sábado, 31 de marzo de 2012

Las huellas fósiles de la lluvia describen la atmósfera primitiva de la Tierra

Las huellas fósiles de la lluvia describen la atmósfera primitiva de la Tierra. Imagen: Robin Ducker
La marca que dejaron las gotas de agua hace 2.700 millones de años ha servido para deducir cómo era el ambiente en el planeta azul. Los resultados rebajan la densidad del aire en comparación con los niveles actuales.

El chaparrón que cayó hace 2.700 millones de años dejó marca. Un equipo internacional de científicos ha analizado las huellas fósiles de esas gotas de lluvia para deducir cómo era la atmósfera primitiva de la Tierra.

“Las medidas precisas de la presión atmosférica se remontan a 1644, cuando el evangelista Torricelli inventó el primer barómetro”, señala a SINC el investigador Sanjoy M. Som, de la Universidad de Washington (EE UU).

En contra de lo que se pensaba, los resultados del trabajo, publicados esta semana en Nature, sugieren que la densidad atmosférica no doblaba los niveles actuales.

Som explica que “si la atmosfera hubiese sido más densa, habría frenado la caída de las gotas de agua y el tamaño máximo de sus huellas sería más pequeño”.

Hace entre 2.000 y 4.000 millones de años, el Sol era entre un 20% y un 30% más tenue, por lo tanto, “toda la Tierra se habría congelado si la atmósfera hubiese sido idéntica a la actual”, dice Som.

Esta paradoja sugirió una atmosfera primitiva sustancialmente más gruesa para proveer un mayor efecto invernadero. En cambio, hay evidencias geológicas de antiguos cauces y sedimentos oceánicos de la misma época.

Por aquel entonces aún no existían ni las plantas ni los animales, pero “a nivel microbiológico, la Tierra era un planeta mucho más vivo”, provoca Som.

El autor principal del estudio concluye que estos hallazgos ayudaran a los científicos en la búsqueda de “mundos habitables más allá del sistema solar”.

Una lágrima cayó en la arena

Las gotas de agua que se han analizado provienen de la lluvia que cayó en ceniza volcánica hace entre 2.700 y 11.700 millones de años.

Al entrar en contacto con la superficie, estas lágrimas crearon hoyuelos que más tarde se integraron en las rocas del sur de África que ahora se han estudiado.

La forma de las gotas de agua depende de la presión atmosférica. Para ser consideradas como tal, su tamaño no debe crecer más de siete milímetros de diámetro. Cuando alcanzan esa medida, se disuelven en gotas más pequeñas.

Para asegurarse de ello, los investigadores examinaron con detenimiento las huellas que dejaron las gotas de lluvia que cayeron en la ceniza del volcán islandés Eyjafjalla, que paralizó el espacio aéreo europeo en 2010.

SINC

jueves, 29 de marzo de 2012

Cassini halla condiciones favorables de vida en una luna de Saturno

Cassini halla condiciones favorables de vida en una luna de Saturno
La sonda espacial Cassini ha registrado chorros de agua helada en varios vuelos cercanos a la superficie de la luna de Saturno, Encélado, que podrían indicar un hábitat favorable para la existencia de vida.

"Más de noventa géiser de todos los tamaños están emitiendo vapor de agua, partículas de hielo, y componentes orgánicos en la superficie del Polo Sur de Encélado ", indicó Carolyn Porco, la jefe del Equipo de Imágenes Científicas de la sonda espacia Cassini.

Estos géiser, que surgen a través de grietas en la superficie helada de la sexta luna de Saturno, podrían revelar la existencia de un vasto mar subterráneo .

"Cassini ha volado varias veces a través de estas partículas y las ha analizado. Hemos encontrado que aparte de agua y material orgánico, hay sal en las partículas de hielos. La salinidad es la misma que la existente en los océanos de la Tierra", explicó Porco.

La científica afirmó que "suena a cosa de locos" pero podría ser como "si nevase sobre la superficie de este pequeño mundo", en referencia a las condiciones que se dan en este satélite favorables a la vida microbiana.

"Al final, ese es el lugar más prometedor que conocemos para la investigación en astrobiología. No necesitamos siquiera rascar la superficie. Basta con volar entre estas columnas de partículas. O podemos posarnos sobre la superficie y tomar muestras", dijo.

La sonda Cassini, lanzada en 1997, es una misión en la que participan la NASA, la Agencia Espacial Europea (ESA) y la Agencia Espacial Italiana cuyo objetivo es estudiar los cambios climáticos en Saturno y en sus lunas.

El año pasado la NASA decidió prolongar la misión, que ha estado transmitiendo información del sistema de Saturno durante casi seis años, hasta 2017.

"El tipo de ecosistemas que Encélado puede albergar podrían ser como las existentes en las profundidades de nuestro planeta. Aunque todo ocurre enteramente en ausencia de luz solar", agregó.

Cassini fue lanzada al espacio en octubre de 1997 junto con la sonda Huygens de la ESA, y llegó a las inmediaciones de Saturno en 2004 para iniciar el estudio de Titán, la luna mayor del planeta.

EFE

miércoles, 28 de marzo de 2012

Las estrellas enanas rojas de la Vía Láctea tienen miles de millones de planetas rocosos

Las estrellas enanas rojas de la Vía Láctea tienen miles de millones de planetas rocosos
Nuevos resultados del cazador de planetas HARPS, de ESO, muestran que los planetas rocosos no mucho mayores que la Tierra son muy comunes en las zonas habitables en torno a estrellas rojas débiles. El equipo internacional estima que debe haber decenas de miles de millones de planetas de este tipo sólo en nuestra galaxia, la Vía Láctea, y probablemente haya cerca de una centena en las vecindades del Sistema Solar. Esta es la primera vez que se mide de forma directa la frecuencia de súper-Tierras en torno a enanas rojas, las cuales suponen el 80% de las estrellas de la Vía Láctea.

Un equipo internacional acaba de dar a conocer esta primera estimación directa del número de planetas ligeros en torno a estrellas enanas rojas. Para ello, han utilizado observaciones llevadas a cabo con el espectrógrafo HARPS, instalado en el telescopio de 3,6 metros de ESO (en el observatorio de La Silla, en Chile). Un reciente anuncio, demostrando que en nuestra galaxia hay planetas en todas partes, utilizaba un método diferente que no era sensible a este importante tipo de exoplanetas.

El equipo de HARPS ha estado buscando exoplanetas orbitando alrededor de las estrellas más comunes de la Vía Láctea — estrellas enanas rojas (también conocidas como enanas tipo M). Estas estrellas son débiles y frías en comparación con nuestro Sol, pero muy comunes y longevas, y de hecho suponen el 80% de todas las estrellas de la vía Láctea.

“Nuestras nuevas observaciones con HARPS implican que, alrededor del 40% de todas las estrellas enanas rojas tienen una súper-Tierra orbitando en su zona de habitabilidad, una zona que permite la existencia de agua líquida sobre la superficie del planeta,” afirma Xavier Bonfils (IPAG, Observatorio de Ciencias del Universo de Grenoble, Francia), quien lidera el equipo. “Dado que las enanas rojas son tan comunes, —hay unos 160 mil millones en la Vía Láctea— esto nos lleva a la conclusión de que hay decenas de miles de millones de planetas de este tipo sólo en nuestra galaxias.”

El equipo de HARPS hizo un sondeo, durante un periodo de seis años, de una muestra cuidadosamente seleccionada en los cielos australes compuesta por 102 estrellas enanas rojas. Se hallaron un total de nueve súper-Tierras (planetas con masas de entre una y diez veces la masa de la Tierra), incluyendo dos en la zona de habitabilidad de Gliese 581 y Gliese 667 C respectivamente. Los astrónomos pudieron estimar su peso y la distancia a la estrella anfitriona en torno a la cual orbitaban.

Combinando todos los datos (incluyendo observaciones de estrellas que no tenían planetas) y examinando la fracción de planetas existentes que podrían descubrirse, el equipo ha podido deducir cuán comunes pueden ser diferentes tipos de planetas en torno a enanas rojas. Han descubierto que la frecuencia de la presencia de súper-Tierras en la zona de habitabilidad es de un 41% en un rango que va de un 28% a un 95%.

