lunes, 30 de abril de 2012

Han descubierto una huella de un ave del Terciario: Uvaichnites riojana

Una huella de un ave del Terciario: Uvaichnites riojana
Un grupo de paleontólogos, entre los que se encuentra el profesor de la Universidad de La Rioja Félix Pérez Lorente, han descubierto una huella de un ave del Terciario en un yacimiento del término de Cenicero y que han bautizado como Uvaichnites riojana, ha informado la universidad riojana en un comunicado.

La huella es tridáctila y se caracteriza por una prominente almohadilla central, de gran tamaño, separada de la parte proximal de los dedos. Uvaichnites riojana es similar a las huellas de grulla común. Aunque hay muy pocas referencias acerca de esta familia en la Península Ibérica, este hallazgo podría confirmar la presencia de grúidos desde, al menos, el Mioceno inferior.

El grupo de paleontólogos que la ha descubierto está formado por Félix Pérez Lorente e Ignacio Díaz-Martínez, de la Universidad de La Rioja, José María Hernández y Xabier Murelaga de la Universidad del País Vasco y Salvador García Fernández del Aula Paleontológica de Cenicero.

En la zona Oeste de la cuenta del Ebro se han encontrado, en los últimos años, varias huellas de ave; las más antiguas proceden del Eoceno y están yacimientos de Navarra. En el emplazamiento de Cenicero, los autores de este trabajo estudiaron catorce bloques de arenisca con huellas de vertebrados.

Estos bloques que contenían los restos fósiles afloraron durante a la construcción de una bodega en la misma localidad riojana. En total fueron analizadas 142 huellas, de la cuales 72 pertenecían a pájaros, 46 a artiodáctilos y seis a perisodáctilos, y el resto (18), eran desconocidas.

EUROPA PRESS

domingo, 29 de abril de 2012

Mars Express desvela la historia de la actividad volcánica en Marte

Mars Express desvela la historia de la actividad volcánica en Marte
Las medidas del campo gravitatorio de Marte realizadas por la sonda europea Mars Express durante los últimos cinco años dan pistas sobre lo que se encuentra debajo de los volcanes más grandes del Planeta Rojo. Este estudio concluye que la lava se volvió más densa con el paso del tiempo y que el espesor de la corteza marciana no es uniforme a lo largo de la región de Tharsis.

Este estudio se basa en los datos recogidos por la sonda Mars Express de la ESA cuando sobrevolaba el ‘abultamiento’ volcánico de Tharsis en el periápside de su órbita, a unos 275-330 km sobre la superficie del terreno, y en las medidas realizadas por la sonda Mars Reconnaissance Orbiter de la NASA.

En la región conocida como el ‘abultamiento de Tharsis’ se encuentran el Monte Olimpo – el volcán más alto del Sistema Solar, con una elevación de 21 km sobre el terreno – y, formando una línea recta, los tres Montes de Tharsis, de menor tamaño.

Se piensa que esta región presentaba actividad volcánica hace unos 100-250 millones de años, relativamente poco en una escala de tiempo geológico.

La inmensa masa de los volcanes desvía ligeramente la trayectoria de Mars Express cada vez que los sobrevuela. Estas perturbaciones se pueden medir desde las estaciones de seguimiento en tierra, y están directamente relacionadas con variaciones en la densidad del planeta.

La alta densidad de los volcanes indica que están formados por rocas basálticas, resultado que concuerda con la composición de los meteoritos procedentes de Marte que alcanzan la superficie terrestre.

Estos resultados también revelan que la densidad de la lava no permaneció constante durante el proceso de formación de los tres Montes de Tharsis. Empezaron a formarse con lavas andesíticas de baja densidad, que pueden estar relacionadas con la presencia de agua, para luego cubrirse de lavas basálticas de mayor densidad, material que conforma la capa más externa de la corteza marciana.

“Al combinar esta información con la altura de cada uno de los volcanes, podemos deducir que el Monte Arsia es el más antiguo de los tres, luego se formó el Monte Pavonis y finalmente el Monte Ascraeus”, explica Mikael Beuthe, del Real Observatorio de Bélgica y autor principal del artículo publicado en el Journal of Geophysical Research.

“No obstante, la densidad de la lava volvió a disminuir en el Monte Ascraeus, cuya cumbre es de menor densidad que el resto del volcán”.

Estas transiciones podrían reflejar cambios en el proceso de calentamiento bajo la superficie de Marte, originados por una única pluma del manto – un afloramiento de magma más caliente de lo habitual, procedente de una región más profunda del manto viscoso, en un proceso similar al que podemos observar en una lámpara de lava – que se fue desplazando lentamente, formando uno a uno cada uno de los tres Montes de Tharsis. Este es el proceso opuesto al que tiene lugar en la Tierra, donde las placas de la corteza se desplazan sobre una pluma inmóvil dando lugar a cadenas de volcanes, como las islas de Hawái.

Estos resultados también ofrecen información sobre el espesor de la litosfera – la capa más externa del planeta, formada por la corteza y por el manto superior – desvelando sorprendentes variaciones entre el Monte Olimpo y los Montes de Tharsis. Los tres volcanes cuentan con una ‘raíz’ subterránea mucho más densa que el Monte Olimpo.

Estas ‘raíces’ pueden corresponderse con densos depósitos de lava solidificada, o con una antigua red de cámaras magmáticas.

“La ausencia de una raíz de alta densidad bajo el Monte Olimpo indica que éste se formó sobre una litosfera más rígida, que evitó que se hundiese parcialmente, como sucede con los otros tres volcanes”, explica Veronique Dehant, coautora de la publicación. “Esto nos indica que el flujo de calor procedente del manto no era uniforme en la región cuando se formaron estos cuatro volcanes”.


Los tres Montes de Tharsis se encuentran sobre el abultamiento de Tharsis, mientras que el Monte Olimpo está ubicado en una de sus laderas. El mayor espesor de la corteza marciana en el centro del abultamiento podría haber actuado como una capa aislante, aumentando la temperatura y provocando la pérdida de rigidez de la litosfera. En este lugar el magma tuvo que interactuar con los materiales que forman el abultamiento, mientras que en el Monte Olimpo sólo tuvo que atravesar la capa de la corteza sobre la que también se asienta el abultamiento. Esto podría explicar las diferencias en la densidad de los volcanes.

“Estos resultados muestran que los datos sobre el interior de Marte son fundamentales para comprender la evolución del Planeta Rojo”, explica Olivier Witasse, Científico del Proyecto Mars Express para la ESA. “Sería interesante desplegar una red de sensores sísmicos en una futura misión de exploración, para analizar el interior del planeta”.

European Space Agency, ESA

sábado, 28 de abril de 2012

El Bombardeo Intenso Tardío marcó la evolución de la Tierra

El Bombardeo Intenso Tardío marcó la evolución de la Tierra. Don Davis
Investigaciones realizadas por la NASA y científicos internacionales concluyen que asteroides gigantes, similares o más grandes que el que se cree mató a los dinosaurios, golpearon la Tierra con más frecuencia de lo pensado hace miles de millones de años.

Para provocar la extinción de los dinosaurios, el asteroide asesino que impactó contra la Tierra hace 65 millones de años debió tener unos 10 kilómetros de diámetro. Mediante el estudio de antiguas rocas en Australia y el uso de modelos informáticos, los investigadores estiman que unos 70 asteroides del mismo tamaño o más grandes impactaron contra la Tierra hace entre 1.800 a 3.800 millones de años. Durante el mismo período, aproximadamente cuatro objetos de tamaño similar fueron a parar a la Luna.

"Este trabajo demuestra el poder de la combinación de sofisticados modelos informáticos con la evidencia física del pasado, una mayor apertura de una importante ventana a la historia de la Tierra", dijo Yvonne Pendleton, director del Lunar Science Institute de la NASA.

La evidencia de estos impactos en la Tierra proviene de finas capas de roca que contienen los restos casi esféricos de granos de arena del tamaño de gotas llamadas esférulas. Estas pistas a escala de milímetros fueron antes gotitas fundidas expulsadas al espacio dentro de las enormes columnas creadas por los mega-impactos en la Tierra. Las gotitas endurecidas luego cayeron a la Tierra, dando lugar a capas de sedimentos finos. Los nuevos hallazgos se publican en la revista Nature.

