jueves, 25 de agosto de 2011

Juramaia sinensis, el antecesor más antiguo de los mamíferos actuales

Juramaia sinensis. Nature
Un fósil hallado en el nordeste de China es el antecesor más antiguo de los mamíferos placentarios actuales y sitúa el momento en que se separaron de los marsupiales al menos 35 millones de años antes de lo que se pensaba.

Así lo afirman en un estudio publicado en la revista Nature paleontólogos del Museo de Historia Natural Carnegie de Pittsburgh (EE.UU), dirigidos por el chino Zhe-Xi Luo, que describen los restos fósiles de un mamífero parecido a una musaraña que vivió en China hace 160 millones de años durante el período Jurásico.

El fósil de "Juramaia sinensis" (que en latín significa madre jurásica de China) es "o bien una 'tataratía abuela' o una 'tatarabuela' de todos los mamíferos placentarios (euterios) existentes hoy", afirma Zhe-Xi.

En la actualidad, el 90% de los mamíferos -incluidos los humanos- son placentarios (la cría se desarrolla en el interior de la madre), mientras quedan mamíferos marsupiales (la cría se desarrolla en una bolsa) en Australia y Suramérica y algunas especies ovíparas en Australia y Nueva Guinea.

El mamífero placentario más antiguo conocido hasta la fecha databa de hace 125 millones de años, según el estudio.

El descubrimiento del fósil, en la provincia nororiental china de Liaoning, viene a corroborar los resultados de estudios genéticos que situaban la diferenciación de los mamíferos hace 160 millones de años, y a llenar un vacío en el registro fósil de su evolución.

Según los científicos, los "Juramaia sinensis" eran criaturas de pequeño tamaño, adaptados para trepar y vivir en los árboles a diferencia de otros mamíferos de su época, una capacidad que pudo permitirles sobrevivir a las difíciles condiciones de vida del Jurásico.

Entre los restos fósiles hallados figuran el cráneo incompleto del animal, parte del esqueleto y huellas de tejidos residuales blandos como pelo.

Pero lo que permitió a los paleontólogos relacionar al "Juramaia" con los mamíferos placentarios actuales y diferenciarlo de los marsupiales como el canguro fueron sobre todo su dentadura completa y los huesos de la pata, señala el estudio.

"La separación de los mamíferos euterios de los marsupiales finalmente condujo al nacimiento placentario y a la reproducción que son tan cruciales" para su éxito evolutivo, afirmó Xhe-Xi.

Pero, según el científico, la clave de este éxito fue su rápida adaptación a la vida en los árboles.

EFE

lunes, 22 de agosto de 2011

Los fósiles de bacterias más antiguos de la Tierra

Los fósiles de bacterias más antiguos de la Tierra
Un equipo de científicos australianos han descubierto los fósiles de bacterias "más antiguos de la Tierra" que se conocen, pues los investigadores fechan su aparición hace 3.400 millones de años, según han explicado expertos de la Universidad de Oxford.

Investigaciones anteriores datan la edad de la Tierra de 4.500 millones de años, mientras que fechan el inicio de la vida en el planeta hace 3.800 millones de años, de modo que este hallazgo prueba que años antes de lo que los científicos pensaban "había bacterias capaces de vivir sin oxígeno".

En este sentido, los científicos han señalado que están "muy seguros de la edad de los fósiles", ya que las rocas sedimentarias donde los han encontrado se formaron entre dos episodios volcánicos. Concretamente, el hallazgo, publicado en 'Nature Geoscience', se ha producido en una zona rocosa conocida como Strelley Poll, al oeste del país, y los fósiles se estaban adosados a microscópicos cristales de pirita.

Según apunta el estudio, los fósiles fueron sometidos a pruebas que demuestran que las formas detectadas en la roca son de naturaleza biológica, pues se pueden observar estructuras similares a las células, por tanto, no es el resultado de un proceso de mineralización. "Por primera vez en rocas arqueanas, se halla una asociación directa entre una morfología celular y subproductos del metabolismo", explican los científicos.