Por otro lado, planetas más masivos, similares a Júpiter y Saturno en nuestro Sistema Solar, parecen no ser muy comunes alrededor de enanas rojas. Se cree que menos del 12% de las enanas rojas tendrían planetas gigantes (con masas de entre 100 y 1.000 veces la masa de la Tierra).

Dado que existen numerosas estrellas enanas rojas cercanas al Sol, la nueva estimación implica que, probablemente, en la vecindad del Sistema Solar, a distancias menores de 30 años luz, puede haber del orden de cien súper-Tierras en las zonas de habitabilidad de estas estrellas.

"La zona de habitabilidad en torno a una enana roja, donde la temperatura es apta para la existencia de agua líquida en la superficie, está más cerca de la estrella que en el caso de la Tierra con respecto al Sol," dice Stéphane Udry (investigador del Observatorio de Ginebra y miembro del equipo). "Pero las enanas rojas se conocen por estar sujetas a erupciones estelares o llamaradas, lo que inundaría el planeta de rayos X o radiación ultravioleta: esto haría más difícil la existencia de vida".

Uno de los planetas descubiertos en el sondeo de enanas rojas de HARPS es Gliese 667 Cc. Es el segundo planeta de este sistema triple estelar y parece estar situado cerca del centro de la zona de habitabilidad. Pese a que este planeta es más de cuatro veces más pesado que la Tierra, es el más parecido a nuestro planeta de los encontrados hasta el momento, y casi con total seguridad cuenta con las condiciones adecuadas para la existencia de agua líquida en su superficie. Se trata de la segunda súper-Tierra dentro de la zona de habitabilidad de una enana roja descubierta durante este sondeo de HARPS, tras el anuncio del descubrimiento en 2007 de Gliese 581d y su posterior confirmación en el año 2009.

“Ahora que sabemos que hay muchas súper-Tierras alrededor de enanas rojas cercanas, necesitamos identificar más utilizando tanto HARPS como otros instrumentos futuros. Se espera que alguno de esos planetas pase frente a su estrella anfitriona durante su órbita en torno a la misma — esto abrirá la excitante posibilidad de estudiar la atmósfera de estos planetas y buscar signos de vida”, concluye Xavier Delfosse, otro de los miembros del equipo.

Observatorio Europeo Austral, ESO

domingo, 25 de marzo de 2012

La extraña galaxia Leda 074886 de forma rectangular

La extraña galaxia Leda 074886 de forma rectangular
La mayoría de las galaxias del universo se clasifican en tres formas: eliptica, de disco -y normalmente aplanado con brazos espirales- e irregular. Por eso es tan extraña Leda 074886, una galaxia enana que está a unos 70 millones de años luz de la Tierra: tiene forma rectangular o, como dicen los astrónomos que la han descubierto, parece un brillante de talla esmeralda.

“Es una de esas cosas que sencillamente te hacen sonreír porque no debería existir o, más bien, no esperabas que existiera”, señala Alsiter Graham (Universidad de Tecnología Swinburne, en Melbourne, Australia), líder de la investigación.

Los científicos habían apuntado el telescopio japonés Subaru (con espejo principal de 8,2 metros de diámetro y situado en el observatorio de Mauna Kea, en Hawai) hacia un cúmulo de estrellas que hay alrededor de la galaxia gigante NGC 1407, y en el borde de la imagen -estaban usando una cámara equivalente a un gran angular fotográfico- descubrieron la extraña galaxia rectangular.

Graham y sus colegas de Australia, Alemania, Suiza y Finlandia presentarán su descubrimiento en la revista Astrophysical Journal, en un artículo titulado precisamente Leda 074886, una sorprendente galaxia rectangular, según informa el Observatorio Nacional Astronómico de Japón.

Leda 074886 no es fácil de ver porque es poco luminosa, dado su bajo brillo intrínseco. Tiene 50 veces menos estrellas que la Vía láctea y la distancia a la que está de la Tierra equivale a poner en fila, una tras otra, 700 galaxias como la nuestra, que tiene unos 100.000 años luz de diámetro, explican los responsables del Subaru.

Los astrónomos se han planteado el por qué de esta inesperada forma rectangular del conjunto estelar, que, reconocen, puede tener mucho que ver con la orientación que tiene vista desde la Tierra. “Una posibilidad es que se formase por la colisión de dos galaxias espirales, de manera que las estrellas que ya existían en ellas quedaran distribuidas en las órbitas mayores creando esa forma de corte de diamante, mientras que el gas se concentró en el plano medio donde se condensó para formar nuestras estrellas y el disco que observamos”, apunta Duncan Forbes, también de la Universidad de Swinburne.

“Tal vez cuando nuestra Vía láctea con forma de disco colisione con la galaxia Andrómeda, dentro de unos 3.000 millones de años, acabemos perteneciendo a una galaxia de aspecto rectangular”, dicen los científicos de Subaru.

ELPAIS.com

sábado, 24 de marzo de 2012

Messenger muestra un panorama inesperado de Mercurio

Messenger muestra un panorama inesperado de Mercurio
Mercurio parece ser menos montañoso que Marte y la Luna y las entrañas del planeta más cercano al Sol, con reservas profundas de sulfuro de hierro, son muy diferentes de las de los otros de nuestro sistema, según un artículo que publica la revista Science.

La publicación incluye dos estudios realizados a partir de la información enviada por la sonda espacial "Messenger" que hace un año se convirtió en el primer satélite artificial de Mercurio y ha estado haciendo observaciones de la topografía y del campo gravitatorio en el hemisferio norte del planeta.

La sonda de 485 kilogramos fue lanzada al espacio por un cohete delta II en agosto de 2004, y después de tres pasajes por las proximidades del planeta más cercano al Sol, el 18 de marzo de 2011 se colocó en una órbita altamente elíptica que va de 200 kilómetros hasta 15.000 kilómetros de la superficie de Mercurio.

Los técnicos de la agencia espacial estadounidense NASA eligieron esa órbita para proteger al artefacto del calor que irradia la superficie de Mercurio. Solo una pequeña parte de la órbita transcurre con el artefacto sujeto al calor del lado más caliente del planeta.

Uno de los instrumentos que lleva la cápsula robótica es un altímetro de láser que ha estado haciendo un estudio del relieve de la superficie en el hemisferio norte de Mercurio, donde se ha encontrado que el número de elevaciones es considerablemente menor que en la Luna o Marte.

El equipo encabezado por Maria T. Zuber, del Departamento de ciencias de la Tierra, Atmósfera y Planetas en el Instituto Tecnológico de Massachusetts, ha usado el altímetro con el cual se cubren áreas de entre 15 metros a 100 de diámetro, y una distancia de 400 metros entre ellas en las regiones bajo la órbita.

"La precisión radial de las mediciones individuales es de más de un metro y la precisión con respecto al centro de masa de Mercurio es de menos de 20 metros", señaló el artículo en el cual colaboraron científicos de Estados Unidos, Canadá y Alemania.

Según los investigadores, el rasgo más prominente en la mitad norte de Mercurio es una extensa región de tierras bajas que incluye una planicie volcánica.

Zuber y sus colegas también pudieron examinar el cráter Caloris, de 1.500 kilómetros de diámetro, causado por un impacto y determinaron que una parte del fondo del cráter ahora es más elevada que el borde del cráter.

Por su parte, otro equipo encabezado por David Smith, y del cual también forma parte Zuber, empleó el rastreo por radio de la cápsula Messenger para determinar el campo de gravedad del planeta y con los datos obtenidos infirieron que la corteza de Mercurio es más gruesa en latitudes bajas y más delgada hacia la región polar norte.

Estas conclusiones dan un conocimiento sobre el interior del planeta, e indican que la capa exterior de Mercurio es más densa de lo que los científicos creían hasta ahora.

"La estructura interna de un planeta preserva información sustancial acerca de los procesos que han influido en la evolución térmica y tectónica", indica el artículo.

Añade que "la medición del campo de gravedad de un planeta proporciona una información fundamental para comprender la distribución de la masa interna de ese cuerpo".

