciones futuras nos permitirán descubrir más acerca del compañero y el disco, y también entender qué alimenta al disco de polvo interior”.

ESO, Observatorio Europeo Austral

sábado, 26 de febrero de 2011

Robonaut R2, el androide que tuiteará sus aventuras desde el espacio

Robonaut R2
"Este es un pequeño paso para un robot pero un gran paso para los de mi especie", tuiteó el androide Robonaut, R2 para los amigos, antes de partir a bordo del Discovery hacia la Estación Espacial Internacional, desde donde contará sus aventuras a través de Twitter.

El Discovery partió el jueves, en un día despejado, del Centro Espacial Kennedy en Cabo Cañaveral (Florida) en su trigésimo novena y última misión, después de veintiséis años al servicio de la NASA.

En esta ocasión, además de los seis astronautas que componen la misión STS-133 lleva a bordo un pasajero extra, el androide Robonaut, que se convertirá en el primer robot con apariencia humana en salir al espacio.

"¡Estoy en el espacio! ¡Hola Universo!" exclamaba el robot, que en otro de sus tuiteos decía que ya sólo faltan dos días para llegar a su nuevo hogar.

R2 formará parte de la tripulación de la Estación Espacial Internacional, donde ayudará en labores técnicas y de mantenimiento, como la limpieza de los filtros de los aparatos, y servirá como prueba para analizar cómo se desempeña sin gravedad.

"Estoy emocionado de ser parte de la tecnología actual y futura de nuestra nación. La inversión es crítica para nuestro futuro en el espacio y la Tierra", reflexionaba el androide en su cuenta de Twitter.

Una vez en el complejo orbital, Robonaut será trasladado de las bodegas del Discovery al laboratorio Destiny, donde los ingenieros probarán su capacidad operativa para, poco a poco, ir asignándole tareas.

De momento viaja sólo el torso, aunque en la Tierra los ingenieros ya están trabajando en sus extremidades inferiores, que le darán un aspecto aún más humano.

Realizado con fibra de carbono niquelado y aluminio, Robonaut cuenta con brazos extensibles, manos con movilidad rotatoria y sus cinco dedos tienen capacidad para agarrar 2,5 kilos cada uno.

Su cabeza es un casco dorado con un cristal ahumado a la altura de los ojos, donde alberga su equipo de visión. Robonaut cuenta con cinco cámaras, dos le proporcionan la visión estéreo, dos operan como cámaras auxiliares y tiene otra infrarroja alojada en la boca.

Sin embargo, R2 piensa literalmente con su estómago, ya que el torso era el único lugar con espacio suficiente para instalar los 38 procesadores de PC que le dan la capacidad de operar.

Al igual que los astronautas, R2 ha tenido que pasar una gran cantidad de pruebas para embarcarse en este vuelo, como test de vibración y de resistencia al vacío y a la radiación.

El robot, antes de entrar en órbita, ha contestado las curiosidades de algunos usuarios, por ejemplo, ¿cómo hace para escribir los mensajes en Twitter?

"No necesito escribir porque puedo hablar directamente con el ordenador, pero estoy diseñado para presionar botones como el teclado de un ordenador", explicó.

En declaraciones a EFE, el androide, cuyo nombre es imposible no relacionar con el simpático autómata de la película "Star Wars" (La guerra de las galaxias), señaló que habla cinco idiomas, pero de momento no español.

"Hablo inglés, C, VHDL, C++ y C#", dijo en referencia a los lenguajes utilizados por los ingenieros para describir circuitos digitales. Pero todo se andará.

Robonaut es un proyecto conjunto de la NASA y General Motors (GM) cuya principal misión será demostrar cómo funciona en el espacio.

Si demuestra que responde bien a estas tareas tal vez en un futuro podría realizar paseos espaciales para llevar a cabo reparaciones en el exterior, así como otros trabajos científicos.

La NASA ha informado de que ya está trabajando en su "hermano gemelo".

Entretanto, Robonaut le manda recuerdos desde el espacio y espera poder encontrarse con él algún día en la Estación Espacial Internacional a más de 380 kilómetros de la Tierra.

Elvira Palomo | EFE

viernes, 25 de febrero de 2011

Fósiles de marsupiales de 16 millones de años en Castellón

Reconstrucción del marsupial realizada por Óscar Sanisidro
Un equipo formado por los paleontólogos Vicent Crespo, Francisco Javier Ruiz y Plini Montoya, de la Universidad de València (UV), y Marc Furió, del Institut Català de Paleontología (ICP), ha recuperado fósiles de marsupiales -grupo al que pertenecen los canguros o los koalas- en las cercanías de Araia, pedanía perteneciente al término municipal de Alcora (Castellón), según ha informado la institución académica en un comunicado.

