viernes, 27 de julio de 2012

Un ámbar gigante de más de 100 millones de años

Un ámbar gigante de más de 100 millones de años
Las excavaciones que se realizan en el yacimiento de ámbar de San Just, ubicado en la localidad de Utrillas (Teruel), han sacado a la luz la pieza de ámbar más grande hallada hasta la fecha en este afloramiento turolense y una de las mayores conocidas de España. La pieza tiene un peso aproximado de un kilo y un tamaño similar al de un melón mediano.

Estas características le convierten en un ejemplar muy significativo para desentrañar los procesos de formación de estas masas de resina fósiles. Su espectacularidad ha hecho que sea "indultada" y que no sea fraccionada en busca de organismos en su interior, según ha informado el Departamento de Universidad, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón.

Este hallazgo se une al de la pasada campaña de excavaciones que reveló un ejemplar de mantis religiosa, grupo de insectos extremadamente raro en el registro fósil.

Los expertos que trabajan en el yacimiento de San Just se centran este año en conseguir diferentes tipos de hojas de plantas asociadas al depósito de ámbar para realizar estudios geoquímicos. Algunos compuestos orgánicos característicos, que se pueden detectar, se encuentran tanto en el ámbar como en el interior de los restos de hojas de las plantas productoras, lo que permite relacionarlos, "de ahí nuestro interés en saber qué planta o plantas produjeron el ámbar de San Just", ha explicado Enrique Peñalver, codirector de la excavación.

El equipo de investigación que estudia el ámbar de San Just está formado por investigadores de la Universidad de Barcelona, el Instituto Geológico y Minero de España, paleontólogos de la Fundación Conjunto Paleontológico de Teruel- Dinópolis y de las universidades de Lyon (Francia) y Kansas (Estados Unidos). Todos ellos están realizando una nueva excavación, como continuación a las de 2007 y 2010 que aportaron un importante número de fósiles.

El objetivo principal es continuar con la obtención de la mayor cantidad de ámbar posible para incrementar el número de ejemplares de insectos y arañas y así completar el conocimiento del ecosistema boscoso del Cretácico Inferior de Iberia hace 110 millones de años. El estudio de los ejemplares fósiles encontrados en San Just en los últimos años ha permitido el conocimiento de numerosas nuevas especies de insectos y arañas, algunas con nombres científicos dedicados a la población de Utrillas.

EFE

Sé el primero en comentar

Seguidores

Noticias Recientes


CC 2.5Noticias de Ciencia. Template por Dicas Blogger.

Inicio