Cuando aparecieron estas bacterias, hace 3.400 millones de años, la Tierra era un lugar cálido, con una fuerte actividad volcánica, y la temperatura de los océanos alcanzaba los 50 grados. En la actualidad sigue habiendo bacterias que utilizan más azufre que oxígeno para cargarse de energía y proliferar y se encuentran sobre todo en lugares cálidos como las chimeneas hidrotermales, al fondo de los océanos.

EUROPA PRESS

sábado, 20 de agosto de 2011

Los primeros fósiles en Andalucía de tiburón martillo

Los primeros fósiles en Andalucía de tiburón martillo
Los paleontólogos Fernando Muñiz y Antonio Toscano Grande han hallado en Huelva dientes fósiles de 5,5 millones de años de antigüedad pertenecientes al género Sphyrna o "Tiburón martillo común" o "Cornuda común", en lo que supone la primera evidencia de este animal en el litoral andaluz.

El hallazgo, según ha explicado a Efe Fernando Muñiz, se ha producido en el término municipal de Lepe, y tras datarlo se ha verificado que pertenecen al periodo geológico conocido como Mioceno superior.

"El tiburón martillo (Sphyrna) aparece en el Mioceno medio, hace unos 16 millones de años", ha recordado Muñiz, que pertenece al Ayuntamiento de Lepe, mientras que Toscano es miembro del Departamento de Geodinámica y Paleontología de la Universidad de Huelva.

Toscano ha indicado que aunque se han encontrado otras evidencias de dientes del género del Tiburón martillo en Huelva y Gibraleón, "los hallados en Lepe no ofrecen duda de su asignación sistemática al género Sphyrna y en concreto a la especie Lewini, y suponen los primeros de Andalucía".

Hasta el momento, dientes fósiles de tiburón martillo han sido citados en el levante español y en la Cuenca de Alvalade, en Portugal.

Los Paleontólogos abordarán en fechas próximas un estudio más exhaustivo de todo el material paleontológico de tiburones encontrados en Lepe y que se enmarca dentro del trabajo de tesis doctoral que Antonio Toscano realiza desde la Universidad de Huelva en varias localidades onubenses.

En este sentido, como apunta Fernando Muñiz, "no sólo se trabaja en el reconocimiento de las diferentes especies de tiburones prehistóricos que nadaban por esta zona cuando era un mar poco profundo y bajo un clima posiblemente tropical-subtropical; sino que hay abierta una línea muy interesante sobre evidencias".

La investigación trabaja en la interacción depredador-presa, como indican estructuras de las dentadas dejadas por estos tiburones en huesos de mamíferos marinos (ballenas, focas) "e incluso aves marinas, y que aportaran datos sobre cuestiones ecológicas y etológicas del pasado".

EFE

miércoles, 17 de agosto de 2011

La más vieja evidencia fósil de las uñas de un primate

Fósiles de un 'Teilardina brandti'. Jonathan Bloch
Las uñas son, sin duda, un elemento fundamental para proteger la sensible piel de las puntas de los dedos. Sin embargo, hasta ahora estaba poco claro desde cuando existen en los primates, una cuestión a la que científicos de la Universidad de Florida han puesto fecha esta semana: según sus investigaciones, esas células endurecidas de los dedos aparecieron en nuestros ancestros hace 55 millones de años, en el Ecoceno, facilitando así un tacto más sensible y con más posibilidades.

Para llegar a esta conclusión, los paleontólogos de Florida analizaron la más vieja evidencia fósil de las uñas de un primate que era de muy pequeño tamaño, lo que desmiente que las uñas surgieron al aumentar el tamaño del cuerpo. En total, estudiaron más de 25 ejemplares de la especie 'Teilhardina brandti', un primate extinto que se describió tras encontrarse un molar, pero del que ya se han encontrado otros dientes y huesos de sus tobillos que demuestran que era un mamífero y que vivía en los árboles.

Según el nuevo trabajo, publicado en la revista 'American Journal of Physical Anthropology', sus uñas permitieron a esta especie de lémur agarrarse en las ramas y moverse ágilmente de un árbol a otro.

Jonathan Bloch, del Museo de Historia Natural de Florida, lo explica con claridad: "Con el hallazgo de fósiles del esqueleto de este primitivo primate hemos probado que las uñas ya estaban presentes en un ancestro común a los lemures, los monos y los humanos".