"Estas capas hablan de un período intenso de bombardeo de la Tierra", dijo William Bottke, investigador principal del equipo del estudio de impacto en el Instituto de Investigación del Sudoeste (SwRI) en Boulder, Colorado "Su origen en el tiempo había sido un misterio."

Los hallazgos del equipo apoyan la teoría de que Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno se formaron en diferentes órbitas hace casi 4.500 millones de años, y que la migración a sus órbitas actuales fue hace cerca de 4.000 millones de años, por la interacción de las fuerzas gravitacionales en el sistema solar cuando era joven. Este hecho provocó en todo el sistema solar el bombardeo de cometas y asteroides llamado "Bombardeo Intenso Tardío".

En el documento, el equipo creó un modelo del cinturón principal de asteroides antiguo y un seguimiento de lo que habría ocurrido cuando las órbitas de los planetas gigantes cambiaron. Descubrieron que la porción más interna de la banda se desestabilizó y pudo causar numerosos impactos en la Tierra y la Luna durante largos períodos de tiempo.

Al menos 12 mega-impactos produjeron capas de esférula durante el período llamado Arcaico, hace entre 2.500 a 3.700 millones de años, un tiempo en el que se produjo la formación de vida en la Tierra. La mayoría de estas capas se han conservado en medio de lodo depositado en el fondo del mar más allá del alcance de las olas.

El impacto que se cree mató a los dinosaurios fue la única colisión que se conoce en los últimos quinientos millones de años que haya causado una capa de esférulas tan profunda como las del período Arcaico. La abundancia relativa de las capas apoya la hipótesis de muchos impactos de asteroides gigantes durante la historia temprana de la Tierra.

EUROPA PRESS

viernes, 27 de abril de 2012

Un cúmulo estelar dentro de otro cúmulo

Un cúmulo estelar dentro de otro cúmulo
En esta nueva imagen, obtenida por el Wide Field Imager (instalado en el telescopio de 2,2 metros MPG/ESO, en el Observatorio de La Silla, en Chile), puede verse el cúmulo estelar NGC 6604. A menudo pierde protagonismo debido a su vecina, más prominente: la Nebulosa del Águila (también conocida como Messier 16), que se encuentra relativamente cerca. Pero en los márgenes de esta imagen, que sitúa al cúmulo estelar en un paisaje rodeado de nubes de gas y polvo, puede apreciarse cuán hermoso es este objeto.

NGC 6604 es el brillante grupo que se encuentra hacia la parte superior izquierda de la imagen. Es un joven cúmulo estelar que conforma la parte más densa de una asociación más amplia y extensa que contiene alrededor de cien estrellas brillantes de color azul-blanco. La imagen también muestra la nebulosa asociada al cúmulo — una nube brillante de hidrógeno denominada Sh2-54 — y nubes de polvo.

NGC 6604 se encuentra a unos 5.500 años luz de la Tierra, en la constelación de Serpens (La serpiente) y está situada a unos dos grados al norte de la Nebulosa del Águila. Las estrellas brillantes pueden verse fácilmente con un telescopio pequeño y fueron catalogadas por primera vez por William Herschel en 1784. Sin embargo, la débil nube de gas pasó desapercibida hasta los años 50 del siglo pasado, cuando fue catalogada por Stewart Sharpless a partir de fotografías del Atlas National Geographic–Palomar Sky.

Las estrellas calientes y jóvenes del cúmulo ayudan a la formación de una nueva generación de estrellas en NGC 6604. Lo hacen gracias a sus fuertes vientos estelares y a su radiación, acumulando material para su formación en una región compacta. Esta segunda generación de estrellas sustituirá rápidamente a la generación anterior; a pesar de que las estrellas jóvenes más brillantes son masivas, consumen su combustible de manera rápida y viven poco tiempo.

Al margen de la estética, hay otras razones por las cuales NGC 6604 atrae la atención de los astrónomos, ya que de él emana una extraña columna de gas caliente ionizado. Se han detectado columnas similares de gas caliente en otras partes de la Vía Láctea y en otras galaxias espirales, columnas que canalizan el material que emana de las estrellas jóvenes del cúmulo, pero el ejemplo en NGC 6604 está relativamente cerca, lo que permite a los astrónomos estudiarlo en detalle.

Esta columna en particular (a menudo denominada “chimenea” por los astrónomos) es perpendicular al plano galáctico y se extiende hasta la increíble longitud de 650 años luz. Los astrónomos piensan que las estrellas calientes que contiene NGC 6604 son responsables de la producción de la chimenea, pero se necesitan más datos para comprender en toda su complejidad estas estructuras tan poco comunes.

Loading player...


Observatorio Europeo Austral, ESO

jueves, 26 de abril de 2012

Cassini muestra estelas de colisiones en el anillo F de Saturno

Cassini muestra estelas de colisiones en el anillo F de Saturno
Las nuevas imágenes enviadas por la sonda Cassini muestran que los chorros que parecen emanar del anillo F de Saturno son en realidad las estelas que dejan ‘bolas de nieve’ de kilómetros de diámetro al atravesar el disco.

El delgado anillo F de Saturno es conocido por presentar curiosas características dinámicas, tales como surcos, ondulaciones, trenzados y ‘bolas de nieve’, formadas por la atracción gravitatoria de la cercana luna Prometeo. Si bien la mayoría de estas ‘bolas de nieve’ se rompen al chocar entre ellas o bajo la acción de las fuerzas de marea, estas imágenes muestran quinientos casos en los que algún fragmento sobrevive y atraviesa el anillo F, dejando a su paso una estela de partículas de hielo.

Estas bolas de hielo chocan con el anillo a baja velocidad, a unos dos metros por segundo, y generan estelas que se pueden extender hasta 40 o 180 kilómetros sobre el plano del anillo. En ocasiones, todo un grupo de bolas impacta con el anillo F, dando lugar a exóticas figuras.

Estos resultados fueron presentados en la reunión de la Unión Europea de Geociencias (EGU) en Viena, Austria

European Space Agency, ESA

sábado, 21 de abril de 2012

HARPS-N, el buscador de exoplanetas más preciso del hemisferio norte

HARPS-N, el buscador de exoplanetas más preciso del hemisferio norte
El espectrógrafo se inaugura el 23 de abril en el TNG, en el Observatorio del Roque de los Muchachos del IAC, en La Palma. La enorme precisión con la que trabajará el nuevo instrumento permitirá detectar planetas extrasolares con masas parecidas a la de la Tierra.

Detectar planetas con una masa parecida a la Tierra y movimientos estelares de menos de un metro por segundo serán algunas de las proezas que podrá realizar el espectrógrafo HARPS-N (Buscador de Planetas por Velocidad Radial de Alta Precisión Norte), que se inaugurará el próximo lunes, 23 de abril, a las 12.00 horas, en el Telescopio italiano Nazionale Galileo (TNG), en el Observatorio del Roque de los Muchachos del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), en La Palma. Según los astrónomos del proyecto, HARPS-N será el buscador de planetas más preciso del hemisferio norte.

El nuevo espectrógrafo de alta resolución ha sido diseñado para detectar y estudiar planetas extrasolares o exoplanetas. Es un gemelo casi exacto del instrumento HARPS ya instalado en el Observatorio Europeo del Sur, en el telescopio de 3,6 metros en La Silla, Chile. El objetivo científico primario de HARPS-N será la confirmación y el estudio de los candidatos a planetas extrasolares encontrados por el satélite Kepler de la NASA.

La misión de Kepler se centra en la búsqueda de planetas extrasolares mediante el método de los tránsitos, que consiste en observar periódicamente estrellas para detectar variaciones en su brillo a través de mediciones fotométricas. Un exoplaneta, en su órbita, puede interponerse entre la línea de visión del telescopio y la estrella, fenómeno conocido como tránsito, que produce una disminución en el brillo de la estrella.

Kepler ha realizado su búsqueda en un área del cielo que comprende las constelaciones de Cygnus (del Cisne) y Lyra (Lira), en el hemisferio norte. Ésta fue la razón de la instalación de HARPS-N en La Palma, dado que se trata de uno de los mejores lugares para observar el cielo del Norte. Este verano HARPS-N empezará su búsqueda.