Este grupo de mamíferos, que se caracterizan porque las crías completan su desarrollo en el interior de la bolsa marsupial materna (o marsupio), habitaron también en épocas pasadas en África, Asia y Europa. En estos tres continentes, los marsupiales se fueron extinguiendo a lo largo del Terciario, y el último registro en Europa data del Mioceno.

La especie fósil hallada en tierras castellonenses, cuyo nombre científico es Amphiperatherium frequens, está emparentada con los marsupiales americanos, ya que forma parte de la familia de los didélfidos, a la que también pertenecen las zarigüeyas actuales.

Además de los marsupiales, se han obtenido también restos de roedores, insectívoros, quirópteros (murciélagos) y de algunos grandes mamíferos, que han permitido fechar los yacimientos paleontológicos en unos 16 millones de años de antigüedad, en la parte inferior de la época conocida como Mioceno. Por tanto, los fósiles recuperados en Araia pertenecen a los últimos marsupiales que habitaron la Península Ibérica, según ha explicado la UV.

El ambiente donde vivían estos animales debió tratarse de una zona boscosa subtropical, en las cercanías de un gran lago que abarcaba los actuales términos municipales de Alcora y Ribesalbes. En la parte profunda del lago se depositaron los sedimentos que constituyen el clásico yacimiento paleontológico de conservación excepcional de Ribesalbes, que ha proporcionado "magníficos" fósiles de plantas, insectos y anfibios.

En una etapa posterior, en los fangos de las riberas del lago se acumularon los restos esqueléticos de mamíferos que constituyen los yacimientos de Araia. Para su obtención, se tuvieron que procesar varias toneladas de sedimento, que fue tamizado para eliminar las arcillas y los limos. Posteriormente, se procedió a triar el residuo grano a grano para extraer los fósiles, que consisten sobre todo en dientes aislados. Para su estudio se requieren técnicas de microscopía electrónica, ya que estas piezas dentarias poseen un tamaño que no suele superar el milímetro.

Los trabajos paleontológicos en el área de Araia, que se han llevado a cabo durante los años 2009 y 2010, han sido autorizados y financiados por la Conselleria de Cultura de la Generalitat Valenciana. Los primeros resultados se han presentado recientemente en el congreso anual de la Society of Vertebrate Palaeontology, celebrado en Pittsburgh (Estados Unidos).

EUROPA PRESS

jueves, 24 de febrero de 2011

Una forma de vida desconocida que puede ser el antepasado de los artrópodos modernos

Diania cactiformis, un fósil de 520 millones de años. JIANNI LIU
Esa extraña criatura que se parecía más a una planta que a un animal pudo ser hace 500 millones de años el antepasado de los artrópodos modernos -animales con patas articuladas, como las arañas y los crustáceos-, el grupo biológico que ha tenido más éxito en el mundo animal. Los científicos han bautizado a esta forma de vida desconocida hasta ahora como el «cactus caminante», por su apariencia vegetal y los fuertes miembros sobre los que conseguía desplazarse. Su descripción aparece detallada por primera vez en la revista «Nature».

Su origen es todavía un misterio. Un equipo internacional de investigadores, en su mayoría expertos de universidades chinas, encontraron los fósiles de tres especímenes completos y otros treinta parciales de esta criatura, de nombre científico Diania cactiformis, en el sudoeste de China. Nunca habían visto nada semejante. Los investigadores sugieren que puede ser el pariente más cercano de los artrópodos, una gran familia a la que hoy pertenecen más de un millón de especies, en su mayoría insectos.

La mayoría de los grupos de animales que existen en la actualidad aparecieron por vez primera en el registro fósil durante la explosión del Cámbrico, un periodo de rápida evolución hace unos 500 millones de años. Jianni Lu, de la universidad china Northwestern y sus colegas informan en Nature del descubrimiento de una especie de lobopodios, que han llamado Diania cactiformis, hasta ahora desconocida. Este animal, que mide unos seis centímetros de largo, se parece a un gusano fino y de cuerpo blando y tiene 10 pares de apéndices robustos, con espinas y probablemente articulados.

Los autores creen que puede ser el pariente fósil más próximo a los artrópodos modernos (como las arañas y los crustáceos). Aunque el cactus andante puede no ser un antepasado común de estas criaturas, tiene las patas más parecidas a las de los artrópodos de todos los logopodios conocidos. Esto podría indicar que esta rama desarrolló patas duras antes de que se endureciera su tronco, pero no está claro si esto también se aplica a los artrópodos en general.

martes, 22 de febrero de 2011

Especie de molusco marino más antigua de su genero

Polyconites hadriani con  valvas articuladas.  Eulàlia Gili et al.
Un equipo internacional, con participación española, ha encontrado una nueva especie de molusco ('Polyconites hadriani') en varias zonas de la Península Ibérica. Según los investigadores, durante su existencia este ejemplar, que es el más antiguo de su género, se adaptó a la acidificación de los océanos. Este proceso podría predecir ahora la evolución de los sistemas marinos modernos.