En todo caso, el trabajo que firma permite comprender mejor las relaciones evolutivas de uno de los más antiguos primates modernos que se conocen, así como el medio ambiente en el que desarrolló las uñas en manos y pies, una característica única de este grupo.

Rosa M. Tristán | ELMUNDO.es

martes, 16 de agosto de 2011

Un equipo del CSIC identifica fragmentos de ADN intactos a la evolución

Un equipo del CSIC identifica fragmentos de ADN intactos a la evolución
Los investigadores del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) han demostrado e identificado una serie de secuencias de ADN presentes en todos los seres vivos y que han permanecido prácticamente intactas a lo largo de toda la evolución.

Estas secuencias pertenecen al ADN no codificante, que representa el 95 por ciento del ADN total y que contiene las regiones reguladoras, cuya función es controlar cuándo, cómo, en qué cantidad y dónde se deben producir las proteínas.

Todos los seres vivos están formados por las mismas proteínas, pero se diferencian en el uso que cada uno hace de ellas, lo que está determinado por estas regiones reguladoras, ha explicado a EFE el investigador del CSIC José Luis Gómez-Skarmeta.

Comparando los genomas de distintos animales, el equipo del CSIC ha averiguado que algunas de estas instrucciones de cómo y dónde usar las proteínas que constituyen a los seres humanos están presentes en los genomas de nuestros ancestros desde hace más de 550 millones de años, y que han permanecido prácticamente intactas a lo largo de toda la evolución.

"La evolución ha influido en una parte del genoma de los seres vivos, pero ha dejado casi intacta otra. Existen procesos básicos de construcción de un organismo que están presentes en todos los seres vivos, independientemente de su linaje, y que son tan esenciales que no han cambiado a lo largo del tiempo ni cambiarán en el futuro", ha detallado Gómez-Skarmeta.

Hasta ahora, se creía que cada linaje de organismos había conservado sus propias regiones reguladoras, que se diferenciaban de las de otros; por ejemplo, los vertebrados y las moscas tenían regiones reguladoras diferentes.

Sin embargo, esta investigación ha permitido demostrar que todos los seres vivos comparten algunas de estas regiones, que han permanecido prácticamente intactas, a excepción de ligeras diferencias, por lo que Gómez-Skarmeta considera que éste es el primer ejemplo de información reguladora conservada a lo largo de toda la evolución.

En concreto, el estudio del CSIC ha probado que existe un fragmento de ADN que controla el funcionamiento de un gen esencial para el funcionamiento del sistema nervioso, y que se encuentra presente tanto en humanos como en parientes de los corales.

Según Gómez-Skarmeta, estos hallazgos han puesto de manifiesto que el ADN no codificante ha sido "injustamente denominado ADN basura" y que existen secuencias del genoma a las que los investigadores deben prestar más atención en el futuro.

En la investigación ha participado el Centro Andaluz de Biología del Desarrollo, la Universidad de Barcelona y el Instituto de Tecnología de California.

EFE

viernes, 12 de agosto de 2011

Los plesiosaurios eran vivíparos

Los plesiosaurios eran vivíparos. EFE
Los científicos creen que han encontrado pruebas de que las hembras de plesiosaurio, reptiles marinos que vivieron hace casi 80 millones de años, gestaban embriones hasta su madurez y los parían como lo hacen ballenas y delfines, según un artículo que publica la revista Science.

La prueba está en un Polycotilus latippinus de 4,70 metros de largo, uno de los reptiles gigantes, carnívoros y con cuatro aletas conocidos como plesiosaurios, cuyo fósil se exhibe en la Sala de Dinosaurios del Museo de Historia Natural en Los Ángeles (California).

Los restos del reptil, que vivió durante la era mesozoica, contienen el fósil de un embrión que muestra gran parte del cuerpo en desarrollo, incluidas las costillas, veinte vértebras, y los huesos de hombros, caderas y aletas. Es la primera vez que se muestra el fósil de un embrión de plesiosaurio (no son dinosaurios) en el interior del cuerpo de la madre.