Durante las primeras semanas después que el Messenger se colocara en órbita, la sonda fue rastreada casi constantemente por las estaciones de banda X (8 gigaherzios) de la Red de Espacio Profundo de la NASA, y tras ese período la cobertura ha sido menos frecuente.

Los investigadores explican que procesaron los datos recogidos entre el 18 de marzo y el 23 de agosto de 2011 y midieron las anomalías causadas por la gravedad en el hemisferio norte mercurial.

Para su sorpresa, los científicos encontraron que los datos apuntan a una gran densidad de masa en los mantos superiores de Mercurio, aunque es baja la presencia de hierro en las rocas de la superficie.

"Por lo tanto, debe existir una reserva profunda de material de alta densidad que explique la gran densidad del manto sólido y el momento de inercia", añade el artículo, concluyendo que la composición más probable de esa reserva sea el sulfuro de hierro.

EFE

Un tesoro oculto de nuevos datos infrarrojos

Un tesoro oculto de nuevos datos infrarrojos
El telescopio VISTA, de ESO, ha proporcionado a los astrónomos la imagen profunda del cielo con mayor ancho de campo jamás creada utilizando luz infrarroja. Esta nueva imagen de una pequeña parte del cielo, que podría pasar desapercibida, proviene del sondeo UltraVISTA y revela más de 200.000 galaxias. Es tan solo una parte de una gran colección de imágenes de todos los sondeos de VISTA, totalmente procesadas, que ahora ESO está poniendo a disposición de los astrónomos de todo el mundo. UltraVISTA es un Tesoro oculto que se está utilizando para estudiar galaxias distantes del universo temprano así como para muchos otros proyectos científicos.

El telescopio VISTA de ESO ha observado el mismo trozo del cielo de manera repetida para acumular lentamente la débil luz de las galaxias más distantes. En total, para crear la imagen, se han combinado más de seis mil exposiciones distintas con un tiempo efectivo total de exposición de 55 horas, tomadas a través de cinco filtros diferentes. Esta imagen del sondeo UltraVISTA es la visión infrarroja del cielo más profunda de su tamaño jamás obtenida.

El telescopio VISTA de ESO, ubicado en el observatorio Paranal, en Chile, es el telescopio de sondeo más grande del mundo y, hasta el momento, el más potente en sondeos infrarrojos. Desde el inicio de su operación en el año 2009 la mayor parte de su tiempo de observación se ha dedicado a sondeos públicos, algunos de ellos cubriendo amplias partes de los cielos del sur y otros centrados en partes más pequeñas.

El sondeo UltraVISTA se ha dedicado al campo COSMOS, una parte del cielo casi aparentemente vacía que ya ha sido estudiada de manera profunda utilizando otros telescopios, incluido el Telescopio Espacial Hubble (NASA/ESA). UltraVISTA es, con diferencia, el más profundo de los seis sondeos de VISTA y revela los objetos más débiles de esta zona.

Actualmente se están procesando datos de los sondeos de VISTA — en total más de 6 terabytes de imágenes— en centros de análisis de datos repartidos por toda Europa, datos que vuelven al archivo de ESO para ponerlos a disposición de los astrónomos de todo el mundo.

En un primer vistazo, la imagen de UltraVISTA no parece relevante, se ven unas cuantas estrellas brillantes y, esparcidas, algunas más débiles. Pero, en realidad, casi todos esos objetos más débiles no son estrellas de la Vía Láctea, sino galaxias muy distantes que contienen, cada una de ellas, miles de millones de estrellas. Ampliando la imagen a pantalla completa, y acercándonos, se revelan numerosas galaxias; la imagen registra, en total, más de 200.000 galaxias.

La expansión del universo desplaza la luz de los objetos distantes hacia longitudes de onda más largas. Para la luz de las estrellas proveniente de las galaxias más distantes que podemos ver, esto significa que la mayor parte de la luz cae en la parte infrarroja del espectro cuando llega a la Tierra. VISTA, al ser un telescopio infrarrojo de amplio campo, es un instrumento ideal para descubrir galaxias distantes en el universo temprano. Estudiando galaxias en la luz desplazada hacia el rojo a distancias cada vez mayores, los astrónomos también pueden analizar cómo se formaron y cómo evolucionaron las galaxias a lo largo de la historia del cosmos.

Una inspección más detallada de la imagen revela muchos objetos rojizos esparcidos entre las galaxias color crema, más numerosas –estas son, en su mayor parte, galaxias muy remotas vistas cuando el universo sólo tenía una pequeña fracción de su edad actual. Estudios iniciales de las imágenes UltraVISTA, combinados con imágenes de otros telescopios, han revelado la presencia de numerosas galaxias que pueden verse cuando el universo tenía menos de mil millones de años (algunas de ellas incluso de épocas anteriores).

Pese a que esta imagen de UltraVISTA es la imagen infrarroja más profunda de su tamaño que existe, las observaciones continúan. El resultado final, que llegará en unos pocos años, será significativamente más profundo.

Los sondeos son fuentes indispensables para los astrónomos y ESO ha puesto en marcha un programa para que la rica herencia de VISTA y su compañero en el rango visible, el telescopio de sondeo VST (VLT Survey Telescope), sean accesibles para los astrónomos en las décadas venideras.

Loading player...


Observatorio Europeo Austral, ESO

martes, 20 de marzo de 2012

La fauna de Madagascar llegó por dispersiones oceánicas tras la separación de los continentes

La fauna de Madagascar llegó por dispersiones oceánicas tras la separación de los continentes
La isla de Madagascar se separó del continente africano hace unos 130 millones de años y de la India hace entre 65 y 80 millones de años, tras la desmembración del supercontinente Gondwana. Una investigación internacional en la que ha participado el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha desvelado que la mayor parte de la fauna malgache llegó a la isla a través de repetidas dispersiones oceánicas después de la separación del continente. El artículo aparece publicado en el último número de la revista PNAS.

El equipo de investigadores reconstruyó la historia de colonización de Madagascar mediante la secuenciación de varios genes nucleares de los principales grupos de vertebrados de Madagascar y de las especies más próximas de África, Asia y Sudamérica. Después, para datar los periodos de divergencia, aplicaron el llamado “reloj molecular”, que permite estimar el tiempo evolutivo a partir del número de diferencias entre dos secuencias de ADN.

“Los resultados muestran que el origen de la mayor parte de los grupos malgaches es relativamente reciente, geológicamente hablando, y que colonizaron la isla por dispersión oceánica, principalmente desde África. Lo más probable es que fuertes ciclones arrastrasen hasta tierra firme grandes troncos o pequeñas islas flotantes de vegetación con los que serían los primeros colonizadores”, explica el investigador del CSIC David Vieites, del Museo Nacional de Ciencias Naturales.

Según los expertos, los colonizadores tuvieron que desplazarse necesariamente atravesando el océano. El Canal de Mozambique que separa Madagascar de África, tiene una profundidad de casi 3.000 metros, demasiados para que una bajada del nivel del mar hubiese permitido la dispersión por tierra.

Tortugas e iguanas, grandes supervivientes

A finales del periodo Cretácico se produjo una extinción masiva en todo el planeta. Según este estudio, sólo dos grupos de las especies vertebrados que vivían entonces en Madagascar sobrevivieron a esa ola de extinciones: unas tortugas de agua dulce y las iguanas. El resto de la fauna presente en la isla llegó a ella con posterioridad cruzando el océano en varios periodos.

“Gran parte de las colonizaciones más antiguas se produjeron desde Asia y África, si bien las más recientes, que ocurrieron en los últimos 30 millones de años, son todas de origen africano. Uno de los factores que pudieron influir en este hecho es la proximidad, ya que a pesar de haberse separado antes, Madagascar permaneció relativamente cerca de África, mientras La India se alejaba rápidamente, cuyo choque con Asia formó la cordillera del Himalaya”, añade Vieites.

