sábado, 16 de junio de 2012

Existe un enlace gaseoso entre Andrómeda y Triangulum

Existe un enlace gaseoso entre Andrómeda y Triangulum
Un puente entre dos galaxias. El recuerdo de que hace miles de millones de años se encontraron y se rozaron. Un eslabón de hidrógeno que las vincula en su viaje por el Universo mientras avanzan, de nuevo, la una contra la otra. Un grupo de investigadores estadounidenses ha ratificado que Andrómeda y Triangulum, las dos grandes vecinas de la Vía Láctea, están unidas por una tenue nube de átomos ligeros.

Las primeras evidencias de este nexo entre las dos galaxias, obtenidas en Países Bajos, se publicaron en 2004. Algunos investigadores cuestionaron la validez de sus resultados y exigieron pruebas más concluyentes. Éstas han llegado ocho años después gracias al National Radio Astronomy Observatory (NRAO) y su Green Bank Telescope (GBT), el radiotelescopio de una única antena más grande del mundo (situado en Virginia Occidental, Estados Unidos).

Se cree que este eslabón entre Andrómeda y Triangulum se debe a un pase muy cercano entre ambas hace miles de millones de años. La atracción gravitatoria de este roce provocó la creación de «colas de marea», chorros de gas que se despegan de sus galaxias para formar un «camino» alargado que las une.

«Cuando dos galaxias se acercan mucho son capaces de arrancar materia gaseosa de los límites de la otra», explica Jay Lockman, investigador de NRAO. «Las colas de marea se difuminan con el tiempo y, además, pueden ser ionizadas, lo que dificulta aún más su detección», cuenta. «Pero por otra parte su estudio nos permite analizar mejor las interacciones entre ambas y entender la escala temporal de las mismas», asegura.

El radiotelescopio estadounidense GBT no sólo confirmó la existencia de este puente intergaláctico, sino que mostró seis densos conglomerados de gas dentro de él. Los investigadores han concluido que su velocidad relativa con respecto de la Tierra es prácticamente igual que la de Andrómeda y Triangulum, lo que refuerza la teoría de que es un eslabón entre ellas.

«Creemos que es muy probable que el hidrógeno que vemos entre M31 y M33 sea el remanente de una cola de marea que se formó en un encuentro cercano, probablemente hace miles de millones de años», explica Spencer Wolfe, uno de los investigadores, a la Asociación Estadounidense para el Avance de la Ciencia. «El encuentro tuvo que ocurrir hace mucho tiempo, porque ninguna de las dos galaxias muestra signos de ello en la actualidad», añade. M31 es el nombre de Andrómeda y M33 el de Triangulum en la clasificación astronómica de Messier.

«Las características de este gas apuntan a que estas dos galaxias debieron pasar muy cerca la una de la otra en el pasado remoto», cuenta Lockman, que asegura que su estudio puede aportar claves para avanzar en el conocimiento de la historia de ambas.

Actualmente están separadas, pero se espera que en un futuro Andrómeda, que es enorme, «devore» a Triangulum como ya ha hecho con otras galaxias vecinas de menor entidad.

ABC.es

Sé el primero en comentar

Seguidores

Noticias Recientes


CC 2.5Noticias de Ciencia. Template por Dicas Blogger.

Inicio