El hallazgo, además, ofrece otro dato interesante: estos reptiles gigantescos (llegaron a medir 22 metros) 'parían' a un vástago que era bastante grande en el momento de su nacimiento. "No sólo hemos averiguado que no ponían huevos, sino que el tamaño de esa cría única sugiere que habrían cuidado maternalmente de ellas después de que nacieran y que tendrían comportamientos sociales complejos, como la formación de grupos", señala Luis Chiappe, director del Museo de Historia Natural de Los Ángeles.

Esta hipótesis coincide con lo que ocurre hoy con muchos animales que paren crías de un tamaño grande y también tienen cuidados maternales con ellas, pero es nuevo en reptiles. "Especulamos que, a la hora de reproducirse, los plesiosaurios pudieron haber exhibido comportamientos similares a los de las ballenas o los delfines, que son mamíferos",

Los plesiosaurios se extinguieron hace 65 millones de años, junto con los dinosaurios, sin dejar descendencia, pese a que en el Mesozoico fueron animales muy comunes.

miércoles, 10 de agosto de 2011

El yacimiento de Basturs saca a la luz 900 restos de dinosaurios

El yacimiento de Basturs saca a la luz 900 restos de dinosaurios
Huesos de dinosaurios, cocodrilos y dientes de peces prehistóricos son algunos de los más de 900 restos paleontológicos que se han hallado a lo largo de la última década en uno de los yacimientos más importantes de Europa, el de Basturs Poble, situado en el municipio leridano de Isona y Conca Dellà.

Este yacimiento de gran valor científico, tanto por la cantidad como por el interés de los restos encontrados, está arrojando una información fundamental para entender cómo era la vida en esta región hace 67 millones de años, al final del período del Cretáceo, y qué pudo causar la extinción de los dinosaurios, un enigma sobre el que existen diversas teorías y que divide a los investigadores.

Lo que se sabe a ciencia cierta es que el prepirineo leridano era hace muchos millones de años una tierra totalmente distinta a como la conocemos hoy.

Según explica a Efe el paleontólogo Rodrigo Gaete, director del Museo de Conca Dellà, donde hoy se alzan elevadas montañas era en la prehistoria una llanura costera abierta hacia el océano Atlántico, con un clima tropical, mucho más cálido, y una vegetación abundante en la que se podían encontrar incluso palmeras.

Un rico territorio habitado por dinosaurios, cocodrilos, peces y un largo sinfín de especies, cuyos restos, resguardados durante millones de años bajo la tierra y las rocas, están saliendo a la luz gracias a las campañas de excavación que desde hace diez años se llevan a cabo en Basturs.

Comenta Gaete que hasta ahora se han hallado unos 900 restos óseos de animales y plantas, un 90 por ciento de los cuales pertenecen a unos dinosaurios herbívoros conocidos como hadrosaurios.

Los hadrosaurios, de enorme tamaño, podían caminar tanto con dos como con cuatro patas y disponían de centenares de pequeños dientes que les permitían triturar la materia vegetal de la que se alimentaban.

Estos dinosaurios tenían el morro parecido a los patos y algunos de ellos una especie de cresta en la cabeza que se cree que les permitía emitir fuertes aullidos.

Los hadrosaurios, de los que se han hallado restos en prácticamente todo el mundo, a excepción de África, vivieron en Lleida al final del cretácico, poco antes de que se produjera la extinción de la especie y el fin de la era de los dinosaurios.

Pero en Basturs, más allá de hadrosaurios, los paleontólogos también han recuperado huesos de cocodrilos, dientes de dinosaurios carnívoros y de peces, tortugas y, de forma aislada, restos de cáscaras de huevos de dinosaurio.

La gran diversidad de especies que habitaban este territorio y el gran número de restos de hadrosaurio hallados demuestran, según Gaete, que la extinción de los dinosaurios no fue fruto de un declive progresivo, sino que se produjo de forma "bastante repentina".

"Se puede relacionar con un tipo de extinción bastante catastrófica, lo que daría la razón a la teoría del meteorito", señala el experto.