Para confirmar el hallazgo de un exoplaneta, HARPS-N tiene que detectar el desplazamiento que la gravedad del planeta orbitante causa a su estrella. Este objetivo se logra con la estabilidad mecánica y térmica del instrumento, que es garantizada por un control muy preciso de las condiciones en su interior. En particular, las variaciones de
temperatura no serán mayores de 0.001ºC. Su gran precisión es lo que permitirá la detección de planetas que tengan una masa parecida a la de la Tierra.

Comparado con otros métodos de búsqueda de exoplanetas, como las microlentes gravitacionales, la astrometría, o la imagen directa, el estudio combinado de tránsitos y velocidades radiales que realiza HARPS-N permite determinar con claridad parámetros como el diámetro del exoplaneta, su masa, densidad e inclinación de su órbita, así como el sentido de su translación alrededor de la estrella. Después de la instalación del instrumento por el personal del TNG, el Observatorio de Ginebra y el ATC Edimburgo, HARPS-N vio la primera luz en marzo, a la que han seguido observaciones, trabajo adicional y pruebas.

En busca de 'gemelos' terrestres

Hasta la fecha se han descubierto más de 700 planetas extrasolares, la mayor parte gigantes gaseosos comparables a Júpiter, aunque más cercanos a sus estrellas. Gracias al desarrollo de nuevos instrumentos, en los últimos años se han descubierto planetas de composición rocosa del tamaño de Neptuno e incluso menores, hasta del doble del
tamaño del planeta Tierra.

El objetivo de la comunidad astrofísica sería encontrar exoplanetas gemelos de la Tierra, para poder explorar la existencia de vida en planetas similares al nuestro, en cuanto a su composición rocosa, atmósfera y océanos. Estas características se darían a una distancia específica de la estrella, en la denominada zona habitable, la franja donde, por su temperatura, en un planeta extrasolar podría existir agua líquida y atmósfera.

Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC)

Estrellas de nuestra galaxia han capturado planetas que vagaron por el espacio interestelar

Estrellas de nuestra galaxia han capturado planetas que vagaron por el espacio interestelar
Mil millones de estrellas de nuestra galaxia han capturado planetas que durante mucho tiempo vagaron por el espacio interestelar. Estos mundos nómadas, que fueron expulsados de sus sistemas con el equivalente cósmico a un puntapié, encuentran así un nuevo hogar en torno al que seguir dando vueltas.

Esta es la explicación que los astrónomos del Instituto de Astrofísica de Harvard-Smithsonian han encontrado para la existencia de algunos planetas que están asombrosamente lejos de sus débiles estrellas e incluso la existencia de sistemas de dobles planetas. "Podría decirse que las estrellas 'comercian' con los planetas y se los intercambian como se hace con los jugadores de los equipos", ha señalado el astrofísico Hagai Perets.

Perets, junto con el chino Thijs Kouwenhoven, de la Universidad de Pekín, China, publican este trabajo en 'The Astrophysical Journal' de esta semana. Para llegar a esta conclusión, simularon por ordenador cúmulos de jóvenes estrellas que contenían planetas que flotaban libremente, sin ser atraídos por la gravedad de ninguna de ellas. Eligieron estos racimos porque es más probable que en esos cúmulos estrellas y planetas estén muy juntos en poco espacio.

Observaron que si el número de planetas eliminados fuera como el de estrellas, entonces entre un 3% y un 6% de estrellas acabarían por 'captar' uno de esos planetas en un plazo determinado. Cuanto más masiva fuera la estrella, con más facilitad capturaría uno.

Como los racimos se dispersan con el tiempo, debido a las interacciones entre las estrellas, ese encuentro con el planeta debe tener lugar, según los astrónomos, en los primeros momentos de su historia...

Rosa M. Tristán | ELMUNDO.es

viernes, 20 de abril de 2012

Lagos efímeros en Titán y en la Tierra

Lagos efímeros en Titán y en la Tierra
Las observaciones realizadas por la sonda Cassini muestran que una región de la luna Titán de Saturno es muy similar al Salar de Etosha, en Namibia. Los dos son lagos efímeros – grandes depresiones de poca profundidad que no siempre están llenas.

El Lago Ontario es el mayor lago del hemisferio sur de Titán, la mayor luna de Saturno. Es un poco más pequeño que su tocayo, el Lago Ontario de Norteamérica, pero completamente diferente en muchos otros aspectos.
El lago de Titán está lleno de hidrocarburos líquidos, en vez de agua, y su profundidad máxima es de tan sólo unos pocos metros. Este lago se encuentra en una cuenca sedimentaria, rodeado por pequeñas cadenas montañosas.

Un reciente estudio indica que las características orográficas y las condiciones climatológicas de su entorno son muy similares a las de las regiones semiáridas de la Tierra, tales como los salares del sur de África.

Estas observaciones fueron realizadas por la sonda Cassini, parte de la misión Cassini-Huygens de la NASA, la ESA y la Agencia Espacial Italiana al sistema de Saturno.

Hasta ahora se pensaba que el Lago Ontario estaba permanentemente lleno de metano, etano y propano líquidos, pero estas nuevas observaciones, publicadas en la revista Icarus, sugieren que no siempre es así.

Al combinar los datos recogidos por los instrumentos ópticos, espectroscópicos y radar de Cassini en dos observaciones del Lago Ontario, el equipo de científicos dirigido por Thomas Cornet, de la Universidad de Nantes, Francia, descubrió una serie de surcos en el lecho del lago, en la orilla sur de la depresión. Estos canales permanecieron visibles entre diciembre de 2007 y enero de 2010.

“Llegamos a la conclusión de que el fondo del Lago Ontario había quedado al descubierto en esa zona”, explica Cornet.

Por otra parte, las imágenes enviadas por Cassini muestran una acumulación de sedimentos alrededor del Lago Ontario, lo que indica que el nivel de hidrocarburos descendió recientemente.

Este fenómeno es similar al que se puede observar en los lagos efímeros de la Tierra. Los investigadores sugieren que este lago de Titán guarda grandes similitudes con el Salar de Etosha, en Namibia. Durante la temporada de lluvias, este lecho salino queda cubierto por una fina capa de agua, procedente de un acuífero subterráneo, que termina evaporándose dejando una marca de sedimentos que indica hasta dónde llegó el nivel del agua.

Cornet y su equipo piensan que el Lago Ontario también podría estar alimentado por un cauce subterráneo de hidrocarburos, que en ocasiones se desborda inundando la depresión, para luego volver a secarse.

Aparte de la Tierra, Titán es el otro único cuerpo del Sistema Solar capaz de mantener líquidos de forma estable en su superficie. Similar al ciclo del agua de la Tierra, Titán cuenta con su propio ciclo de hidrocarburos, basado en el intercambio de hidrógeno, carbono y nitrógeno entre su atmósfera, la superficie y el subsuelo. Los lagos de Titán son una parte esencial de este proceso.

European Space Agency, ESA

lunes, 16 de abril de 2012

Un mapa en 3D de la córnea en menos de un segundo

Un mapa en 3D de la córnea en menos de un segundo
Investigadores del CSIC en el Instituto de Óptica “Daza de Valdés” han desarrollado un nuevo método que permite obtener mapas cuantitativos de elevación de la córnea. Este sistema corrige la distorsión de barrido que afecta a la tomografía de coherencia óptica (conocida como OCT), capaz de obtener imágenes tridimensionales de esta parte del ojo.

“Este sistema crea, en menos de un segundo, un mapa completo de las irregularidades de la superficie de la córnea en toda su extensión. En una sola captura obtenemos el mapa de elevación de la córnea anterior, de la posterior y otro mapa de espesor de gran exactitud. Además, la velocidad en la adquisición evita los errores asociados al movimiento del paciente”, explica el investigador del CSIC Sergio Ortiz, del Instituto de Óptica.

Realizar mediciones exactas de la córnea es fundamental de cara a planificar diversos tratamientos, como la cirugía refractiva, realizar implantes o la adaptación de lentes de contacto. La OCT empleada hasta el momento permite la visualización de estructuras oculares, pero para topografiar las irregularidades de la córnea, los especialistas debían recurrir a otras técnicas e instrumentales, de menor resolución o más lentas.

El sistema desarrollado por la investigadora del CSIC en el Instituto de Óptica Susana Marcos y su equipo se basa en una serie de algoritmos que consiguen calibrar los sistemas de OCT, corregir la citada distorsión y obtener el mapa de la córnea. “La gran ventaja de este nuevo método es que puede aplicarse directamente a cualquier sistema de OCT sin tener que modificar el equipo”, comenta la investigadora.