Gran biodiversidad

Según este estudio, la diversificación posterior dentro de la isla se vio favorecida por la existencia de selvas húmedas, que permitieron que los grupos adaptados a ese hábitat se diversificaran hasta convertir Madagascar en uno de los puntos calientes de biodiversidad mundial. En la actualidad, esta isla alberga una fauna y una vegetación únicas, tanto por su elevado número de especies endémicas como por la gran biodiversidad que alberga.

A pesar de todo, señala el investigador del CSIC, el futuro de la Biodiversidad de Madagascar es incierto. “Los humanos llevamos tan sólo 2.000 años en la isla y ya ha desaparecido el 90% de la superficie original de sus hábitats naturales. Es necesario parar la destrucción de la selva y gestionarla adecuadamente para que no se pierda esta diversidad en breve”, concluye.

CSIC

sábado, 17 de marzo de 2012

Una salamandra que vivió hace 157 millones de años

Una salamandra que vivió hace 157 millones de años
Un grupo de investigadores, liderados por el chino Ke-Qin Gao, de la Universidad de Pekín, han encontrado en la fosilera provincia de Liaoning el esqueleto, casi completo, de una salamandra que vivió hace 157 millones de años, en el Jurásico de los dinosaurios, y que es, según sus conclusiones, la más primitiva que se conoce de este orden de las salamandroideas.

Sus descubridores, que han bautizado la especie como 'Beiyanerpeton jianpingensis, retrasa la aparición de su grupo en unos 40 millones de años, pues el récord anterior era el de la primitiva salamandra 'Valdotriton gracilis', que fue encontrada en el yacimiento de Las Hoyas, en Cuenca.

Los restos se encontraban en una capa de sedimentos volcánicos del Jurásico Superior y presentan características comunes con las salamandras actuales, de las que hay unas 500 especies registradas en la actualidad.

Una de las conclusiones que los científicos sacan de su análisis morfológico es que la separación entre el grupo de las llamadas salamandras gigantes ('Cryptobranchoidae') y el grupo más extendido en la actualidad se produjo antes de lo que se pensaba, puesto que esta especie pertenece al segundo.

Estos datos coinciden con lo que señalaba la biología molecular, como destaca Borja Sanchís, investigador del Museo Nacional de Ciencia Naturales (CSIC), experto en el estudio de anfibios prehistóricos. "Es un hallazgo muy interesante porque demuestra que las conclusiones moleculares y los fósiles se van acercando respecto al origen de las especies", señala Sanchís en declaraciones a ELMUNDO.es.

Por lo que se ha averiguado, la 'Beiyanerpeton jianpingensis' medía unos 10 centímetros de largo y siempre vivía dentro del agua. Hoy su grupo es el más extendido en el hemisferio norte del planeta (salamandras no existen en África, Australia y la Antártida).

Rosa M. Tristán | ELMUNDO.es

Los mamíferos usaron los dientes para competir con los dinosaurios

Los mamíferos usaron los dientes para competir con los dinosaurios
La creencia convencional sostiene que, durante el Mesozoico, los mamíferos eran pequeñas criaturas poco significantes; sin embargo, al menos un grupo de mamíferos, unos roedores llamados multituberculados, evolucionaron durante los últimos 20 millones de años del reinado de los dinosaurios, sobreviviendo a su extinción hace 66 millones de años.

Una nueva investigación, dirigida por un paleontólogo de la Universidad de Washington (UW), sugiere que a los multituberculados les fue tan bien, en parte, porque desarrollaron numerosos tubérculos (protuberancias, o cúspides) en los dientes posteriores, que les permitieron alimentarse de angiospermas (plantas con flores). "Estos mamíferos fueron capaces de adaptarse en términos de número, tamaño corporal, y forma de sus dientes", afirma Gregory P. Wilson, profesor de biología de UW, y autor principal del estudio, publicado en 'Nature'.

Hace unos 170 millones de años, los multituberculados eran del tamaño de un ratón. Las angiospermas comenzaron a aparecer, hace alrededor de 140 millones de años, después de que el tamaño de los pequeños mamíferos aumentara, hasta alcanzar el de un castor. Tras la extinción de los dinosaurios, los multituberculados continuaron evolucionando hasta que otros mamíferos -en sus mayorías primates, ungulados y roedores- obtuvieron una ventaja competitiva sobre ellos, que, finalmente, condujo a la extinción de los multituberculados, hace unos 34 millones de años.

En el nuevo estudio, los científicos examinaron los dientes de 41 especies de multituberculados, conservados en colecciones de fósiles de todo el mundo; utilizando láser y tomografía computarizada (TC) para crear imágenes 3-D de los dientes en muy alta resolución. A través de un software de sistemas de información geográfica, se analizó, también, la forma de los dientes.

El trabajo consistió en determinar la complejidad de la superficie de los dientes. Los carnívoros tienen dientes relativamente simples, porque su comida se descompone fácilmente. Sin embargo, los animales que dependen de la vegetación para su subsistencia, tienen dientes más complejos, porque gran parte de sus alimentos son procesados por los dientes.

Los investigadores concluyeron que los multituberculados que comían plantas con flores, continuaron prosperando tras la extinción de los dinosaurios.

EUROPA PRESS

Un asteroide que pasará muy cerca de la Tierra en 2013

Un asteroide que pasará muy cerca de la Tierra en 2013
Un equipo de astrónomos patrocinado por la ESA ha descubierto un asteroide que pasará muy cerca de la Tierra en el año 2013, sin llegar a suponer una amenaza. Esta roca de 50 metros de diámetro pasará más cerca que muchos satélites, lo que destaca la necesidad de vigilar de forma sistemática el entorno de nuestro planeta.

El pasado día 22 de febrero, un equipo de voluntarios descubrió este inusual asteroide, bautizado como 2012 DA14. Su reducido tamaño y las características de su órbita hicieron imposible detectarlo antes de que pasase de largo junto a la Tierra, a unas siete veces la distancia que nos separa de la Luna.

No obstante, su trayectoria lo traerá de vuelta a las proximidades de nuestro planeta el día 15 de febrero de 2013, pasando a tan sólo 24.000 km de la Tierra – más cerca que muchos satélites comerciales.

Pasará a una distancia completamente segura, pero se acercará lo suficiente como para que sea posible observarlo con unos prismáticos convencionales”, comenta Detlef Koschny, responsable del estudio de Objetos Próximos a la Tierra (NEOs) de la Oficina para el Conocimiento del Medio Espacial (SSA) de la ESA.

Astrónomos en España descubren un objeto ‘escurridizo’

Este asteroide fue descubierto por el observatorio LSSS (La Sagra Sky Survey), en el sudeste de España, cerca de Granada. Situado a unos 1.700 metros de altitud, los telescopios del LSSS se encuentran en una de las zonas con menos contaminación lumínica de la Europa continental.

“Es un objeto bastante difícil de observar, debido a su trayectoria en el cielo de la mañana, su gran velocidad angular, su tenue brillo y las características de su órbita, que pasa muy por encima del plano orbital de la Tierra – podría haber pasado completamente desapercibido durante esta visita a nuestro planeta”, explica Jaime Nomen, uno de los descubridores.

El equipo de astrónomos del LSSS utiliza una serie de telescopios automatizados para escanear el cielo. Este descubrimiento se realizó de forma casual, después de que se decidiese observar una zona del firmamento en la que no se suelen encontrar asteroides.

“Los cálculos preliminares indican que el asteroide 2012 DA14 tiene una órbita muy parecida a la de la Tierra, con un periodo de 366.24 días -tan sólo uno más que el año terrestre- y que se cruza en la trayectoria de nuestro planeta dos veces al año”, añade Jaime.

Los astrónomos ya han descartado la posibilidad de que impacte contra nuestro planeta en su próxima visita. Esta ocasión, sin embargo, será muy útil para estudiar con detalle cómo le afectan los campos gravitatorios de la Tierra y de la Luna.

“Estamos muy interesados en observar cómo se altera su órbita tras acercarse tanto a la Tierra, lo que nos ayudará a calcular el riesgo de impacto en futuras visitas”, comenta Detlef.