La nueva especie 'Polyconites hadriani', descubierta en 2007, se corona como la más antigua del género 'Polyconites' de la Familia 'Polyconitidae' (rudistas), un tipo de molusco marino ya extinguido. Hasta ahora los científicos pensaban que el molusco más antiguo de esta rama era 'Polyconites verneuili'.

"'P. hadriani' es similar a 'P. verneuili' en la forma, pero tiene un tamaño más pequeño (con un diámetro 30 mm inferior) y la capa calcítica de su concha es más fina (unos 3 mm de diferencia)", explica a SINC Eulàlia Gili, una de las autoras del estudio e investigadora en el departamento de Geología de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB).

La nueva especie se encontró en varias zonas de la Península Ibérica: en la Cuenca del Maestrat, la Cuenca Vasco-Cantábrica, al sur de la Cuenca de Lusitania y en la Cordillera Prebética, "donde creció en densos agregados a los márgenes de las plataformas marinas de carbonato del Aptiano Inferior (hace 114 millones de años)", indica Gili.

"El reconocimiento de 'P. hadriani' resuelve la larga incertidumbre sobre la identidad de estos polyconítidos del Aptiano Inferior", señala la investigadora en el estudio que se ha publicado en 'Turkish Journal of Earth Sciences'.

Según Gili, el Aptiano Inferior fue una etapa convulsa y con importantes cambios climáticos. La existencia de 'P. hadriani' coincidió con el primer evento anóxico oceánico del Cretácico (hace entre 135 y 65 millones de años). La anoxia consistió en la "ausencia de oxígeno en los fondos marinos, que provoca un enterramiento masivo de carbón orgánico y un enfriamiento climático".

"La engrosada capa calcítica de la concha de esta nueva especie comparada con la de su antecesor (del género 'Horiopleura'), podría haberse adaptado para crecer en aguas marinas más frías, con una acidez más alta a causa del aumento de la solubilidad del CO2 atmosférico", explica la geóloga.

Para esta investigadora, "la respuesta de estos rudistas a la acidificación de los océanos podría aplicarse a la futura evolución de los ecosistemas marinos actuales, sobre todo para aquellos organismos que forman sus conchas o esqueletos a partir de carbonato cálcico".

SINC

lunes, 21 de febrero de 2011

El núcleo de la Tierra rota mucho más despacio y afecta al campo magnético

La Tierra captada por un satélite de la NASA
Un grupo de geofísicos ha descubierto que el núcleo de la Tierra rota mucho más despacio de lo que se creía previamente, afectando a nuestro campo magnético, según un artículo publicado en la revista 'Nature Geoscience'.

El estudio, desarrollado por el Departamento de Ciencias de la Tierra de la Universidad de Cambridge, indica que el núcleo de la tierra gira mucho más despacio del grado anual que se pensaba, ya que en realidad la velocidad de rotación es menor de un grado cada millón de años.

El núcleo interno de la Tierra crece muy despacio a medida que el fluido exterior se va solidificando sobre la superficie del núcleo externo, afirma la investigación, firmada por Lauren Waszek, y la diferencia en la velocidad hemisférica este-oeste de este proceso queda congelada en la estructura del núcleo interno.

"Hemos descubierto que la velocidad de rotación proviene de la evolución de la estructura hemisférica, y así demostramos que los hemisferios y la rotación son compatibles", explica Waszek.

Hasta ahora, señaló el geofísico de la Universidad de Cambridge, éste era un importante problema de la geofísica "ya que las rápidas velocidades de rotación eran incompatibles con los hemisferios observados en el núcleo interno".

Para obtener estos resultados, los científicos utilizaron ondas sísmicas que atravesaron el núcleo interno, 5.200 kilómetros bajo al superficie de la tierra, y las compararon con el tiempo de viaje de las ondas reflejadas en la superficie del núcleo.

Posteriormente, observaron las diferencias en la rotación de los hemisferios este y oeste, y comprobaron que giran de manera consistente en dirección este y hacia dentro, por lo que la estructura más profunda es más vieja.

Estos hallazgos son importantes porque el calor producido durante la solidificación y el crecimiento del núcleo interno dirige la convección del fluido en las capas externas del núcleo.

Estos flujos de calor son los que crean los campos magnéticos, que protegen a la superficie terrestre de la radiación solar, y sin los que la vida en la Tierra no podría darse.

Waszek dijo que estos resultados "nos aportan una perspectiva adicional para comprender la evolución de nuestro campo magnético".

EFE

sábado, 19 de febrero de 2011

El proceso de la formación de los planetas

El proceso de la formación de los planetas
Aunque el Sistema Solar esté formado desde hace mucho tiempo, en el Universo se construyen muchos otros sistemas planetarios. Las primeras imágenes detalladas de discos protoplanetarios, alrededor de dos jóvenes estrellas, las ha tomado el telescopio japonés Subaru, que está situado en Hawai. Estas imágenes están ayudando a descifrar el proceso de la formación de los planetas, a partir de un disco de polvo y gas que rodea el astro.