El yacimiento de Basturs Poble fue localizado de forma fortuita por el geólogo aficionado Marc Boada mientras éste realizaba un mapa geológico entre las poblaciones de Basturs y Sant Romà d'Abella.

EFE

martes, 9 de agosto de 2011

El tsunami de Japón provocó la rotura de un glaciar en la Antártida

El tsunami de Japón provocó la rotura de un glaciar en la Antártida. ESA
Científicos de la NASA han descubierto que el tsunami que asoló Japón el pasado 11 de marzo provocó la rotura de un glaciar en la Antártida y la creación de nuevos icebergs a más de 13.000 kilómetros del lugar donde se produjo el seísmo.

Hasta ahora la posible creación de icebergs a través de las olas de un tsunami era una teoría, pero gracias a las fotografías por satélite captadas en los días posteriores al terremoto se ha podido demostrar.

Los nuevos icebergs provienen del glaciar Sulzberger, una formación de hielo que no ha sufrido ninguna rotura en los últimos 46 años, según el artículo publicado en la revista Journal of Glaciology.

Nada más producirse el terremoto de 8,8 grados en la escala Richter el equipo de Kelly Brunt, del Centro de Vuelo Espacial Goddard dirigió su mirada hacia la Antártida para intentar confirmar la teoría de formación de los icebergs.

"Las primeras imágenes que obtuvimos presentaban un cielo bastante nuboso, así que éramos bastante pesimistas. Pero había una sola imagen con el cielo despejado que nos permitió ver el evento de la rotura" afirma Brunt en declaraciones recogidas por la NASA.

De este modo pudieron observar nuevos fragmentos de hielo flotando en las cercanías del glaciar Sulzberg a las pocas horas del terremoto, una prueba, según los científicos, que confirma la teoría de creación de los icebergs.

Más tarde, los mismos investigadores se sirvieron de las imágenes de radar del satélite de la Agencia Espacial Europea Evisat, que les permitieron penetrar a través de las nubes para observar el evento de la rotura casi en directo.

Los científicos pudieron ver como se desprendían dos icebergs de gran tamaño y otros fragmentos más pequeños. El más grande de estos icebergs es del tamaño de la isla de Manhattan, aseguran los investigadores.

RTVE.es / AGENCIAS

sábado, 6 de agosto de 2011

Un lagarto tropical del Mesozoico en Alaska

Talatosaurio encontrado en Alaska. Museo del Norte
Un equipo de paleontólogos acaba de encontrar en las playas de Alaska el fósil de un talatosaurio, una especie de reptil de larga cola coetáneo de los dinosaurios, que vivió hace más de 200 millones de años y del que hasta ahora sólo se habían encontrado restos muy fragmentados en esta parte del mundo.

En este caso, se trata de un esqueleto casi completo, aunque no se ha encontrado el cráneo. Según el Museo del Norte de la Universidad de Alaska Fairbanks, donde se encuentra ahora, se localizó por casualidad durante una marea que fue especialmente baja en la costa del Parque Nacional de Tongass. "En Norteamérica, podría ser el espécimen más articulado que se tenga", ha señalado el geólogo Jim Baichtal, que formaba parte del equipo y pertenece al equipo forestal de Estados Unidos.

"Acabamos de tomar el café cuando alguien dijo que había algo en el suelo rocoso y no sabía lo que era, si parte de un pez o una rama, hasta que lo tocó con una bota", recuerda Baichtal, que ya había estado buscando fósiles por la zona, cercana a la aldea india de Tlingit.

Tras enviar algunas fotos al Museo, el equipo decidió excavar el fósil durante el mes de junio. Antes de darlo a conocer, lo estudiaron para ver si se trataba de una especie nueva. Como en todo el mundo no hay más de una docena de talatosaurios completos, enseguida se comprobó que era un hallazgo relevante que puede ayudar a conocer mejor a estos saurópsidos, a los que se relaciona con los arcosaurios (como los cocodrilos) y los extintos ictiosaurios marinos.

El talatosaurio de Alaska, atrapado en sedimento hace entre 200 y 220 millones de años, vivió cuando este lugar tenía un clima tropical, dado que entonces estaba cerca del ecuador. Los científicos han averiguado que se trataba de una isla volcánica, similar a Hawai.

