domingo, 12 de febrero de 2012

Un día en Venus podría durar 6.5 minutos más de lo previsto

Un día en Venus podría durar 6.5 minutos más de lo previsto
La nave Mars Express enviada por la Agencia espacial Europea (ESA, en sus siglas en inglés) ha descubierto a través de rayos infrarrojos que Venus gira más despacio de lo que habían estimado previamente los científicos y que su día podría durar 6.5 minutos más de lo previsto.

Gracias al instrumento Virtis, los científicos estudiaron las características de la superficie de Venus mediante unas ondas infrarrojas que consiguieron penetrar en la capa de nubes que cubren al planeta. Tras alcanzar la superficie, los investigadores descubrieron que algunos rayos se habían desplazado 20 kilómetros de su localización prevista.

La velocidad de rotación aceptada por la comunidad científica fue medida por la NASA a principios de 1990. En los años 1980 y 1990, los orbitadores Venera y Magallanes hicieron mapas de la superficie de Venus, lo que supuso el primer punto de vista global y detallado de este planeta.

Durante su misión de cuatro años, Magallanes permitió determinar la longitud del día en Venus, similar a 243 días terrestres. Sin embargo, las características superficiales observadas recientemente por Venus Express apuntan a que Venus gira más despacio y la longitud de su día es 6.5 minutos superior al tiempo estimado por Magallanes.

"Cuando los dos mapas no se alinearon, lo primero que pensé es que era un error en mis cálculos, pero hemos comprobado todos los errores posibles que podríamos pensar", dijo Nils Müller, uno de los principales autores de los trabajos de investigación sobre la rotación.

Varios científicos, entre ellos Ozgur Karatekin del Observatorio Real de Bélgica, analizaron la posibilidad de que se hubieran producido variaciones aleatorias a corto plazo en la longitud de un día en Venus, pero llegó a la conclusión de que éstos deberían haber resultado en más largos plazos.

Las nuevas mediciones ayudarán a los científicos a determinar si Venus tiene un núcleo sólido o líquido y, por lo tanto, una mayor comprensión de la creación del planeta y cómo ha evolucionado. Si Venus tiene un núcleo sólido, su masa debería estar más concentrada en el centro y, en este caso, la rotación del planeta reaccionaría en menor medida a las fuerzas externas.

La más importante de estas fuerzas se produce por la densa atmósfera -más de 90 veces la presión de la Tierra- y sistemas de alta velocidad del tiempo, que se creen que cambian la velocidad de rotación del planeta a través de la fricción con la superficie.

Por ejemplo, la Tierra experimenta un efecto similar, causado en gran parte por el viento y las mareas. La duración de un día en la Tierra puede cambiar en aproximadamente una milésima de segundo dependiendo de los patrones de vientos y temperaturas en el transcurso de un año.

EUROPA PRESS

Sé el primero en comentar

Seguidores

Noticias Recientes


CC 2.5Noticias de Ciencia. Template por Dicas Blogger.

Inicio