Los discos evolucionan como subproducto de la formación de las propias estrellas, pero no se conocen los detalles del origen y maduración de los planetas, explican los astrónomos de Subaru. La detección de más de 500 exoplanetas, alrededor de estrellas distintas de nuestro Sol, ha aumentado el interés en el estudio de los discos. Los astrónomos se preguntan si cada planeta surgen de la colisión de cuerpos rocosos y helados más pequeños o de la inestabilidad gravitatoria en los discos.

Una de las imágenes actuales es de una estrella muy joven, AB Aur, en la constelación del Auriga. Solo tiene un millón de años y está rodeada por su disco, que orbita la estrella más cerca de lo que lo hace Neptuno. Esta estructura consta de dos anillos inclinados respecto al plano ecuatorial y un espacio vacío en medio. El centro geométrico del disco no coincide con la situación de la estrella. Estas irregularidades sugieren la existencia de al menos un planeta gigante que está afectando la estructura del disco.

El otro disco observado es el que rodea la estrella LkCa 15, de varios millones de años de edad. Se ha obtenido la primera imagen directa de una brecha en su disco cuya existencia ya había sido sugerida por observaciones anteriores. La falta de material en la vecindad de la estrella implica que un planeta gigante está recogiendo (y así aumentando de tamaño) la materia sobrante.

Estas observaciones, que publica la revista Astrophysical Journal, se enmarcan en el proyecto SEEDS, dirigido por Motohide Tamura del Observatorio Astronómico Nacional de Japón. Los discos son difíciles de estudiar porque son muy planos y porque la luz de la estrella los oculta. Hasta ahora solo se había podido estudiar la parte externa de la estructura. Por otro lado, la inclinación de las órbitas respecto al plano ecuatorial puede ser lo normal en el resto del Universo, señalan los investigadores de Subaru, tras calcular la inclinación de las órbitas de dos exoplanetas.

MALEN RUIZ DE ELVIRA | ELPAIS.com

jueves, 17 de febrero de 2011

Los fósiles más antiguos de un organismo multicelular complejo

Fósil de biota Lantian.  Zhe Chen
Millones de años antes de que los hombres empezasen a pasearse por el planeta, un organismo que hoy llamamos biota Avalon habitaba la Tierra. Sus fósiles son normalmente considerados como los más antiguos de un organismo multicelular complejo, pero un grupo internacional de investigadores ha localizado en China a unos pobladores similares aún más antiguos: la biota Lantian. La palabra 'biota' designa al conjunto de fauna y flora de una región.

Esta biota habitaba la Tierra hace entre 635 y 542 millones de años durante el período Ediacárico, tenían forma de tubo y de hoja, y su mera existencia es un pequeño 'milagro' si atendemos a las condiciones que nuestro planeta ofrecía por aquel entonces.

Científicos de la Academia China de Ciencia Virginia, del Instituto Politécnico y Universidad Estatal de Virginia (EEUU) y la Universidad Northewst de Xi'an (China) han descubierto restos fósiles de unos organismos ediacáricos al sur de China, que podrían ser anteriores a la biota Avalon y que los expertos han bautizado como biota Lantian. El resultado de su estudio ha sido publicado en el número de la revista 'Nature' de esta semana.

Los investigadores han encontrado unos 3.000 fósiles de hasta 15 especies distintas entre capas de esquisto negro bajo el mar y creen que podría tratarse de los parientes lejanos de algas y gusanos actuales. Esos organismos vivieron hace casi 600 millones de años y, cuando se extinguieron, murieron y se acumularon en un gran estado de conservación. Lo curioso es que el lugar donde los científicos econtraron estos fósiles es poco adecuado para los organismos que necesitan oxígeno. ¿Por qué surgió pues esta forma de vida? La respuesta parece estar estrechamente ligada también a por qué desaparecieron.

Los responsables de esta investigación creen que la zona estudiada estuvo largo tiempo sin oxígeno, pero que de vez en cuando se dieron episodios propicios para el surgimiento de nuevas formas complejas de vida, que morían cuando el oxígeno desaparecía de nuevo. Los fósiles encontrados pertenecen pues a un período concreto en el que sí había oxígeno y las condiciones para la vida eran favorables.

Este estudio indica que la diversificación morfológica de organismos eucariontes macroscópicos -versiones primitivas de estructuras celulares complejas- podría haber tenido lugar decenas de millones de años después de la 'Tierra Bola de Nieve', que terminó hace 635 millones de años. La hipótesis 'Tierra Bola de Nieve' sostiene que nuestro planeta estuvo cubierto de hielo como consecuencia de una o varias glaciaciones.