Otras aplicaciones

Las aplicaciones del nuevo método no se limitan a la exploración ocular. “Puede emplearse para obtener el perfil de otras superficies, lo que llamamos profilometría. Es decir, que podemos conseguir el mapa de elevación de cualquier estructura en la que pueda penetrar la luz. El ojo, por su naturaleza, es perfecto para esta tecnología, pero también puede usarse, en combinación con una endoscopia, en campos como la cardiología, la dermatología y la oncología, entre otros,” añade Marcos.

“Esta es una técnica de no contacto, no toca la superficie que mide, sino que es la luz la que lo hace, y esto es una gran ventaja si se trata de materiales o tejidos delicados”, concluye la investigadora. Esta técnica permite trabajar a mayor distancia que otras tecnologías, e incluso medir superficies que están inmersas en un fluido, todo con una velocidad de adquisición de hasta 100.000 puntos por segundo.

Este sistema, que se encuentra en proceso de patente, ha sido aplicado con éxito en pacientes sanos sin ninguna afección ocular, así como en pacientes con queratocono (un tipo de deformación progresiva de la córnea), a los que se les han implantado anillos intraestomales para corregir la deformación.

CSIC

domingo, 15 de abril de 2012

Herschel detecta una ‘masacre’ de cometas

Herschel detecta una ‘masacre’ de cometas
El observatorio espacial Herschel de la ESA ha estudiado el disco de polvo que rodea a la estrella Fomalhaut. Las partículas que lo forman podrían ser el resultado de una serie de colisiones en las que se estarían destruyendo miles de cometas cada día.

Fomalhaut es una estrella joven, de apenas unos pocos cientos de millones de años, y su masa duplica la de nuestro Sol. El disco de polvo que la rodea fue descubierto en los años ochenta por el satélite IRAS, pero estas nuevas imágenes, tomadas por Herschel en la banda del infrarrojo lejano, lo muestran con un nivel de detalle sin precedentes.

El equipo de Bram Acke, de la Universidad de Lovaina, en Bélgica, analizó los datos obtenidos por Herschel y descubrió que la temperatura del polvo que forma el disco se encuentra entre los -230 y los -170°C. Fomalhaut se encuentra ligeramente desplazada hacia el sur del disco, lo que provoca que esa región esté a mayor temperatura y sea más brillante que la situada más al norte.

Se piensa que la asimetría y la estrechez del disco podrían ser el resultado de las perturbaciones gravitatorias inducidas por un posible planeta en órbita a Fomalhaut, hipótesis respaldada por las imágenes tomadas por el Telescopio Espacial Hubble.

Gracias a las observaciones de Herschel se han podido determinar las propiedades térmicas del polvo que compone el disco, que indican que está formado por partículas muy pequeñas, de tan sólo unos pocos micrómetros de diámetro.

Esta conclusión supone una paradoja, ya que las observaciones realizadas con el Telescopio Espacial Hubble parecían indicar que las partículas de polvo eran al menos diez veces más grandes.

El Telescopio Espacial Hubble había medido la dispersión de la luz de la estrella al atravesar el disco de polvo, encontrando que era muy tenue en las longitudes de onda de la luz visible, lo que parecía indicar que estaba compuesto por partículas de un tamaño considerable. Estos resultados parecían ser completamente incompatibles con las observaciones realizadas por Herschel en la banda del infrarrojo lejano.

Para resolver esta paradoja, Acke y su equipo han propuesto una hipótesis que sugiere que las partículas de polvo son en realidad agregados esponjosos, similares a los que dejan a su paso los cometas en nuestro propio Sistema Solar.

Esta teoría explicaría la dispersión medida por el Hubble y las propiedades térmicas detectadas por Herschel, pero plantea un nuevo problema.

Si las partículas de polvo son en realidad tan pequeñas, la intensa radiación emitida por Fomalhaut las arrastraría lejos del disco en poco tiempo, aunque las observaciones indican que su número sigue siendo abundante.

Esta nueva contradicción sólo se podría superar si existiese un mecanismo que aportase nuevas partículas al disco, como resultado de colisiones entre objetos de mayor tamaño también en órbita a Fomalhaut.

Para que el disco se mantenga estable, se necesita una impresionante tasa de colisiones: cada día, el equivalente a dos cometas de 10 km de diámetro (o a 2000 cometas de 1 km de diámetro) tienen que quedar reducidos a polvo.

“Me quedé realmente sorprendido”, reconoce Acke, “me parecía un número excesivamente elevado”.

Para poder mantener semejante tasa de colisiones, el disco debería contener entre 260 miles de millones y 83 billones de cometas, en función de su diámetro. Nuestro Sistema Solar cuenta con un número similar de cometas en la Nube de Oort, formada a partir de los restos del disco protoplanetario que rodeaba a nuestro Sol cuando era tan joven como Fomalhaut.

“Estas impresionantes imágenes tomadas por Herschel nos proporcionan la información que necesitábamos para comprender la naturaleza del disco de polvo que rodea a Fomalhaut”, comenta Göran Pilbratt, Científico del Proyecto Herschel para la ESA.

European Space Agency, ESA

Descubren en una cueva de Cantabria un mineral desconocido

Descubren en una cueva de Cantabria un mineral desconocido
Un equipo de investigadores del Instituto Geológico y Minero de España y de la Universidad Complutense de Madrid ha descubierto en la cueva El Soplao (Cantabria) un nuevo politipo mineral, la zaccagnaita-3R, único en el mundo.

Se trata del primer caso descrito de una zaccagnaita formada en una cueva, lo que convierte a esta especie en un nuevo mineral espeleotémico y a El Soplao en una cavidad única por albergarlo, según ha informado hoy el Gobierno de Cantabria en un comunicado.

El descubrimiento realizado ha sido publicado en la edición de abril de la revista 'American Mineralogist' editada por la Sociedad Americana de Mineralogía.

El nuevo mineral espeleotémico de El Soplao se distingue, además de por ser el primero que se encuentra dentro de una cueva, por su peculiar morfología octaédrica y un zonado de fluorescencia, desconocidos en hidrotalcitas naturales (grupo al que pertenece la zaccagnaita).

Además, desde el punto de vista químico, es más rico en aluminio.

Este nuevo logro científico es fruto de los trabajos de investigación geológica que se están llevando a cabo en El Soplao gracias al convenio suscrito por la Consejería de Innovación, Industria, Turismo y Comercio, el Instituto Geológico y Minero, y la empresa SIEC.

La zaccagnaita se descubrió en 2001 en Carrara (Italia) y los autores que hallaron la especie mineral sólo consiguieron unos pocos cristales de tamaño microscópico, ya que el mineral es extremadamente escaso.

Este mineral no es igual que el de la cueva de El Soplao, el de Carrara es zaccagnaita-2H y el de la cueva es zaccagnaita-3R.

La zaccaganita-2H sólo se encuentra en Carrara (Italia) y quizás también en San Constantino (Grecia), aunque la de esta última localidad no está bien caracterizada y es dudosa.

La zaccagnaita-3R no se ha encontrado en ninguna otra parte del mundo y, por el momento, es exclusiva de la cueva de El Soplao.

La zaccagnaita es un mineral del grupo de las hidrotalcitas, minerales relativamente raros que tienen un gran interés por sus aplicaciones prácticas, especialmente como catalizadores en procesos industriales, en tratamiento de aguas y en farmacia.

Así sus principales usos farmacéuticos son antiácido y antiséptico (las hidrotalcitas se utilizan en el tratamiento de las úlceras gástricas por su rápido efecto neutralizante); excipiente y estabilizador (su capacidad de absorción hace que se utilicen en las composiciones de los antiinflamatorios, así como en el tratamiento terapéutico de enfermedades cardíacas).

Igualmente, las hidrotalcitas se aplican en los tratamientos de deficiencia de hierro, así como en la preparación de pomadas y cataplasmas para la protección de pieles dañadas.

En cuanto a otras aplicaciones, destaca su uso como estabilizador de PVC, aguas residuales y óxidos de azufre por su capacidad absorbente, así como en aplicaciones industriales (retardador de flama, intercambiador de iones y tamizador molecular, entre otras).

Está formada principalmente por zinc, aluminio, grupos carbonato y agua. Sin embargo, la zaccagnaita de El Soplao es única, ya que se trata de un politipo (el 3R) desconocido previamente.