Medio millón de objetos por descubrir

Las operaciones del LSSS están a cargo del Observatorio Astronómico de Mallorca, que se ha incorporado recientemente al programa SSA de la ESA. En el futuro, este observatorio enviará los resultados de sus observaciones al centro de procesamiento de datos de asteroides que está desarrollando la ESA.

Esta información, combinada con estudios sobre los efectos de la meteorología espacial y la población de deshechos orbitales, ayudará a los científicos y legisladores europeos a comprender y evaluar riesgos, en especial si algún día se descubre un asteroide que suponga una amenaza para la Tierra.

El descubrimiento del asteroide 2012 DA14 es especialmente importante para la oficina de SSA de la Agencia, ya que es un claro ejemplo de los más de 500.000 objetos próximos a la Tierra que se estima que todavía quedan por descubrir.

“Estamos desarrollando un sistema de telescopios ópticos automatizados capaces de detectar asteroides como este, con el objetivo de identificarlos al menos tres semanas antes de que pasen cerca de nuestro planeta”, concluye Detlef.

Para ello, los especialistas de la ESA cuentan con el apoyo de la industria europea para diseñar una red de telescopios de 1 metro de diámetro cuyo campo de visión combinado permitirá escanear todo el cielo cada noche.

European Space Agency, ESA

viernes, 16 de marzo de 2012

Un nuevo catálogo del cielo al completo en infrarrojo

Un nuevo catálogo del cielo al completo en infrarrojo
La NASA ha dado a conocer un nuevo atlas y catálogo del cielo al completo en infrarrojo que muestra más de 1.500 millones de estrellas, galaxias y otros objetos capturados por el Wide-field Infrared Survey Explorer, el telescopio espacial infrarrojo WISE. Las imágenes publicadas por la NASA de esta misión se pueden encontrar en esta web.

"Hoy en día, WISE ofrece el fruto de 14 años de esfuerzo para la comunidad astronómica", dijo Edward Wright, investigador principal de WISE en la UCLA, el primero que comenzó a trabajar en la misión con otros miembros del equipo en 1998.

WISE fue lanzado 14 de diciembre 2009 y a lo largo de 2010 cartografió todo el Universo con una sensibilidad mucho mayor que sus predecesores. Se recogieron más de 2,7 millones de imágenes tomadas en cuatro longitudes de onda de luz infrarroja, permitiendo la captura de cualquier cosa, desde asteroides cercanos a las galaxias distantes. Desde entonces, el equipo ha estado procesando más de 15 billones de bytes de datos. Una versión preliminar de los datos, con la mitad del cielo, fue publicada en abril de 2011.

El catálogo de WISE de todo el cielo era el objetivo fundamental de la misión. Las exposiciones individuales de WISE se han combinado en un atlas de más de 18.000 imágenes que cubren el cielo y un catálogo con las propiedades de infrarrojos de más de 560 millones de objetos individuales que se encuentran en las imágenes. La mayoría de los objetos son estrellas y galaxias, con aproximadamente el mismo número de cada uno. Muchos de ellos nunca se han visto antes.

Las observaciones de WISE han conducido a numerosos descubrimientos, entre ellos una nueva y escurridiza clase de estrellas fallidas, llamada "Y-enanas". Debido a que han estado enfriándose desde su formación, no brillan en luz visible y no han podido ser vistas hasta los mapas en visión infrarroja de WISE.

WISE también realizó un censo de asteroides cercanos a la Tierra, encontrando que hay un número significativamente menor de objetos de tamaño medio de lo que se pensaba anteriormente. También se determinó que la NASA ha encontrado más de 90 por ciento de los mayores asteroides cercanos a la Tierra.

Otros descubrimientos fueron inesperados. WISE encontró el primer asteroide "troyano" con la misma trayectoria orbital alrededor del Sol que la Tierra. Una de las imágenes dadas a conocer ahora muestra una vista sorprendente de un "eco" de luz infrarroja que rodea a una estrella que explotó. El eco fue grabado en las nubes de gas y el polvo cuando el fogonoza de luz causado por la explosión calentó las nubes circundantes.

EUROPA PRESS

jueves, 15 de marzo de 2012

Claves para comprender el crecimiento de las galaxias adolescentes



Claves para comprender el crecimiento de las galaxias adolescentes
Nuevas observaciones realizadas con el Very Large Telescope de ESO aportan claves para comprender el crecimiento de las galaxias adolescentes. En el mayor sondeo de su tipo, los astrónomos han descubierto que las galaxias han cambiado sus “hábitos alimentarios” durante su adolescencia – el periodo que va entre los tres mil y los cinco mil millones de años tras el Big Bang. Al inicio de esta fase, el aperitivo preferido eran los flujos de gas tenue, pero, más tarde, las galaxias crecieron debido al canibalismo, ya que se alimentaban de otras galaxias más pequeñas.

Los astrónomos creyeron durante un tiempo que las galaxias más tempranas eran mucho más pequeñas que las impresionantes galaxias espirales y elípticas que pueblan el universo actual. A lo largo de la vida del cosmos, uno de los grandes retos ha sido conocer cómo “engordan” las galaxias, y saber qué comen y cuáles son sus hábitos alimentarios sigue siendo un misterio.

Un nuevo sondeo de galaxias cuidadosamente seleccionadas se ha centrado en sus años adolescentes — aproximadamente el periodo que va entre los tres mil y los cinco mil millones de años tras el Big Bang.

Empleando los instrumentos de última tecnología del Very Large Telescope (VLT) de ESO, un equipo internacional está desvelando qué ocurrió en realidad. En más de cien horas de observación el equipo ha recogido el mayor número de observaciones detalladas jamás obtenidas de galaxias ricas en gas en ese estadio temprano de su desarrollo.

“Vemos cómo se enfrentan dos tipos de galaxias en crecimiento: unas con eventos violentos de fusión en los que las galaxias más grandes devoran a las más pequeñas, otras que se alimentan de un suave flujo continuo de gas que cae sobre ellas. Ambas situaciones pueden llevar a la creación de numerosas estrellas nuevas,” explica Thierry Contini (IRAP, Toulouse, Francia), quien lidera el trabajo.

Estos nuevos resultados apuntan hacia un gran cambio en la evolución cósmica de las galaxias, cuando el universo tenía entre tres mil y cinco mil millones de años. El flujo suave de gas parece haber sido un factor importante en la formación de las galaxias cuando el universo era muy joven, mientras que las fusiones fueron relevantes más tarde.

“Para comprender cómo crecieron y evolucionaron las galaxias necesitamos mirarlas con la mayor precisión posible. El instrumento SINFONI instalado en el telescopio VLT de ESO es una de las herramientas más potentes del mundo para analizar galaxias jóvenes y distantes. Juega el mismo papel que un microscopio para un biólogo,” añade Thierry Contini.

Las galaxias distantes, como las del sondeo, son diminutas y tenues burbujas en el cielo, pero la alta calidad de imagen del VLT, junto con el instrumento SINFONI, dan como resultado que los astrónomos puedan hacer mapas de cómo se mueven y saber de qué están compuestas diferentes partes de las galaxias. Hubo algunas sorpresas.

“Para mí, la mayor sorpresa fue el descubrimiento de muchas galaxias cuyo gas no estaba en rotación. Este tipo de galaxias no se observan en el universo cercano. Ninguna de las teorías actuales predice estos objetos,” afirma Benoît Epinat, otro miembro del equipo.

“Tampoco esperábamos que hubiera tantas galaxias jóvenes del sondeo que tuvieran elementos pesados concentrados en sus partes externas — esto es exactamente lo contrario de lo que se observa en las galaxias actuales,” añade Thierry Contini.

El equipo no ha hecho más que iniciar el estudio de su enorme conjunto de observaciones. Planean observar estas galaxias con futuros instrumentos del VLT y con los telescopios ALMA para estudiar el gas frío de esas galaxias. Mirando hacia el futuro, el E-ELT (European Extremely Large Telescope, Telescopio Europeo Extremadamente Grande) estará equipado con la instrumentación ideal para ampliar este tipo de estudio y profundizar en el universo temprano.

Loading player...