Los investigadores afirman que los fósiles de biota Lantian presentan mayor diversidad de especies, y son más grandes y complejos que los de otros organismos conservados en rocas más antiguas.

ELMUNDO.es

martes, 15 de febrero de 2011

El observatorio de la NASA SDO capta una fuerte explosión solar

SDO capta una fuerte explosión solar. NASA
El observatorio de la NASA SDO (Solar Dynamics Observatory), lanzado hace un año, sigue recogiendo espectáculares imágenes de nuestra estrella. Las últimas fotografías muestran una gran explosión solar que tuvo lugar el pasado domingo 13 de febrero.

Aunque los astrónomos ven probable que algunas partículas de plasma resultantes de estas gigantes llamaradas lleguen al campo magnético de Tierra, no creen que sean peligrosas. Sin embargo, sí será una buena ocasión para que habitantes de las regiones polares puedan disfrutar de auroras en el cielo.

Según informa la NASA en su página web, el domingo se detectó el flash de radiación ultravioleta en la superficie del Sol más intenso en lo que va de año. La fuerte explosión provocó una eyección de masa coronal (CME, en sus siglas en inglés) rápida, pero no particularmente brillante.

Las llamadas tormentas solares son observadas con gran interés por la comunidad científica ya que su intensidad es tal que en ocasiones pueden llegar a afectar los sistemas de comunicación y de energía terrestres.

lunes, 14 de febrero de 2011

Simulan una caminata espacial en Marte

Simulan una caminata espacial en Marte
Después de más de 250 días de encierro en el simulador espacial y tras probar virtualmente cómo sería pasear por la superficie de Marte, los astronautas del proyecto Mars500 de la Agencia Espacial Europea (ESA) han realizado su primera misión en la superficie marciana. Los dos tripulantes caminaron durante una hora y doce minutos por un plató que recrea el crater del lago Gusev, uno de los objetivos de los investigadores, según la ESA. Los seleccioanados para llevar a cabo el paseo fueron Diego Urbina y Alexander Smoleyevsky.

El terreno, de unos 10 metros de largo y 6 metros de profundidad, está cubierto de arena rojiza y está construido para parecerse a la superficie del cráter, un antiguo lago lleno de sedimentos en donde el robot Rover Spirit de la NASA, que aterrizó allí en 2004, encontró datos de la historia húmeda del planeta.

Uno de los astronautas que ha experimentado esta salida, Diego Urbina, ha explicado que en los últimos días han estado "entrenando en simuladores" cómo sería este paseo por Marte. A través de ordenadores los tripulantes han podido experimentar en primera persona esa sensación. También ha apuntado que, en un futuro, trabajarán con vehículos robotizados que les podrían ayudar en una futura misión.

Para esta estapa de entrenamiento los especialistas se han vestido con los trajes espaciales 'Russian Orlan' que ahora han llevado en su salida a la superficie. El fin era que se acostumbren a su peso.

Urbina y sus compañeros tienen programadas dos salidas más antes del 23 de febrero, día en el que la nave será lanzada de nuevo a la órbita y se acoplará a la nave nodriza al día siguiente, si no existe ningún imprevisto en el programa, según ha apuntado la agencia espacial. No será hasta el 1 de marzo cuando la tripulación abandone la órbita y ponga rumbo a la Tierra, donde llegará a principios de noviembre.

Mars500 es un estudio pionero que aborda las cuestiones psicológicas y técnicas a las que deben enfrentarse los astronautas ante un posible vuelo espaciales de largo recorrido, según ha explicado la ESA. La tripulación, formada por de tres rusos, dos europeos y un chino ha estado viviendo y trabajando en la instalación como una expedición real a Marte.

"El equipo está muy motivado y funcionando muy bien", ha señalado la directora del proyecto, Jennifer Ngo-Anh, quien ha añadido que "la comunidad científica está muy satisfecha con la calidad" de esta inciativa y los resultados obtenidos hasta ahora.

EUROPA PRESS

domingo, 13 de febrero de 2011

Mars 500 aterriza en Marte

Los participantes de Mars 500
Tres aspirantes a astronauta, entre ellos el italo-colombiano Diego Urbina, han aterrizado en Marte en el mayor simulacro internacional de vuelo al planeta rojo, proyecto precursor de los vuelos interplanetarios.

"Permanecerán en el planeta hasta el 23 de febrero, período durante el que realizarán tres salidas a la superficie marciana", aseguró un portavoz del Instituto de Problemas Biomédicos de Moscú, donde se encuentra el simulador.

Urbina, ingeniero de formación, el ruso Alexandr Smoléevski y el chino Wang Yue llegaron a bordo de una pequeña cápsula espacial a la superficie marciana recreada por científicos rusos en un vetusto edificio del centro de la capital rusa.