EFE

viernes, 13 de abril de 2012

Descubren en Patagonia huevos de un enigmático dinosaurio

Descubren en Patagonia huevos de un enigmático dinosaurio. Foto: GABRIEL LIO
Un equipo de investigación argentino-sueco ha informado del hallazgo en la Patagonia de un reservorio de 70 millones de años con huesos y huevos fosilizados únicos, procedentes de un enigmático dinosaurio con forma de ave.

"Lo que hace el descubrimiento único son los dos huevos conservados cerca de los huesos articulados de su extremidad posterior. Esta es la primera vez que los huevos se encuentran en las proximidades de los restos óseos de un dinosaurio alvarezsaurido", dice el doctor Martin Kundrat, experto en dinosaurios del grupo del profesor Erik Ahlberg, de la Universidad de Uppsala.

La primera expedición conjunta argentino-sueca se llevó a cabo en diciembre de 2010 e incluyó también a Fernando Novas, F. Agnolin F. y J. Powell, del Museo Argentino de Ciencias Naturales.

Este dinosaurio representa el último sobreviviente de su tipo de Gondwana, la masa de tierra del sur en la Era Mesozoica. La criatura pertenece a uno de los grupos más misteriosos de los dinosaurios, los Alvarezsauridos, y es uno de los miembros más grandes -2,6 metros- de esta familia. Primero fue descubierto por el doctor Powell, pero ahora se ha descrito y ha sido denominado Bonapartenykus Ultimus en honor del doctor José Bonaparte, quien descubrió el alvarezsaurido por primera vez en 1991 en la Patagonia.

"Esto demuestra que los alvarezsáuridos persistieron en América del Sur hasta el Cretácico más reciente", dice Martin Kundrat.

Los dos huevos que se encuentran junto con los huesos podrían haber estado dentro de los oviductos de las hembras Bonapartenykus cuando los animales perecieron. En las cáscaras aparecen otros numerosos fragmentos que pueden ser calcita de la capa de la cáscara interior, lo que sugiere que al menos algunos de los huevos se incubaron y contenían embriones en una etapa avanzada de su desarrollo.

Martin Kundrat analizó las cáscaras de huevo y se encontró que no pertenecen a ninguna categoría conocida de la microestructura de la cáscara del huevo basado en la taxonomía. Durante la inspección de las muestras utilizando el microscopio electrónico de barrido también se observaron objetos fosilizados en el interior del conducto de las cáscaras de huevo. Resultó ser la primera evidencia de contaminación por hongos en los huevos de dinosaurio, dice el experto sueco.

Los Alvarezsauridos eran pequeños (entre 0,5 y 2,5 metros) dinosaurios bípedos con plumas, hallados en Asia, América del Norte y del Sur. Tenían un cráneo similar a las aves, diminutos dientes, típicos antebrazos robustos, pero abreviados considerablemente, y desarrollaron digitos manuales con masivas falanges incluyendo una enorme garra.

EUROPA PRESS

jueves, 12 de abril de 2012

Un paso adelante en el conocimiento de un sistema planetario cercano

Un paso adelante en el conocimiento de un sistema planetario cercano
Un nuevo observatorio, aún en construcción, ha dado a los astrónomos una información fundamental para dar un paso adelante en el conocimiento de un sistema planetario cercano y ha proporcionado claves importantes sobre cómo este tipo de sistemas se forman y evolucionan. Utilizando el Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA), los astrónomos han descubierto que los planetas que orbitan la estrella Fomalhaut deben ser mucho más pequeños de lo que se pensaba en un principio. Este es el primer resultado científico de ALMA publicado en su primer periodo abierto de observaciones, abiertas a astrónomos de todo el mundo.

El descubrimiento ha sido posible gracias a las imágenes extremadamente precisas que ALMA obtuvo de un disco o anillo de polvo que orbita Fomalhaut, que se encuentra a unos 25 años luz de la Tierra. Esto ayuda a resolver una controversia surgida tras los datos obtenidos por investigadores que estudiaron anteriormente este sistema. Las imágenes de ALMA muestran que, tanto el borde exterior como el interior del fino disco de polvo, tienen cantos muy definidos. Este hecho, combinado con las simulaciones hechas por ordenador, llevó a los investigadores a la conclusión de que las partículas de polvo en el disco se mantienen dentro del mismo por el efecto gravitatorio de dos planetas — uno que se encuentra más cerca de la estrella que el propio disco y otro más alejado.

Sus cálculos también indicaban el posible tamaño de los planetas — más grandes que Marte pero no mayores que unas cuantas veces el tamaño de la tierra. Esto implica un tamaño mucho menor al inicialmente planteado por los astrónomos. En 2008, una imagen del Telescopio Hubble de la NASA/ESA reveló el planeta interior -que se creía mayor que Saturno, el segundo planeta más grande de nuestro Sistema Solar-. Sin embargo, observaciones realizadas posteriormente con telescopios infrarrojos no lograron detectar el planeta.

Esto llevó a algunos astrónomos a dudar de la existencia del planeta captado en la imagen del Hubble. La imagen del rango óptico obtenida por el Hubble también detectó granos de polvo muy pequeños que eran empujados hacia el exterior por la radiación de la estrella, emborronando así la estructura del disco de polvo. Las observaciones de ALMA, en longitudes de onda mayores que las del rango visible, detectaron granos de polvo más grandes — de alrededor de un milímetro de diámetro — que no eran empujadas por la radiación estelar. Revelan claramente los marcados bordes del disco y su estructura en forma de anillo, lo cual indica el efecto gravitatorio ejercido por dos planetas.

"Combinando las observaciones de ALMA de la forma del anillo con los modelos hechos por ordenador, podemos poner límites muy precisos a las masas y las órbitas de cualquier planeta que esté cerca el anillo," afirma Aaron Boley (un Sagan Fellow de la Universidad de Florida, EE.UU.) quien ha liderado este estudio. "Las masas de estos planetas deben ser pequeñas; de otro modo los planetas habrían destruido el anillo," añadió. Los científicos afirman que el pequeño tamaño de los planetas explica por qué las observaciones llevadas a cabo con anterioridad en el rango infrarrojo no pudieron detectarlos.

Las investigaciones de ALMA demuestran que la anchura del anillo es de unas 16 veces la distancia del Sol a la Tierra, y su grosor es de tan solo una séptima parte de su anchura. "El anillo es incluso más estrecho y fino de lo que se pensaba en un principio," afirmó Matthew Payne, también de la Universidad de Florida.

El anillo está a una distancia de su estrella equivalente a 140 veces la distancia Sol-Tierra. En nuestro propio Sistema Solar, Plutón se encuentra unas 40 veces más lejos del Sol que la Tierra. "Debido al pequeño tamaño de los planetas que se encuentran cerca de este anillo y a la gran distancia que los separa de su estrella, están entre los planetas más fríos orbitando una estrella normal encontrados hasta el momento," añadió Aaron Boley.

Los científicos observaron el sistema Fomalhaut en septiembre y octubre de 2011, cuando solo una cuarta parte de las 66 antenas de ALMA estaba disponible. Cuando se finalice la construcción el próximo año, el sistema completo será mucho más efectivo. Incluso en esta etapa inicial (Early Science phase), ALMA ha sido lo suficientemente potente como para revelar la secreta estructura que había permanecido oculta a los anteriores observadores de ondas milimétricas.

"Puede que ALMA esté aún en construcción, pero ya es el telescopio más potente de su tipo. Esto es solo el principio de una nueva y emocionante era en el estudio de la formación de discos y planetas en torno a otras estrellas", concluye el astrónomo de ESO y miembro del equipo Bill Dent (ALMA, Chile).

Loading player...


Observatorio Europeo Austral, ESO

miércoles, 11 de abril de 2012

Los cráteres de subsidencia de Marte podrían albergar vida

Los cráteres de subsidencia de Marte podrían albergar vida
Esta semana la sonda Mars Express de la ESA nos muestra varias cadenas de cráteres de subsidencia en la falda de uno de los mayores volcanes del Sistema Solar. Dependiendo de cómo se hayan formado, podrían llegar a ser un lugar muy tentador para buscar vida microbiana en el Planeta Rojo.

