lunes, 6 de febrero de 2012

Una araña atrapada en ámbar más de 100 millones de años

Una araña atrapada en ámbar más de 100 millones de años
Un nuevo artículo publicado en la revista 'Paleontology' ha vuelto a colocar en el foco de la Paleontología internacional al yacimiento de San Just, situado en la localidad turolense de Utrillas. En dicha publicación se describen tres arañas españolas fosilizadas en ámbar procedentes de los yacimientos cretácicos de ámbar situados en El Soplao (Cantabria), Peñacerrada I (Burgos) y San Just (Teruel).

Estas nuevas arañas representan los miembros más antiguos descritos de la familia Oonopidae a día de hoy, y pertenecen uno de sus linajes más antiguos: el género Orchestina. Las arañas de esta familia son pequeñas merodeadoras de distribución geográfica mundial, que viven en multitud de hábitats, como por ejemplo entre la maleza o la corteza de los árboles, o bajo piedras u hojarasca.

La araña de San Just, atrapada en ámbar más de 100 millones de años, está depositada en la Fundación Conjunto Paleontológico de Teruel-Dinópolis (Museo Aragonés de Paleontología). Ha sido descrita gracias a que ha sido posible tomografiar dicho ejemplar mediante luz sincrotrón en la European Synchrotron Radiation Facility (ESRF) en Grenoble (Francia), según han informado desde el Departamento de Industria e Innovación.

En este trabajo de investigación, se ha definido por primera vez un ejemplar de araña utilizando tomografías -técnica de procesado de imágenes por secciones- obtenidas mediante radiación sincrotrón, demostrándose una vez más que esta técnica supone una revolución para la Paleontología.

Las tomografías por contraste de fase mediante luz sincrotrón, permiten la obtención de un modelo tridimensional de alta resolución del insecto fosilizado que se está estudiando. Al final del proceso de reconstrucción, es posible orientar este modelo a voluntad para observar los caracteres de interés en el ejemplar e incluso realizar disecciones virtuales del mismo para acceder a información que, de otro modo, permanecería oculta en el interior.

Además, la técnica resulta vital para el estudio de ámbares opacos, en los que los métodos ópticos convencionales -microscopía- no tienen utilidad.

De las tres arañas españolas, la de 'El Soplao' es la única que se ha podido reconocer como nueva especie por ser macho, ya que las hembras carecen de los caracteres necesarios para designar nuevas especies en la familia de los oonópidos.

EUROPA PRESS

1 Comentario:

Seguidores

Noticias Recientes


CC 2.5Noticias de Ciencia. Template por Dicas Blogger.

Inicio