Los marsonautas entraron en el módulo de aterrizaje, cerraron las escotillas, se separaron de la virtual plataforma orbital y tardaron apenas una hora en llegar a Marte.

Su odisea espacial intenta recrear las futuras expediciones interplanetarias y se propone estudiar la resistencia del ser humano en condiciones de aislamiento prolongado.

Además, su experiencia servirá para comprobar la compatibilidad psicológica entre los integrantes de una tripulación y permitirá perfeccionar la construcción de las naves espaciales que viajarán a la Luna y Marte.

Urbina, encargado junto a Wang de los experimentos científicos, realizará una primera caminata por la superficie marciana el 14 de febrero y una segunda ocho días más tarde, ambas junto al ruso Smoléevski.

En la primera los astronautas deben trasladar equipos hasta la superficie marciana y ponerlos en marcha, mientras en la segunda Urbina y su colega ruso procederán a recoger muestras del planeta para su estudio en la Tierra.

En la tercera caminata, en la que tomarán parte Wang y Smoléevski, uno de los 'marsonautas' se dañará una mano y deberá ser trasladado a la nave, ejercicio en el que se pondrá a prueba la cooperación entre los participantes en situaciones de estrés.

Cuando salga de la cápsula, Urbina tendrá que ponerse una escafandra auténtica de 30 kilos, mucho más ligera que las habituales, ya que no tendrán que trabajar en condiciones de ingravidez.

Mientras, en los próximos dos días, Urbina y sus compañeros se dedicarán a estudiar la superficie del planeta rojo con la ayuda de dos robots, lo que incluye la búsqueda de fuentes de agua.

También se realizará una maniobra de salida de emergencia de la nave bajo una lluvia de meteoritos, estudio de la superficie durante una tormenta de arena y despegue automático de Marte.

Los tres marsonautas regresarán a la plataforma orbital el 23 de febrero, tras lo que tendrán que esperar tres días en cuarentena antes de reabrir las escotillas.

En la nave principal les esperan los otros tres participantes en el proyecto: Alexéi Sitev, jefe de la expedición; Sujrob Kamolov, médico; y el ingeniero francés Romain Charles.

El 1 de marzo, los seis tripulantes de la nave pondrán rumbo a la Tierra, adonde llegarán dentro de 240 días, es decir, en torno al 26 de octubre próximo.

Urbina, de 27 años, nació en Colombia de madre italiana, pero emigró a Italia en 2002 para estudiar Ingeniería en Turín, tras lo que adquirió la ciudadanía del país transalpino.

En su travesía, que comenzó el 3 de junio de 2010 y dura 520 días, Urbina se llevó, entre otras cosas, varios libros del escritor colombiano Gabriel García Márquez.

"Debemos conocer los procesos que llevaron a Marte a pasar de ser, tal vez, un planeta similar a la Tierra a lo que es ahora. Debemos estudiar esos procesos para preservar la vida en nuestro planeta", señaló Urbina, quien sueña con ser astronauta y cree que las futuras generaciones viajarán de manera asidua a Marte.

Con unas reservas de varias toneladas de agua y comida, los seis neófitos astronautas viven en condiciones similares a las de una expedición real en el interior de cinco módulos espaciales de 180 metros cuadrados con la misma composición del aire, presión y nivel de ruido que en una nave interplanetaria.

El módulo de vivienda incluye una cocina con mesa-comedor y unas minúsculas habitaciones, forradas de madera y de tres por dos metros cuadrados, con cama, mesa y armario, retrete y una ducha, que sólo pueden usar una vez cada diez días.

Los voluntarios pueden abandonar el experimento cuando lo deseen, sin tener que dar explicaciones, aunque se da por hecho que ninguno dejará el proyecto salvo enfermedad o crisis psicológica.

La Agencia Espacial Europea (ESA) y la rusa Roscosmos lanzaron en 2004 este ambicioso proyecto, al que se sumó posteriormente China, mientras países como Estados Unidos o España también cooperan.

EFE

sábado, 12 de febrero de 2011

Un telescopio se dedicará 500 noches a lograr el mayor mapa del universo

Telescopio Mayall
El telescopio Mayall (Arizona, Estados Unidos) de cuatro metros mirará al cielo durante 500 noches para construir el mapa del universo más grande jamás elaborado, según ha informado el Instituto Astrofísico de Canarias (IAC), que participa en este proyecto conocido como 'BigBOSS'.

El Observatorio Nacional de Astronomía Óptica (NOAO, por sus siglas en inglés) ha dado el visto bueno a la utilización del gran telescopio para desarrollar esta iniciativa con la que, según han explicado los expertos, se pretenden desentrañar algunos de los enigmas de la energía oscura y la expansión del universo.

Así, han apuntado que durante los cinco años en los que se repartirán las observaciones, el programa estudiará la luz de 50 millones de objetos astronómicos y determinará las localizaciones precisas de casi 20 millones de galaxias y cuásares, retrocediendo diez mil millones de años hasta la infancia del universo.