Estas imágenes, tomadas el 22 de junio de 2011, muestran las formaciones de Tractus Catena, en el cuadrángulo de Arcadia. Esta zona forma parte de la extensa región de Tharsis, en la que también se encuentra un grupo de enormes volcanes, entre los que destacan los tres conocidos como Montes de Tharsis. Al norte descansa el Monte Alba o Alba Patera, uno de los volcanes más grandes del Sistema Solar en términos de superficie y volumen.

Las fosas de Tractus Catena parten de la ladera sudeste del Monte Alba, y están formadas por largas cadenas de depresiones circulares que se extienden a lo largo de fracturas en la corteza marciana.

Las cadenas de cráteres de subsidencia podrían tener un origen volcánico. En ocasiones, la colada de lava emitida por un volcán empieza a solidificar en superficie, creando un tubo por el que continúa fluyendo la lava fundida.

Cuando cesa la actividad volcánica, el tubo se vacía, dejando tras de sí una cavidad subterránea. Con el paso del tiempo, el techo de la cavidad puede llegar a derrumbarse, formando depresiones circulares en la superficie del terreno. En la Tierra, se pueden ver ejemplos de este fenómeno en la falda del volcán Kilauea, en Hawái. En la Luna, el cañón Hadley - visitado por la tripulación del Apolo 15 en 1971 - podría haberse formado de forma similar hace miles de millones de años.

Estas cadenas también podrían tener su origen en los esfuerzos internos de la corteza marciana, que habrían dado lugar a largas depresiones paralelas conocidas como fosas tectónicas. Con frecuencia, estas fosas están asociadas con fenómenos de subsidencia.

Pero sin duda, la hipótesis más drástica es la que apunta a la acción de las aguas subterráneas. Aquí en la Tierra tenemos muchos ejemplos de estructuras similares en los paisajes kársticos – cuyo nombre hace referencia a la región caliza que se extiende entre Eslovenia e Italia, donde se estudió este fenómeno por primera vez.

Uno de los ejemplos más famosos en nuestro planeta es la red de cenotes de la península del Yucatán, en México. Estos profundos pozos naturales dejan sus aguas al descubierto cuando se derrumba el techo de una cavidad de origen kárstico.

Esta teoría es la más interesante desde el punto de vista de la búsqueda de vida microbiana en Marte. Si los cráteres de subsidencia son el resultado del colapso de cavidades subterráneas, estas formaciones también podrían haber protegido a ciertos microorganismos de las condiciones extremas de la superficie de Marte.

La exploración robótica de la superficie de Marte indica que la radiación allí es unas 250 veces más intensa que en la Tierra, duplicando los niveles a los que están expuestos los astronautas a bordo de la Estación Espacial Internacional. Si esta cadena de cráteres está asociada a un sistema de cuevas, en un futuro podrían servir de refugio a los astronautas que exploren el Planeta Rojo.

Independientemente de cómo se hayan formado, estas cadenas de cráteres de subsidencia ilustran una vez más las múltiples similitudes entre los procesos geológicos de Marte y de la Tierra, y proponen interesantes objetivos para las futuras misiones de exploración.

European Space Agency, ESA

lunes, 9 de abril de 2012

El observatorio de Forcarei detecta una supernova a unos 35 millones de años luz

El observatorio de Forcarei detecta una supernova a unos 35 millones de años luz
El observatorio astronómico de Forcarei ha detectado una supernova a aproximadamente 35 millones de años luz de distancia, la tercera que avista el centro pontevedrés, según informó en un comunicado.

El pasado 16 de marzo, el telescopio Canadá-France situado en Muana Kea, en Hawaii, detectó una estrella candidata a convertirse en una nueva supernova del tipo IIP, en la galaxia espiral barrada de la constelación de Leo denominada M95.

El observatorio de Forcarei se hizo eco de este fenómeno y con su telescopio de 51 centímetros le viene haciendo un seguimiento a la estrella desde el primer momento hasta que deje de ser visible.

No en vano, el brillo de la supernova SN2012aw es tan alto que incluso puede verse con la ayuda de un telescopio aficionado medio.

Según la teoría de la evolución estelar, una estrella masiva o supermasiva, con una masa al menos ocho veces superior a la del sol en su origen, al final de su vida explota.

Este fenómeno, denominado supernova, produce unos destellos de luz tan brillantes e intensos que pueden verse a través de la galaxia a la que pertenece, y que pueden perdurar desde semanas hasta varios meses, detalla la nota del observatorio de Forcarei.

La onda expansiva de la explosión de una supernova puede perturbar zonas próximas del medio interestelar y provocar el nacimiento de nuevas estrellas o incluso de sistemas solares, mientras que la supernova se acaba convirtiendo en una estrella de neutrones o en un agujero negro.

EFE

domingo, 8 de abril de 2012

'El fin del principio' de Adam Frank

'El fin del principio' de Adam Frank
¿De dónde viene el concepto de tiempo? ¿Cómo ha ido cambiando a lo largo de la historia de la Humanidad? Y sobre todo... ¿hasta cuándo va a durarnos? Estas son algunas de las preguntas, algunas con respuesta y otras no, que plantea Adam Frank, catedrático de Astrofísica en la Universidad de Rochester (Nueva York) en su último libro: 'El principio del fin', que acaba de ser editado en España por la editorial Ariel.

Frank, que recientemente ha recibido el premio de la Sociedad Astronómica de Estados Unidos por su trabajo de divulgación científica, parte de la idea de que el comienzo de todo, que ahora se considera que fue el Big Bang, dado lugar al Universo, está a punto de ser sustituido. La Cosmología, con sus imparables avances, ya ha planteado nuevas hipótesis, como la compleja teoría de cuerdas o la de los multiuniversos, que podrían "dar origen a una nueva era", en palabras del propio Frank.

¿Y como esa nueva era va a transformar nuestro tiempo? Esta es la reflexión que plantea el astrofísico en su libro. Con un lenguaje ameno, en el que no faltan entretenidas anécdotas, pero sin perder el rigor científico, Frank relata los cambios que se han producido en la concepción del tiempo desde hace 60.000 años hasta nuestros días...

'El fin del principio' / Adam Frank / Edita Ariel / Año 2012 / 493 páginas / 24,90 euros

Rosa M. Tristán | ELMUNDO.es

sábado, 7 de abril de 2012

Científicos españoles desvelan el «misterio» del yeso

Científicos españoles desvelan el «misterio» del yeso
Incluso algo tan cotidiano y aparentemente bien conocido como el yeso puede, después de todo, encerrar un gran misterio. Presente en casi todas nuestras construcciones, fabricado por cientos de toneladas en todo el mundo y con aplicaciones que van desde la Ingeniería a la Medicina la realidad es que, hasta ahora, nadie había acertado aún a adivinar el secreto de su formación. Ahora, un grupo de investigadores del Laboratorio de Estudios Cristalográficos (CSIC-Universidad de Granada), en colaboración con la Universidad de Leeds, acaba de publicar un trabajo en el que el misterio queda, por fin, desvelado.

Una investigación que abre las puertas, además, a nuevas formas de obtener yeso al margen de los complejos y costosos procedimientos actuales. El estudio, por su importancia, ha merecido la portada de esta semana de la revista Science.

"La gran sorpresa es que el yeso no nace siendo yeso", asegura a ABC.es Juan Manuel García Ruiz, director del Laboratorio de Estudios Cristalográficos. "Es decir, que el yeso no se forma directamente sino que lo hace a partir de de otro mineral, la bassanita".

Pero vayamos por partes. En la naturaleza, el mineral de yeso cristaliza a partir de una solución (líquida), rica en sulfato cálcico. Hasta ahora se pensaba que, siguiendo un proceso llamado nucleación, las pequeñas partículas de yeso se iban uniendo hasta formar diminutos cristales estables, que ya no se disuelven. A partir de ahí, y con el paso del tiempo, esos pequeños cristales podían empezar a crecer.

En condiciones favorables y que no cambien durante un largo tiempo, el tamaño de esos cristales puede llegar a ser impresionante, tal y como sucede, por ejemplo, en la Cueva de los Cristales de Naica, en México, donde llegan a superar los diez metros de longitud.

Juan Manuel García Ruiz ha estudiado durante años los cristales de Naica, intentando averiguar cómo se originaron exactamente. Sus trabajos ya han sido portada de revistas como Geology o PNAS, y las espectaculares imágenes de la cueva de Naica y sus cristales gigantes han llegado al gran público en forma de documentales y artículos de divulgación.