En una nota de prensa del Museo, su geólogo, Patrick Druckenmiller, recuerda que los talatosaurios vivieron en la Tierra unos 30 millones de años y podían medir más de cuatro metros de largo, la mitad casi de cola. Su cuerpo era muy similar a de un lagarto grande, pero con las patas cambiadas para poder moverlas como si fueran aletas. Su larga cola aplanada les servía para propulsarse bajo el agua.

Rosa M. Tristán | ELMUNDO.es

viernes, 5 de agosto de 2011

Posible presencia de agua salada en Marte

Posible presencia de agua salada en Marte
La NASA ha anunciado el descubrimiento de unas manchas superficiales en las laderas de Marte que podrían estar formadas por agua salada, abriendo así de nuevo una posibilidad de encontrar vida en el planeta rojo.

El hallazgo se ha hecho gracias al análisis de una serie de imágenes tomadas por el Experimento Científico de Imágenes de Alta Resolución (HiRise) del Orbitador de Reconocimiento de Marte (MRO), que explora el planeta rojo desde 2006.

El director de la investigación científica del programa de exploración a Marte de la NASA, Michael Meyer hizo el anuncio en una rueda de prensa junto con el profesor Alfred McEwen de la Universidad de Arizona, entre otros miembros del equipo.

"Estamos muy contentos con este descubrimiento, pero es el principio de un proceso que acabamos de empezar", señaló McEwen.

Marte no ha dado pruebas definitivas de que actualmente haya agua líquida activa en la superficie del planeta, aunque sí se ha detectado agua congelada cerca de la superficie en regiones de latitud media y alta.

Según explicaron, estos grupos de líneas oscuras podrían quizás estar formadas por un flujo de agua salada, aunque de momento se trata sólo de una hipótesis, ya que las observaciones reportadas en esta primera fase del estudio no lo prueban.

Lisa Pratt, bioquímica y geóloga de la Universidad de Indiana, señaló que todavía es una opción "muy especulativa" pero si se confirmara que se trata de un fluido reabriría las posibilidades de encontrar microorganismos en el planeta rojo.

Los científicos siguieron los cambios estacionales de estas marcas que se repiten en varias pendientes pronunciadas de la superficie marciana en las latitudes medias del hemisferio sur del planeta, aunque algunos aspectos de las observaciones están sin resolver.

Entre los cambios detectados, indicaron que las marcas se alargan y oscurecen en las laderas orientadas hacia el ecuador del planeta desde finales de primavera marciana hasta principios del otoño.

El equipo explicó que apunta al agua salada como la causante de estas "manchas" porque la salinidad disminuye la temperatura a la que el agua se congela y puede permanecer líquida a las temperaturas que alcanzan estas laderas durante su temporada calurosa.

Sin embargo, el mecanismo exacto de cómo se produciría el proceso y el origen de la fuente del agua aún no están claros.

EFE

miércoles, 3 de agosto de 2011

Descubren el cráneo de un simio que vivió hace 20 millones de años

Descubren el cráneo de un simio que vivió hace 20 millones de años
Un equipo internacional de paleontólogos ha descubierto el cráneo de un simio trepador de árboles de más de 20 millones de antigüedad que vivía en las selvas de Uganda.

Los científicos, franceses y ugandeses, encontraron el fósil en la región de Karamoja, en el noreste del país africano, el pasado 18 de julio mientras buscaban fósiles en los vestigios de un volcan extinguido.

"Es la primera vez que se ha hallado un cráneo completo de un simio de su edad. Es un fósil muy importante" ha explicado Martin Pickford, paleontólogo del College de France de París.

Según los estudios previos, el simio, que era herbívoro, tenía unos 10 años cuando murió, y aunque tiene la cabeza del mismo tamaño que la de un chimpancé, su cerebro era del mismo tamaño que el de un babuino.

Los restos del primate han sido trasladados a Francia donde serán sometidos a diversos análisis con rayos X y posteriormente serán devueltos a Uganda.

RTVE.es / REUTERS

Seguidores

Noticias Recientes


CC 2.5Noticias de Ciencia. Template por Dicas Blogger.

Inicio