Observatorio Europeo Austral, ESO

martes, 13 de marzo de 2012

Primer mapa laser tridimensional de un impacto meteorítico

Primer mapa laser tridimensional de un impacto meteorítico
Investigadores de la UPM y el CSIC ha aplicado esta técnica no invasiva a una roca recogida en los alrededores del cráter de impacto meteorítico de Karikkoselkä (Finlandia).

Los meteoritos, (fragmentos de asteroides que chocan contra la superficie de la tierra o de otro cuerpo planetario), son la materia extraterrestre más importante que nos llega desde el espacio por la gran cantidad de información mineralógica que nos proporcionan, a escala parcial y temporal, de los procesos ocurridos en el sistema solar.

Al colisionar con la Tierra, dejan una serie de huellas mineralógicas, geoquímicas, isotópicas y texturales en los materiales con los que chocan que hace que se puedan identificar y, además, verificar cuándo han ocurrido estos procesos. Por primera vez, investigadores de laUniversidad Politécnica de Madrid (UPM) y el CSIC emplean el láser tridimensional para hacer un mapa de los efectos causados en una roca por una de estas colisiones.

Este trabajo forma parte del proyecto fin de carrera de José María Hierro, presentado en laETS de Ingenieros en Topografía, Cartografía y Geodesia, en la titulación de Ingeniero Técnico en Topografía. La investigación ha estado coordinada por la doctora Mercedes Farjas Abadía, catedrática del Departamento Ingeniería Topográfica y Cartografía de la ETSI de Topografía, Geodesia y Cartografía de la UPM, y el doctor Jesús Martínez Frías, experto en geología planetaria del Centro de Astrobiología (CSIC/INTA).

Se ha obtenido un modelo tridimensional computerizado del material impactogénico y se han realizado estudios topográficos muy detallados, que complementan a los mineralógicos y geoquímicos. Así, se incrementa el volumen de datos sobre el impacto y se puede recrear mediante simulaciones tridimensionales el impacto, el lugar en el que se produjo e incluso el tamaño del meteorito que originó el cráter.

“La experiencia y los estudios previos de la Dra. Farjas han sido determinantes para realizar con éxito esta investigación de vanguardia cuya próxima aplicación será directamente el análisis de un meteorito”, indica Martínez Frías.

Centro de Astrobiología

Microraptor, un dinosaurio con llamativas plumas negras

Microraptor, un dinosaurio con llamativas plumas negras
Un equipo de investigadores estadounidenses y chinos ha revelado el color y el diseño de las plumas de Microraptor, un dinosaurio de cuatro alas, del tamaño de una paloma, que vivió hace unos 130 millones de años. El plumaje fosilizado del dinosaurio, de matices azul y negro, es el registro más antiguo del color de las plumas iridiscentes. Los hallazgos, que sugieren la importancia de la exhibición en la evolución temprana de las plumas, han sido publicados en la revista 'Science'.

"Este estudio ofrece una visión sin precedentes de la apariencia del animal cuando estaba vivo", apunta Mark Norell, uno de los autores del estudio, y director de la División de Paleontología del Museo Americano de Historia Natural. Norell explica que "ha habido mucha especulación acerca de las plumas de Microrraptor, sobre si éstas formaban superficies de sustentación para el vuelo o si tenían que ver con la exhibición sexual.

Así, mientras que, por un lado, hemos averiguado de qué color era el plumaje de este animal, aún más importante es que, también, hemos determinado que Microraptor, al igual que muchas aves modernas, utilizaba sus plumas, probablemente, para enviar señales visuales de tipo social".

A pesar de que su anatomía es muy similar a la de las aves, el Microraptor es considerado un dinosaurio no aviar, perteneciente al grupo de dinosaurios llamados dromeosaurios, entre los que se encuentra el Velociraptor. El espécimen fósil utilizado en este estudio, de hace cerca de 130 millones de años, proviene de una zona rocosa del noreste de China.

"Gracias a los numerosos descubrimientos de fósiles de aves y plantas, sabíamos que el Cretácico era un mundo colorido, pero ahora hemos afinado aún más ese punto de vista con el Microraptor, el primer dinosaurio en mostrar un color iridiscente" (la iridiscencia surge cuando los melanosomas se organizan en capas apiladas), afirma Ke-Qin Gao, coautor del estudio, e investigador en la Universidad de Pekín.

El color de las plumas que muestran muchas aves modernas se produce, en parte, por unos pigmentos llamados melanosomas -la estructura redondeada de los melanosomas es constante para un color dado. A través de imágenes de microscopios electrónicos de barrido, los paleontólogos han comenzado, recientemente, a analizar la forma de los melanosomas en huellas de plumas fosilizadas, en buen estado de conservación. Al comparar estos patrones con los de las aves vivas; los científicos pueden inferir el color de los dinosaurios que vivieron hace millones de años.

"Las aves modernas utilizan sus plumas para diferentes propósitos, que van desde la huida, hasta la termorregulación para atraer a sus parejas potenciales", explica Matt Shawkey, coautor del estudio y profesor de Biología en la Universidad de Akron, quien apunta que "la iridiscencia se ha generalizado en las aves modernas; y la evidencia sugiere que las plumas iridiscentes del Microraptor eran importantes para la visualización".

En este estudio, los investigadores compararon la forma y la densidad de los melanosomas del fósil de un Microraptor del Museo de Historia Natural de Beijing, con una base de datos de melanosomas de una variedad de aves modernas. El análisis estadístico de los datos predijo que el Microraptor era completamente negro, con un brillo azul iridiscente.

Los investigadores también hicieron predicciones sobre la cola del dinosaurio; describiéndola como una superficie más estrecha de lo que se pensaba, con dos plumas alargadas. Los científicos creen que la pluma de la cola era ornamental y que, probablemente, evolucionó para el cortejo y otras interacciones sociales, y no para la aerodinámica.

Los resultados también contradicen las interpretaciones anteriores de que el Microraptor fue un animal nocturno, ya que el plumaje oscuro brillante no es un rasgo característico de las modernas aves nocturnas.

EUROPA PRESS

sábado, 10 de marzo de 2012

Aragosaurus ischiaticus tiene 15 millones de años menos

Aragosaurus ischiaticus tiene 15 millones de años menos
El grupo de investigación Aragosaurus-IUCA de la Universidad de Zaragoza ha revelado que Aragosaurus ischiaticus, el primer dinosaurio saurópodo descrito en España, y hallado en Teruel, era 15 millones de años más joven de lo que se pensaba inicialmente.

Así se recoge en el estudio publicado por José Ignacio Canudo, autor principal del estudio e investigador del Grupo Aragosaurus-IUCA, en la revista científica 'Geological Magazine'. Desde hace más de 30 años, la antigüedad de los restos hallados en Teruel de Aragosaurus no quedaba del todo clara.

La nueva datación es coherente con que Aragosaurus sea un ancestro de los Titanosauriformes, grupo en el que se incluyen los dinosaurios más grandes que existieron.

El investigador aragonés José Ignacio Canudo ha asegurado que se trata del único dinosaurio descrito en España de esa edad y el más completo de Europa, y que se encuentra entre las faunas de saurópodos del tránsito Jurásico-Cretácico (hace 135 millones de años) y las del Barremiense (hace 116 millones de años).

La nueva edad de Aragosaurus completa un intervalo temporal de transición entre el Jurásico y el Cretácico, en el que hay poco registro en el mundo, tal como se afirma en el estudio publicado en 'Geological Magazine'. Aragosaurus sería en este contexto un ancestro primitivo de los saurópodos titanosaurios que, posteriormente, dominaron todas las zonas terrestres del Cretácico Superior por Europa y Asia. Sería además el único dinosaurio español del Hauteriviense, de hace entre 136 y 130 millones de años.

El estudio demuestra, a partir de la nueva datación, que Aragosaurus, descrito por José Luis Sanz y colaboradores en 1987, sería el más antiguo de su grupo y podría representar el ancestro común. "Podría ser que el origen de este grupo sea europeo, y por qué no ibérico. Nos queda mucho por conocer aún", ha dicho Canudo.