Fue precisamente intentando averiguar el origen de esa maravilla natural que es Naica como García Ruiz, Alexander van Driessche y Mercedes Osorio, del citado Laboratorio de Estudios Cristalográficos, junto al grupo de Liane Benning, de la Universidad de Leeds, se dieron cuenta de la realidad.

Y la realidad es que el yeso no nace como yeso, sino como bassanita. "Pensábamos que las partículas se iban uniendo poco a poco hasta que surgía un cristal de yeso, pero nos equivocábamos", asegura García Ruiz. Lo cual tiene una enorme importancia...

José Manuel Nieves | ABC.es

viernes, 6 de abril de 2012

Los embriones de reptiles fósiles más antiguos

Los embriones de reptiles fósiles más antiguos. Gustavo Lecuona
Un equipo de científicos franceses ha descubierto en Uruguay y Brasil los embriones de reptiles fósiles más antiguos nunca estudiados y cuya edad alcanza los 280 millones de años, según ha informado el Centro Nacional francés de Investigaciones Científicas (CNRS, en sus siglas en francés).

Los embriones de estos reptiles acuáticos, denominados mesosauros, son 60 millones de años más viejos que los que se conocían hasta ahora.

El estudio, publicado en la revista científica 'Historical Biology', revela, además, nuevas informaciones sobre el modo de reproducción de los mesosauros, aunque no llega a esclarecer si eran vivíparos (el embrión se desarrolla dentro de la hembra) u ovíparos (se desarrolla en un huevo).

Los paleontólogos del CNRS, del Museo de Historia Natural de Francia y de la Universidad Pierre y Marie Curie de París estudiaron en Iratí, suroeste de Brasil, los especímenes en gestación, y demostraron que los mesosauros que poblaban este territorio retenían los embriones en el útero durante la mayor parte del desarrollo embrionario.

Por ello los investigadores creen que pueden tratarse de ejemplares vivíparos.

En Mangrullo, en el noreste de Uruguay y también en la cuenca del Paraná, el mismo equipo de científicos exhumó 26 especímenes de mesosauros adultos asociados todos o bien a embriones o a individuos muy jóvenes que datan de la misma época que los fósiles brasileños.

El hallazgo "es difícil de interpretar, pero probablemente se trata en la mayor parte de los casos de embriones en el útero, lo que apoya la tesis de que eran vivíparos", explican los científicos del CNRS.

No obstante, los expertos también encontraron un huevo aislado que matiza la opción del viviparismo, y sugiere que los mesosauros de Uruguay ponían huevos en un estado avanzado de desarrollo que debían hacer eclosión poco después, por lo que sustentaría la tesis del oviparidad.

EFE

jueves, 5 de abril de 2012

Captan la evolución de una galaxia espiral a una elíptica

Captan la evolución de una galaxia espiral a una elíptica
Un equipo de científicos ha logrado captar la transición de una galaxia espiral a una elíptica, un hallazgo que contribuirá a entender la evolución galáctica, informó la agencia espacial estadounidense, NASA.

Con ayuda del Observatorio "Galaxy Evolution Explorer" de la NASA, el equipo de investigadores ha detectado cómo la galaxia NGC 3801 está perdiendo parte del gas frío de su interior, síntoma de esta transformación.

Desde hace tiempo se sabe que las galaxias espirales ricas en gas, como nuestra Vía Láctea, se contraen para crear las galaxias elípticas, entre ellas la observada en el estudio, con poca población de estrellas.

El proceso que guía la gran transformación de las galaxias jóvenes en espiral a las galaxias elípticas es la rápida pérdida de gas frío, que hace las veces de combustible para la formación de nuevas estrellas. Los expertos creen haber encontrado ese rasgo en la NGC 3801.

"Hemos detectado una galaxia en el acto de la destrucción de su combustible gaseoso para (la creación de) nuevas estrellas" indica Ananda Hota, autor principal del estudio publicado en "Monthly Notices" de la Royal Astronomical Society, según recoge la NASA en un comunicado.

Un hallazgo que, a juicio del astrónomo, es la "pieza crucial que faltaba para conectar y resolver el puzzle de esta fase de evolución de las galaxias".

Los investigadores utilizaron el Galaxy Evolution Explorer para determinar la edad de las estrellas de la galaxia y descifrar su historia evolutiva.

Las observaciones ultravioletas revelan que la formación de estrellas en NGC 3801 se agotó en los últimos 100 a 500 millones de años, lo que demuestra que la galaxia ha dejado atrás años de juventud y ha comenzado la transformación.

Los agujeros negros supermasivos que residen en los centros de las galaxias pueden estallar por la congestión del gas durante las fusiones galácticas y disparar chorros de materia desde su interior, dando lugar a lo que se conoce como un núcleo galáctico activo.

Según la teoría, las ondas de los chorros se calientan y dispersan las reservas de gas frío en las galaxias elípticas, evitando así la formación de nuevas estrellas.

Los investigadores señalan que la galaxia NGC 3801 es la única en el que la evidencia de la fusión se ve claramente y las ondas del centro del agujero negro ha comenzado a dispersarse hace relativamente poco tiempo.

Según Hota, el proceso pudo comenzar "probablemente hace 1.000 millones de años", un periodo de tiempo que, dijo, "no es muy largo comparado con los 10.000 millones de años de una gran galaxia común".

EFE

Hallados en China tres esqueletos de Yutyrannus huali: bello tirano con plumas

Hallados en China tres esqueletos de Yutyrannus huali: bello tirano con plumas
Tres esqueletos hallados en China han revelado que el dinosaurio más grande con plumas pesaba más de una tonelada, era más pequeño que su pariente el Tiranosaurio Rex y vivió en el Cretácico inferior, según informa la revista Nature.

Los huesos -encontrados en la provincia de Liaoning (noreste de China)- pertenecieron a un adulto y dos crías, de una especie prima de los grandes tiranosaurios, que un equipo de científicos chinos y canadienses han bautizado como "Yutyrannus huali" ("bello tirano con plumas", en una mezcla de latín y mandarín).

Los paleontólogos saben desde hace más de una década que algunos pequeños dinosaurios tuvieron plumas parecidas a las de los pájaros gracias al hallazgo de varios fósiles en esta región china, pero el descubrimiento anunciado hoy indica que existió al menos una especie de gran tamaño que también las tenía.

Mientras que las dos crías debieron pesar alrededor de media tonelada, el ejemplar adulto alcanzó los 1.400 kilos y nueve metros de largo, unas dimensiones que le convierten en el animal con plumas más grande que se conoce, vivo o extinto.

Su tamaño era "considerablemente menor" que el de su primo cercano, el Tiranosaurio Rex, pero cuarenta veces más grande que el mayor dinosaurio con plumas encontrado hasta ahora.

El Yutyrannus distaba mucho de lucir un plumaje como el de las aves actuales; sus plumas "eran simples filamentos y se parecían más a las de un pollito moderno que a las plumas rígidas de un ave adulta", detalló Xu Xing, autor principal del artículo e investigador del Instituto de Paleontología y Paleoantropología de Vertebrados de Pekín.

Los expertos consideran que las plumas cumplían una función aislante, ya que su escasez y el gran tamaño del dinosaurio descartan totalmente que pudiese volar.

Precisamente, el hallazgo de estos esqueletos es importante porque respalda la teoría de que las plumas primitivas pudieron servir como aislamiento en lugar de para volar.

A diferencia de su pariente, el Tiranosaurio Rex, que vivió en una época cálida, el Yutyrannus existió a mediados del Cretácico inferior, un período que se extiende desde hace 145 millones de años hasta hace 98 millones y en el que las temperaturas descendieron, por lo que el plumaje debió servir para protegerle del frío.

El descubrimiento "incrementa considerablemente el espectro de dinosaurios con plumaje de los que tenemos pruebas. Es posible que las plumas estuvieran mucho más extendidas de lo que los científicos hemos pensado hasta hace pocos años, al menos entre los dinosaurios carnívoros", añadió Xu.

Aunque el Yutyrannus comparte varias características con los tiranosaurios más recientes, conserva también rasgos de los más primitivos, como tres dedos en sus extremidades anteriores o la forma del cráneo.