"'BigBOSS' es sin duda el proyecto espectroscópico más ambicioso, sólido y masivo en el horizonte", ha valorado el astrónomo del IAC Ismael Pérez Fournón. A su juicio, la "clave" para el éxito de este proyecto será la construcción de un instrumento espectroscópico capaz de realizar de forma simultánea medidas de miles de objetos astronómicos.

Así, ha señalado que este instrumento estará disponible para todos los usuarios en el telescopio Mayall, y se espera que los datos que se recojan puedan ser usados por los astrónomos de todo el mundo y el público en general.

El IAC ha apuntado que la colaboración 'BigBOSS' busca financiación adicional para la fabricación de esta nueva instrumentación y el software asociado. En este sentido, ha apuntado que habrá contribuciones desde las 35 instituciones colaboradoras, tanto en EE.UU, como en Francia, Reino Unido, China, España y Corea.

martes, 8 de febrero de 2011

Las serpientes no tienen patas, pero sus antepasados sí

Fósiles de la serpiente Eupodophis descouensi.- A. HOUSSAYE
Las serpientes no tienen patas, pero sus antepasados sí, aseguran los científicos. Unos dicen que evolucionaron a partir de lagartos terrestres y otros que lo hicieron a partir de lagartos marinos. Un nuevo estudio de fósiles de serpientes de hace 95 millones de años ha arrojado luz sobre este debate y lo inclina hacia la banda de los lagartos terrestres.

La luz la ha producido la radiación sincrotrón, que se genera en grandes instalaciones pero es capaz de revelar pequeñísimos detalles de lo que ilumina. Se ha aplicado en Grenoble (Suiza) al estudio de la estructura interna de los huesos de las patas de fósiles de Eupodophis descouensi, una serpiente que habitó en Líbano hace 95 millones de años y fue descubierta hace 10 años.

Este animal todavía no había perdido las patas (traseras) completamente y representa una etapa intermedia en la evolución. Medían estos miembros solo dos centímetros y estaban sujetos a la pelvis. Aunque en el fósil se podía ver una pata, se suponía que la otra estaba incrustada en la roca, y ahora se ha podido estudiar con gran detalle gracias a los rayos X, informa el ESRF.

Las imágenes en tres dimensiones y alta resolución, que publica la revista Journal of Vertebrate Paleontology, sugieren que esta especie llegó a perder las patas porque crecían más despacio o durante menos tiempo. Los datos indican que la pata oculta está doblada por la rodilla y tiene cuatro huesos del tobillo pero ninguno del pie ni de los dedos del pie.

"La revelación de la estructura interna de Eupodophis nos permite investigar el proceso de regresión de los miembros en la evolución de las serpientes", dice Alexandra Houssaye, del Museo Nacional de Historia Natural de París, que ha dirigido el trabajo.

ELPAIS.com

domingo, 6 de febrero de 2011

La NASA presenta por primera vez imágenes completas del Sol

La NASA presenta por primera vez imágenes completas del Sol
La NASA ha presentado por primera vez imágenes de la superficie solar y su atmósfera, que darán una visión del astro en torno al que gira nuestro sistema planetario y que ayudarán a mejorar las predicciones climatológicas.

Este trabajo es el resultado de las observaciones realizadas por las dos sondas solares del Observatorio de Relaciones Terrestres (STEREO), que la NASA envió en 2006.

Las sondas fueron enviadas a puntos diametralmente opuestos al Sol, con 180 grados de separación, para estudiar cómo afecta el flujo de energía y la materia solar a la Tierra.

Sus instrumentos han proporcionado una nueva visión del sistema solar y en 2007 proporcionaron las primeras fotografías tridimensionales del Sol.

En 2009, las naves revelaron la doble estructura en tres dimensiones de las eyecciones de masa coronal, que son violentas erupciones de la materia del sol, también conocidas como tormentas solares.

Estas eyecciones pueden interrumpir las comunicaciones, afectar a los satélites y a las redes de energía en la Tierra.

"Las nuevas imágenes ayudarán a mejorar la planificación de futuras misiones de naves espaciales robóticas o con tripulación hacia el sistema solar", indicó la NASA en un comunicado.

STEREO es la tercera misión del programa solar de la NASA que dirige el Directorio de la Misión de Ciencias de la agencia espacial estadounidense en Washington.

El centro Goddard Space Flight Center, en Greenbelt (Maryland), dirige los instrumentos y el centro científico de la misión, mientras que el Laboratorio de Física Aplicada de la Universidad John Hopkins en Laurel (Maryland), que diseñó y construyó las naves, es responsable de las operaciones.

Esta es una misión conjunta en la que también participan otros países como Reino Unido, Alemania, Bélgica, Países Bajos y Suiza, que han aportado algunos de los instrumentos y equipos de las sondas.