Sobre Aragosaurus ischiaticus "quedaban algunas lagunas en cuanto a su posición estratigráfica", ha añadido el investigador, quien ha añadido que la datación "suele ser complicada por la imprecisión de las escalas continentales". Por esta razón, algunas especies de dinosaurios cambian de edad cuando se detalla su antigüedad, "incluso en decenas de millones de años".

El grupo de investigación realizó un trabajo geológico minucioso de campo para descubrir que los restos se encontraban en la parte inferior del yacimiento de El Castellar, en Teruel. Como la parte inferior es "muy pobre" en fósiles -en comparación con la superior-, los únicos restos que han permitido la datación de Aragosaurus han sido una asociación de polen fósil.

Para Canudo, precisar la antigüedad de los dinosaurios es "fundamental" para conocer la paleobiogeografía o la evolución de estos seres. "Edades erróneas producen resultados equivocados en la correlación entre los continentes", ha concluido.

EUROPA PRESS

viernes, 9 de marzo de 2012

Fascinantes imágenes de galaxias interactuando en el Cúmulo de Hércules

Fascinantes imágenes de galaxias interactuando en el Cúmulo de Hércules
El Telescopio de Rastreo del VLT (VLT Survey Telescope, VST) de ESO, ubicado en el observatorio de Paranal, en Chile, ha captado una fascinante colección de imágenes de galaxias interactuando en el Cúmulo de galaxias de Hércules. La nitidez de la nueva imagen, y los cientos de galaxias capturados con detalle en menos de tres horas de observación, atestiguan la gran capacidad del VST y de su enorme cámara, OmegaCAM, para explorar el Universo cercano.

El Cúmulo de galaxias de Hércules (también conocido como Abell 2151) se encuentra a unos 500 millones de años luz de distancia, en la constelación de Hércules. Se diferencia de otros conjuntos de galaxias cercanas en muchos aspectos: pese a ser de forma irregular, contiene una amplia variedad de tipos de galaxias, particularmente galaxias jóvenes, galaxias espirales con formación estelar, y no se observan galaxias gigantes elípticas.

La nueva imagen fue tomada con el VST, el último telescopio que se ha sumado a los ya existentes en el Observatorio Paranal de ESO, en Chile. El VST es un telescopio de rastreo equipado con el instrumento OmegaCAM, una cámara de 268 megapíxeles que proporciona imágenes que cubren amplias zonas del cielo. Normalmente solo telescopios pequeños pueden obtener imágenes tan amplias de objetos como este de una sola vez, pero el telescopio de 2,6 metros VST, no solo posee un amplio campo, sino que también puede explotar las excelentes condiciones de Paranal para obtener simultáneamente imágenes muy precisas y profundas de manera muy rápida.

En esta imagen podemos observar pares de galaxias acercándose e intimando, fundiéndose para formar una única galaxia de mayor tamaño. Las numerosas interacciones y el gran número de galaxias espirales con formación estelar ricas en gas que hay en este cúmulo, hacen que los miembros del cúmulo de Hércules se parezcan a las galaxias jóvenes que podemos ver en el Universo distante. Debido a esta similitud, los astrónomos creen que el cúmulo de galaxias de Hércules es un cúmulo relativamente joven. Es un dinámico y vibrante enjambre de galaxias que algún día madurará para convertirse en un cúmulo parecido a los cúmulos de galaxias viejos, más típicos en nuestro vecindario galáctico.

Los cúmulos de galaxias nacen cuando pequeños grupos de galaxias se unen debido a la atracción gravitatoria. A medida que los grupos se van acercando entre sí, el cúmulo se hace más compacto y su forma más esférica. Al mismo tiempo, las propias galaxias se van acercando y muchas empiezan a interactuar. Incluso si las galaxias espirales son las dominantes en los grupos iniciales, las colisiones galácticas distorsionan su estructura espiral y arrancan el gas y el polvo, sofocando la mayor parte de la formación estelar. Por este motivo, la mayor parte de las galaxias de un cúmulo maduro tienen forma elíptica o son irregulares. Es usual que, en el centro de estos cúmulos antiguos, haya una o dos galaxias elípticas grandes, plagadas de estrellas viejas y formadas tras la fusión de galaxias más pequeñas.

Se cree que el cúmulo de galaxias de Hércules es una formación de, al menos, tres cúmulos pequeños y grupos de galaxias que actualmente se están uniendo para formar una estructura mayor. Además, el propio cúmulo se está fundiendo con otro cúmulo de gran tamaño para formar un supercúmulo de galaxias. Estas uniones gigantes de cúmulos son una de las estructuras más grandes del universo. El amplio campo de visión y la calidad de imagen de OmegaCAM en el VST hacen que este conjunto sea ideal para el estudio de las afueras de los cúmulos de galaxias, el lugar donde tienen lugar las interacciones entre cúmulos, un fenómeno del que aún se comprende muy poco.

Loading player...


Observatorio Europeo Austral, ESO

jueves, 8 de marzo de 2012

El campo magnético protege a nuestra atmósfera

El campo magnético protege a nuestra atmósfera
El paso de una ráfaga de viento solar durante una alineación planetaria ha permitido comparar cómo afectan estos fenómenos a las atmósferas de la Tierra y Marte. El resultado es evidente: el campo magnético de nuestro planeta es fundamental para mantener a la atmósfera en su sitio.

Esta alineación de la Tierra y Marte tuvo lugar el 6 de enero de 2008. Las misiones europeas Clúster y Mars Express midieron cuánto oxígeno perdían las atmósferas terrestre y marciana, respectivamente, al paso de una ráfaga de viento solar. Al comparar los resultados, se pudo comprobar hasta qué punto el campo magnético protege a nuestra atmósfera.
Los científicos observaron que si bien la presión de radiación solar aumentaba una cantidad similar en ambos planetas, la atmósfera de Marte perdía diez veces más oxígeno que la terrestre.

Esta diferencia tendría consecuencias catastróficas a lo largo de miles de millones de años, y podría explicar, al menos en parte, porqué Marte presenta una atmósfera tan tenue hoy en día.

Este estudio demuestra la eficacia del campo magnético terrestre para desviar al viento solar y proteger a nuestra atmósfera.

“El efecto protector del campo magnético es fácil de comprender y de simular matemáticamente, por lo que se ha convertido en una teoría ampliamente aceptada”, explica Yong Wei, del Instituto Max-Planck para la Investigación del Sistema Solar, en Alemania, y director de este estudio.

Al poder estudiar la atmósfera de estos dos planetas mientras estaban siendo azotados por la misma ráfaga de viento solar, han podido comprobar que la hipótesis era cierta.

El equipo de investigadores espera ampliar su estudio con los datos recogidos por la sonda Venus Express de la ESA, que también está equipada con un sensor capaz de medir las pérdidas de la atmósfera de Venus.

El estudio de Venus será fundamental para aportar un nuevo punto de vista a su investigación ya que, al igual que Marte, no cuenta con un campo magnético significativo, tiene un tamaño comparable al de la Tierra y sin embargo, presenta la atmósfera más densa de los tres planetas.

Estos datos ayudarán a poner en contexto los resultados obtenidos en la Tierra y en Marte.


Se acerca una serie de alineaciones planetarias que serán muy propicias para continuar con estos estudios.

“Durante los próximos meses tendrá lugar una buena alineación entre el Sol, la Tierra, Venus y Marte, que aprovecharemos para coordinar una campaña de observaciones utilizando los satélites Mars Express y Venus Express de la ESA y el observatorio solar STEREO de la NASA”, explica Olivier Witasse, Científico del Proyecto Mars Express para la ESA.

Clúster seguirá jugando un papel fundamental en estos estudios, ya que es la única misión capaz de realizar este tipo de análisis en el entorno de la Tierra.

Por otra parte, los científicos están muy interesados en ver cómo afectará el incremento de la actividad solar, asociado al ciclo solar actual, a la pérdida de partículas atmosféricas en los tres planetas.

“La familia europea de misiones en el Sistema Solar, con su capacidad única de observación, jugará un papel fundamental en el estudio de estos fenómenos a medida que se aproxima el máximo de actividad solar”, concluye Matt Taylor, Científico del Proyecto Clúster para la ESA.