EFE

miércoles, 4 de abril de 2012

El cráneo del dinosaurio más grande de Europa

El cráneo del dinosaurio más grande de Europa
La Fundación Conjunto Paleontológico de Teruel-Dinópolis ha presentado este martes los restos fósiles del cráneo del Turiasaurus riodevensis, el "Gigante europeo", un hallazgo que ayudará a completar el esqueleto de este dinosaurio que vivió hace 145 millones de años y cuyos primeros huesos se encontraron en 2003.

Los restos, más de 24 huesos craneales y siete dientes, se han dado a conocer en el Laboratorio de Paleontología de la Fundación Dinópolis, y fueron encontrados en la campaña de 2005 en el yacimiento de Barrihonda-El Humero, en la localidad de Riodeva.

Según los investigadores, los cráneos de este tipo de dinosaurios "rara vez se conservan" porque son extremadamente frágiles -cuatro de cada cinco saurópodos hallados carecen de cráneo-, sin embargo, en esta ocasión, se ha podido recuperar información del 70 por ciento, después de varios años de preparación e investigación.

"Turiasaurus riodevensis -de unos 30 ó 35 metros de longitud- se convierte así en el saurópodo más completo de la Península Ibérica", según los paleontólogos, quienes han publicado este nuevo hallazgo en la revista científica Journal of Systematic Paleontology.

Los restos fósiles presentados hoy ratifican que se trataba de un dinosaurio herbívoro, con un cráneo de 78 centímetros -el húmero hallado en 2003 mide 179 centímetros- y suponen una nueva aportación al esqueleto de este animal, del que ya tienen un 55 por ciento.

El investigador Rafael Royo ha explicado que el equipo de paleontólogos tardó dos años en preparar el material "minuciosamente", hueso a hueso, que se comparó con otros fósiles ya conocidos.

Royo ha detallado que además de restos fósiles del cráneo tienen del cuello, de las vértebras de la espalda, de la pata delantera y trasera, cadera y escápula y ha agregado que el hallazgo de la cabeza confirma esta nueva especie, Turiasaurus riodevensis.

La primera vez que los investigadores hablaron de esta especie fue en 2006, cuando publicaron sus descubrimientos en Science.

Ese año, además de definir la especie se creó un nuevo grupo de saurópodos llamado Turiasauria y estudios posteriores demostraron que los representantes de este grupo se encuentran dispersos por Europa y Tanzania y que vivieron desde el Jurásico Medio (hace 170 millones de años) hasta el límite entre el Jurásico y el Cretácico (hace 150-140 millones de años).

La antigüedad de la especie Turiasaurus riodevensis, de 40 toneladas y una boca con unos 60 dientes, se estima en 145 millones de años.

Los saurópodos gigantes de cada continente se reparten entre Argentinosaurus, en América del Sur, Seismosaurus para América del Norte, Giraffatitan y Paralititan en África, Mamenchisaurus en Asia y Turiasaurus en Europa.

De todos ellos, los únicos que presentan información del cráneo son Giraffatitan, Mamenchisaurus y, ahora, Turiasaurus.

EFE

martes, 3 de abril de 2012

Venus pasa por las Pléyades

Venus pasa por las Pléyades. Foto: Jimmy Westlake
Venus pasa esta semana por las Pléyades, un grupo de estrellas en forma de racimo, en una conjunción poco común que podrá verse con unos pequeños prismáticos a la caída del sol.

El encuentro comenzará la noche del 2 de abril, cuando Venus entre en las afueras del racimo y se podrá identificar a través de prismáticos o un pequeño telescopio como el objeto más brillante mirando hacia el oeste.

La NASA señaló en un comunicado que la mejor noche para observar el fenómeno será la de mañana martes, cuando el planeta se deslice justo hacia el sur.

Las Pléyades, también conocidas como las "Siete Hermanas", son un cúmulo de estrellas jóvenes que Venus atraviesa aproximadamente cada 8 años.

Son relativamente jóvenes, ya que su formación data tan sólo de 100 millones de años atrás, durante la era de los dinosaurios en la Tierra.

Las estrellas más grandes y brillantes son de color azul-blanco y tienen un tamaño de unas cinco veces mayores que nuestro Sol.

Su distancia, también relativamente corta a unos 400 años luz de distancia, está dentro del límite de visibilidad del ojo humano.

EFE

domingo, 1 de abril de 2012

Cuando el Universo pisó el acelerador

Cuando el Universo pisó el acelerador
La colaboración SDSS-III, en la que participa el IAC, ha conseguido determinar la distancia entre las galaxias formadas hace 6.000 millones de años, justo cuando la expansión del Universo comenzaba a acelerar. La exactitud de sus mediciones, inédita hasta el momento, ofrece nuevas pistas sobre la enigmática energía oscura, a la que se atribuye la aceleración.

El Universo se expande cada vez más rápido. Detrás de esta aceleración podría esconderse la enigmática energía oscura, una fuerza presente en todo el Universo pero de la que los científicos saben muy poco. La colaboración SDSS-III, en la que participa el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), ha dado un nuevo paso para resolver el misterio: han logrado determinar, con una exactitud inédita hasta la fecha, la distancia a la que se encuentran las galaxias que surgieron justo cuando el Universo comenzaba a pisar su acelerador. El estudio consigue retrotraer a los astrónomos al momento en el que, supuestamente, la energía oscura hizo su aparición.

Como explica Carlos Allende Prieto, coordinador científico de la colaboración en el IAC, los datos forman parte del proyecto de cartografiado BOSS, que se ha marcado el objetivo de crear la mayor fotografía en 3D de la distribución de galaxias del Universo para, así, determinar la densidad de la energía oscura. En un total de seis artículos científicos que salen a la luz hoy, los investigadores de SDSS-III dan cuenta de la posición de más de 300.000 galaxias, lo que les ha permitido retroceder en el tiempo 6.000 millones de años. Es sólo el principio: para 2014, cuando BOSS concluya sus observaciones en el Observatorio de Apache Point (Nuevo México, EEUU), los científicos habrán triplicado el volumen de datos.

Aún queda mucho por saber, pero la investigadora del IAC y participante en BOSS Claudia Scóccola adelanta algunas conclusiones: “Las observaciones de BOSS confirman que la materia ordinaria, de la que nosotros mismos estamos hechos, es minoritaria en el Universo. El componente más abundante sería la energía oscura”. Una energía oscura que supone una interpretación alternativa a la constante cosmológica que Albert Einstein introdujo en las ecuaciones que rigen la expansión del Universo: una pequeña pero irreducible energía que acelera la expansión del Universo de manera constante.

Los primeros pasos de BOSS desvelan más detalles: “El Universo es plano. Más plano que una tortita. Es incluso más plano que una fina crêpe”, explica el investigador de la Universidad del Estado de Ohio (EEUU), David Weinberg.

Pero, ¿cuál es el proceso por el que se consigue llegar a estas conclusiones? Cuando BOSS mira al Universo ve galaxias y grupos de galaxias que forman muros y filamentos separados por gigantescos vacíos. Estas estructuras crecieron a partir de pequeñas perturbaciones en el Universo temprano que llevan la huella de las oscilaciones acústicas de bariones (BAO), ondas de presión a las que la materia ordinaria se vio sometida cuando la densidad en el Universo era mil millones de veces mayor que la actual. “Las señales BAO se distribuyeron de forma regular en el Universo primitivo. Por ello, podemos señalar que, con creciente probabilidad, la separación entre dos galaxias hoy en día es de alrededor de 500 millones de años luz”, afirma el director del SDSS-III e investigador del Harvard-Smithsonian Center for Astrophysics, Daniel Einsenstein. Este número mágico es el llamado ‘pico de separación BAO’.

La distancia exacta entre dos galaxias depende de los parámetros que conforman el Universo, entre ellos, la cantidad de energía oscura que alberga. Así que, si se determina con claridad el pico BAO, será más fácil seguir la pista a la energía oscura. Esa es la premisa que sigue BOSS, que acaba de conseguir determinar el pico BAO con un margen de error del 2%: la medida más exacta de la separación entre galaxias tomada hasta la fecha.

Para los integrantes de la colaboración, es un resultado muy satisfactorio: “Sólo contamos con un tercio de la información que proveerá BOSS y por delante tenemos experimentos muy interesantes”, explica el profesor de cosmología de la Universidad de Portsmouth (Reino Unido) Will Percival.

Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC)

Seguidores

Noticias Recientes


CC 2.5Noticias de Ciencia. Template por Dicas Blogger.

Inicio