EFE

sábado, 5 de febrero de 2011

El origen de la península Ibérica se remonta a 290 millones de años

Esquema geológico del occidente de Europa.- U. SALAMANCA
La península Ibérica, que entonces ocupaba el centro de Pangea -el único continente terrestre de la época- recibió un traje nuevo geológico hace entre 310 y 290 millones de años, debido al movimiento de placas tectónicas. Se modificaron la geología exterior e interior de la península, cuando los movimientos dieron lugar a la destrucción del manto litosférico existente hasta ese momento, situado entre 30 kilómetros y 150 kilómetros de profundidad, y la formación de uno nuevo, el actual.

Esta reconstrucción, la resolución de un complicado rompecabezas, de la historia geológica de la península Ibérica la han hecho científicos de la Universidad de Salamanca, la Universidad Complutense de Madrid, la STFX de Canadá y la Bryn Mawr de Filadelfia y se publica en la revista Geology.

Durante dos años y medio los científicos muestrearon rocas volcánicas, representativas de haber sido originadas en el manto, antes y después de los 310 y 290 millones de años, que afloran en algunos puntos peninsulares. Partiendo de esas rocas, y haciendo análisis geoquímicos específicos, han conseguido probar que el manto que tenía la península Ibérica antes de hace 300 millones de años se formó hace 1.000 millones de años. Por el contrario, el manto que existe actualmente tiene una edad de 290 millones de años. Prueba así este grupo de investigadores que hace 290 millones de años "hubo un reemplazamiento total o casi total del manto", en palabras de Gabriel Gutiérrez Alonso, de la Universidad de Salamanca.

Así se ""acaba con algunas discusiones, como cuándo y cómo se formó la cadena montañosa conocida como Arco ibero-armoricano, o el origen de la gran cantidad de rocas volcánicas, de granitos y de mineralizaciones asociadas que son la base de la minería metálica del noroeste de la península Ibérica".

ELPAIS.com

jueves, 3 de febrero de 2011

Detectan seis planetas en torno a una estrella como el Sol

Sistema planetario de Kepler-11. Nature / NASA
El telescopio espacial Kepler, de la NASA, ha detectado un sistema planetario compuesto por, al menos, seis planetas que orbitan en torno a una estrella similar al Sol y cuyos tamaños están entre los más pequeños descubiertos hasta ahora: entre 2,3 y 13,5 veces la masa de la Tierra.

Cinco de los nuevos planetas tienen órbitas anuales en torno a su estrella, la Kepler-11, que oscilan entre los 10 y los 47 días, menos que Mercurio, por lo que los científicos estiman que el calor en su superficie debe ser demasiado abrasador como para que pueda existir vida. El sexto, de mayor tamaño, también estaría a una distancia pequeña de la estrella, con una órbita de 118 días, y sería similar a Neptuno o Urano, aunque no se ha podido conocer su masa.

La investigación, en la que han participado Daniel Fabrycky, de la Universidad de Santa Cruz, en California, y su colega Jonathan Fortney, podría ayudar a entender cómo se formó nuestro sistema planetario, dado que, como en el Solar, sus órbitas están en el mismo plano.

El telescopio Kepler localizó los planetas mediante la técnica conocida como de tránsitos: detecta variaciones periódicas en el brillo de las estrellas que se producen cuando los planetas que las orbitan pasan por delante. En función de las oscilaciones en la luz, los investigadores calculan su tamaño y su radio.

En este caso, comprobaron que los cinco planetas más internos del sistema están tan cerca que sus órbitas desvían sus periodos de traslación, lo que les permitió hacer un modelo a partir del cual calcularon las masas, algo que no se había conseguido hasta ahora con los datos del telescopio espacial.

Con estos datos, los investigadores especulan, en el trabajo publicado en la revista 'Nature', sobre la posible composición de los planetas. "Parece como si los dos más cercanos a la estrella estuvieran constituidos principalmente de agua con una fina cubierta de hidrógeno-helio-gas", ha señalado Fortney. "Los otros más alejados tienen una densidad menor que el agua, lo que indica que podrían estar constituidos de una atmósfera de hidrógeno y helio", añade el investigador.

Para el director del Observatorio Astronomico Nacional, Rafael Bachiller, se trata de "un sistema extraordinariamente interesante que puede aportar claves sobre la formación y evolución de nuestro propio Sistema Solar". "La estrella tiene un tamaño, una masa y una composición muy similares a los del Sol. Y el sistema planetario (de al menos 6 planetas) se encuentra en un plano bien definido, un plano que es visto 'de canto' desde la Tierra, lo que favorece la detección de los sucesivos tránsitos de los diferentes planetas".

Rosa M. Tristán | EL MUNDO.es

Seguidores

Noticias Recientes


CC 2.5Noticias de Ciencia. Template por Dicas Blogger.

Inicio