European Space Agency, ESA

sábado, 3 de marzo de 2012

Cassini detecta oxígeno en la atmósfera de una luna de Saturno

Cassini detecta oxígeno en la atmósfera de una luna de Saturno
La sonda Cassini ha detectado oxígeno en una baja concentración en Dione, una de las lunas de Saturno, lo que indica que tiene una tenue atmósfera, aunque mucho menos densa que la de la Tierra, informó la NASA.

"La sonda Cassini ha olisqueado iones de oxígeno molecular en la helada luna de Saturno de Dione por primera vez", anunció en un comunicado el equipo encargado de la misión.

No obstante, los iones de oxígeno están muy dispersos -uno por cada 11 centímetros cúbicos-, lo que hace esta concentración equivalente a la de la atmósfera de la tierra a una altura de 480 kilómetros.

"Ahora sabemos que Dione, al igual que los anillos de Saturno y su luna Rhea, es una fuente de moléculas de oxígeno", indicó Robert Tokar, un miembro de la misión Cassini en el Laboratorio Nacional de Los Álamos.

En su opinión, este hallazgo confirma que el oxígeno es común en el sistema de lunas de Saturno y que puede ser originado en procesos que no implican a formas de vida.

El oxígeno, elemento básico para la vida en la tierra donde su concentración es la atmósfera es de cerca del 21 por ciento, podría originarse en las lunas de Saturno debido a fotones solares o partículas de energía que impactan contra la superficie de agua helada del satélite.

Los científicos no pensaban que Dione, debido a su pequeño tamaño, pudiera albergar una atmósfera, y el nuevo descubrimiento convierte para los científicos a este pequeño satélite en un objeto de estudio mucho más interesante.

La sonda Cassini, lanzada en 1997, es una misión en la que participan la NASA, la Agencia Espacial Europea (ESA) y la Agencia Espacial Italiana cuyo objetivo es estudiar los cambios climáticos en Saturno y en sus lunas.

EFE

viernes, 2 de marzo de 2012

El Tiranosaurio rex poseía el mordisco más potente

El Tiranosaurio rex poseía el mordisco más potente
De todos los animales que han caminado alguna vez sobre la Tierra, el mítico Tiranosaurio rex, es el que poseía el mordisco más potente. Así lo demuestra un estudio recién publicado por la revista de la Royal Society británica 'Biology Letters'.

La fuerza de la mandíbula del dinosaurio ha dividido durante años a la comunidad científica, hasta el punto de que algunos expertos han defendido que el mordisco del Tiranousaurio rex era tan débil que el animal debía limitarse a comer despojos de presas muertas.

Una simulación por ordenador ha determinado, sin embargo, que el saurio, que vivió hace 65 millones de años, podía ejercer una fuerza con su mandíbula de entre 20.000 y 57.000 newtons, hasta cuatro veces más que el animal vivo con el mordisco más potente, el águila americana.

El estudio, desarrollado por un equipo de la Universidad de Liverpool, sugiere que el Tiranosaurio rex, que podía alcanzar doce metros de largo y cuatro de altura, era capaz de cazar grandes animales para alimentarse y partir los huesos de sus presas con los dientes.

Los músculos de la mandíbula de los dinosaurios no se conservan entre los restos fósiles con los que trabajan los científicos, por lo que los responsables de la investigación han evaluado distintos modelos posibles de tejido muscular para calcular la fuerza que ejercía la mandíbula de un Tiranosaurio.

Incluso en los modelos en los que los músculos eran más débiles, la simulación por ordenador determinó que la potencia de la mandíbula del dinosaurio era dos veces mayor de la que se había determinado hasta ahora.

"El poder de la mandíbula del Tiranosaurio rex ha sido un tema muy debatido durante años. Los científicos solo cuentan con su esqueleto, ya que los músculos no se fosilizan, así que en muchas ocasiones tenemos que confiar en análisis estadísticos o bien en comparaciones cualitativas con animales vivos", explicó el responsable del estudio, Karl Bates.

Para contextualizar sus resultados, el equipo de Bates calculó la fuerza que ejercerían una mandíbula humana y una de águila si tuviera el tamaño de la de un Tiranosaurio.

En ambos casos, la potencia era mayor respecto a una mandíbula de tamaño natural, si bien el "enigmático dinosaurio gigante" continuaba poseyendo el mordisco más poderoso.

"Nuestros resultados muestran que el rex tenia un mordisco extremadamente potente. Es uno de los depredadores más peligrosos que han habitado nuestro planeta, y su esqueleto y su sistema muscular continuarán fascinando a los científicos durante años", explicó Bates.

EFE

jueves, 1 de marzo de 2012

Pulgas gigantes de la época de los dinosaurios

Pulgas gigantes de la época de los dinosaurios. Nature
Hace 165 millones de años, las pulgas que chupaban la sangre de los dinosaurios eran entre tres y cuatro veces más grandes que los parásitos del mundo actual. Así lo ha demostrado el hallazgo en China de nueve fósiles de estas pulgas 'gigantes', cuyo descubrimiento publica la revista 'Nature'.

El equipo de André Nel, entomólogo del Museo de Historia Natural de París, encontró los espectaculares fósiles en las provincias chinas de Daohugou, Mongolia Interior y Liaoning, que datan de dos épocas diferentes, el Jurásico medio (hace 165 millones de años) y del Cretácico inferior (entre 145 y 99 millones de años).

En una época en la que la Tierra estaba habitada por dinosaurios y grandes reptiles, el hallazgo prueba que el tamaño de las pulgas también era significativamente mayor: el cuerpo de las hembras podía medir entre 14 y 20,6 milímetros y el de los machos entre 8 y 14,7 milímetros.

Estas dimensiones contrastan con las de las pulgas actuales, que oscilan entre 0,8 y 5 milímetros, y miden de media 3,5 milímetros.

Los restos encontrados de las 'superpulgas', tanto de hembras como de machos, muestran que tenían un abdomen largo y ancho, una cabeza relativamente pequeña, patas largas y una antena pequeña y compacta, pero carecían de alas.

Sin embargo, su rasgo más sorprendente es su impresionante 'trompa' (con forma de sifón alargado), con la que perforaban la piel de sus víctimas antes de succionar su sangre. Este órgano era más largo en las hembras que en los machos, y visiblemente menor que el de las pulgas de hoy en día. Conservan también algunos rasgos primitivos, en particular unas patas traseras no aptas para saltar.

Estas características sugieren a los investigadores que las pulgas gigantes evolucionaron a partir de la mosca escorpión, una especie alada que habitó en el Cretácico inferior, que tenía una boca similar para alimentarse del néctar de las flores y que se extinguió con la aparición de insectos modernos como los mosquitos o las hormigas.

Con motivo de esa adaptación, las pulgas perdieron sus alas y disminuyó el tamaño de su antena y de sus ojos.

El descubrimiento ha aportado también nueva información sobre la evolución en la elección de sus víctimas ya que, en un primer momento, estos parásitos podrían haberse alimentado de la sangre de dinosaurios con plumas y con posterioridad pasaron a los mamíferos y las aves.

"El gran tamaño de estas pulgas en comparación con las modernas indica que en un primer momento no debieron alimentarse de pequeños mamíferos, sino de grandes dinosaurios con plumas", indicó Nel.

"A medida que estos grandes dinosaurios se extinguieron, desaparecieron también las pulgas gigantes, mientras que las modernas se desarrollaron probablemente durante el Cretácico tardío, a la par que los mamíferos", añadió el investigador. Sin embargo, el motivo de que su tamaño se redujese tanto permanece sin resolver.

"Quizá adaptarse para poder saltar fue una mejor solución evolutiva que tener un cuerpo grande", especuló Nel.

El hallazgo de estos fósiles es poco frecuente, ya que los restos de ectoparásitos, insectos que viven sobre la piel de sus víctimas y entre los que figuran las pulgas y piojos, son poco abundantes y difíciles de encontrar, lo que dificulta la investigación de sus orígenes en la era mesozoica.

EFE

Seguidores

Noticias Recientes


CC 2.5Noticias de Ciencia. Template por Dicas Blogger.

Inicio